PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL TLC COSTA RICA-USA

Introducción:
El 16 de septiembre de 2005, los señores Alvar Antillón Salazar, Franklin Chang Díaz, Rodrigo Gámez Lobo, Gabriel Macaya Trejos y Guido Villalta Loaiza emitieron el Informe Final de Carácter General no Vinculante sobre el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos de América. A pesar que los ilustres miembros de esta Comisión solicitan no reproducir el documento en forma parcial, nos hemos tomado el atrevimiento, por la importancia que tiene para el país, de hacer un resumen del mismo. Para mantener la imparcialidad, no se han incluido comentarios y nuestro único fin, es que los costarricenses tengan más elementos de juicio para tomar partido sobre este delicado asunto.
Donatien.

Existen asimetrías en los resultados de la negociación?

En lo fundamental, en resultados asimétricos se exponen algunos ejemplos:

En el ámbito de lo que cada uno excluyó de la negociación:
Estados Unidos partió excluyendo subsidios agrícolas y pidiendo apertura en telecomunicaciones y seguros, lo cual finalmente logró. Costa Rica partió excluyendo telecomunicaciones y seguros, lo que finalmente cedió.

En apertura y acceso a mercados:
Estados Unidos logró la apertura inmediata para la gran mayoría de sus productos y una apertura para algunos productos en un plazo máximo de 20 años. Costa Rica logra consolidar las condiciones ya existentes de acceso al mercado estadounidense en el ámbito de la ICC y de la CBTPA, así como la posibilidad de aumentar cuotas de exportación (no apertura) de algunos productos específicos como azúcar y etanol.

En el ámbito de inversiones:
Estados Unidos logra garantías para sus empresas en caso de que vinieran a invertir aquí, tales como trato nacional, prohibición de requisitos de desempeño, libre flujo de capitales, posibilidad de recurrir a árbitros internacionales para dirimir conflictos más allá de la jurisdicción nacional, posibilidad de interponer demandas contra el Estado sin que ésta sea recíproca, ampliación del concepto de expropiación, participación en compras gubernamentales, entre otras.
A cambio de estas condiciones – que desde el punto de vista de los negociadores son incentivos para la atracción de inversiones- Costa Rica pone a las empresas locales en igualdad de condiciones frente a las externas, lo que significa competir o morir, asumiendo esto como un proceso de selección natural. Las empresas locales tendrán que enfrentar con el TLC un incremento en la venida de nuevas empresas, productos y servicios.
Si lo vemos en términos de competitividad, Estados Unidos asegura condiciones favorables o abre mayores ventanas de oportunidad para la expansión de empresas que ya son de alta competitividad. Por su parte, Costa Rica supone, pero no asegura ni garantiza, que la competencia internacional de productos e inversiones generará más competitividad de empresas locales como si fuera un resultado mecánico del TLC o incluso se ha dicho que éste será un medio para que los costarricenses se obliguen a ser más competitivos. En este sentido, Estados Unidos reafirma un hecho y Costa Rica se aferra a una hipótesis o se auto impone una obligación sin certeza de poder cumplirla.

Institucionalidad y políticas de desarrollo:
El TLC no significa para Estados Unidos ninguna modificación sustantiva en su institucionalidad. En cambio mediante el TLC se compromete al país a la realización de cambios institucionales sustantivos, en ámbitos clave que trascienden en mucho el ámbito comercial. Varios autores han señalado, además que se restringen sustantivamente los márgenes de decisión política interna en materia de políticas para el desarrollo. Señalan además, que a pesar de las grandes diferencias y asimetrías de desarrollo humano entre los países centroamericanos, de los que siguen dando cuenta los informes del PNUD y salvo algunas excepciones, el TLC pone a Costa Rica un marco normativo homogéneo junto con todos los países centroamericanos, reduciendo la posibilidad de formular políticas de desarrollo diferentes como las que históricamente han permitido construir- junto con otros factores- sus particulares diferencias.

La relación importaciones-exportaciones en la economía nacional.
El TLC significa para Estados Unidos oportunidades para ampliar sus exportaciones a Centroamérica. Para Centroamérica significa que el TLC, además de reforzar las posibilidades de exportación hacia Estados Unidos, es también promotor de las importaciones desde ese país, que afectarán el comercio entre los países centroamericanos (desviación de comercio). Importaciones que si bien no tienen un peso tan significativo en conjunto para la economía estadounidense, son de un peso mayúsculo en las economías centroamericanas derivando de ahí impactos sustantivos no solo en el ámbito macroeconómico (balanza comercial) sino también en la producción local.

Introduce el TLC resguardos y compensaciones satisfactorios frente a las asimetrías?

El TLC no incluye un programa, mecanismos ni recursos de cooperación por parte de Estados Unidos hacia Costa Rica. Esta cooperación si está siendo otorgada a otros países centroamericanos. Costa Rica no cuenta así con uno de los instrumentos utilizados en otros acuerdos de integración y libre comercio, como ha sido el caso de la Unión Europea, a favor de los países menos desarrollados.
Cierto es que no se le puede pedir al TLC como tal que resuelva los grandes problemas estructurales que tienen nuestros países. Pero sí se debe clarificar si el TLC, por si solo, contribuye a resolver esos problemas o por el contrario los agravaría. Esta es la pregunta fundamental paras tomar una decisión sobre el mismo.
Si el TLC no aborda el problema de las asimetrías y si sus posibles beneficios y menores perjuicios dependen de factores que el Tratado no contiene, entonces el país debería prepararse para entrar a jugar bajo sus reglas. Consecuentemente, lo mejor sería hacer una acción política responsable para poner los bueyes a tirar de la carreta, amarrar bien el timón al yugo, definir a donde queremos ir, así como cual y cuanta carga llevar.

Existe asimetría jurídica en el Tratado?

Grupos y personas que objetan el Tratado alegan una asimetría de índole jurídica en el instrumento. Argumentan que el sistema costarricense de incorporar un tratado a su derecho interno es el único válido. Ignoran que estado, con diferentes sistemas jurídicos internos, se pueden obligar entre ellos mediante el derecho internacional, al cumplimiento de un instrumento como el TLC.

La contención de que la Sección 102 de la Ley de Implementación del TLC promulgada por la Cámara de Representantes de los Estados no es justa ni equilibrada ante los compromisos adquiridos por Costa Rica, no se sostiene. Cualquier medida contraria a las estipulaciones claras del Tratado suscritas, tal dice el texto, en buena fe, por los Estados Unidos, es única responsabilidad de dicho país y de nadie más.
Consecuentemente la igualdad en el nivel de obligatoriedad de las estipulaciones del TLC queda protegida por el hecho de que su incumplimiento autoriza a las demás Partes Contratantes a acudir al mecanismo de solución de controversias, disposición que garantiza el cumplimiento de lo acordado.

Por consiguiente, esta Comisión no encuentra disparidad o asimetría, al igual que, por ejemplo, Chile, México, República Dominicana y los demás estados centroamericanos, en cuanto a la validez y obligatoriedad internacional multilateral y bilateral del TLC, únicamente porque en inglés se le denomine Acuerdo y en español Tratado.

Puede realizarse una Renegociación del Tratado una vez que lo conozca la Asamblea Legislativa?

La Comisión ha escuchado de fuentes que no se oponen al TLC, como régimen de libre comercio sino por algunas disposiciones del instrumento que éste debe renegociarse. Esta Comisión ha considerado todos los aspectos de dicha proposición, en particular la estructura jurídica del TLC.
Renegociar la porción correspondiente a Costa Rica, no el texto general aplicable a todas las Partes, pudo haberse planteado como una posibilidad antes de que alguna de las Partes, los Estados Unidos o Costa Rica, hubieran ratificado el Tratado. Ahora, la renegociación bilateral como tal, no es posible. Tampoco se admite el recurso a reservas unilaterales legislativas de interpretación y mucho menos de no aceptación de determinados compromisos. Cualquier resultado de una hipotética renegociación, que implicara una variación tanto textual como conceptual de algunos términos del TLC, tendría que pasar por los mismos trámites del instrumento original.

Es el TLC para toda la vida?

El TLC no es un compromiso perpetuo. Si por alguna razón, una de las Partes Contratantes, considera imperativo escindir toda relación con el Tratado y sus obligaciones, lo puede hacer notificando al Depositario de tal decisión, la cual será efectiva seis meses después a partir de la fecha de notificación del Depositario de las Partes Contratantes. Como es natural y lógico, la denuncia no causa efecto sobre las obligaciones contractuales contraídas por las partes bajo las disposiciones del Tratado, sino que cada obligación contractual estará sujeta a sus propias cláusulas.

INTERCAMBIO COMERCIAL, INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA Y EMPLEO.

Importancia de los Estados Unidos en las Importaciones y Exportaciones del País.

En el año 2003, el 49% de las exportaciones de Costa Rica van hacia Estados Unidos, mientras que el 51% de los bienes importados que se compran en el mundo, provienen de ese mismo mercado. En ese mismo año, el saldo de la balanza comercial entre esos dos países tuvo un déficit para Costa Rica de U.S $ 903 millones. Actualmente la oferta de exportación costarricense a ese país incluye cerca de 1.670 diferentes productos.
Por otra parte también se importan buena parte de los insumos y bienes intermedios para producir los bienes finales que se exportan, especialmente en el área de la alta tecnología donde los componentes electrónicos poseen una amplia participación en el desglose de los bienes importados.
Otro factor al cual se atribuye el crecimiento experimentado en las exportaciones del país en las dos últimas dos décadas es la Inversión Extranjera Directa (IED) representada por la llegada de empresas extranjeras, principalmente de capital estadounidense. Entre 1999 y 2003, la inversión extranjera directa de compañías provenientes de los Estados Unidos fue el 54.1% del total de inversiones realizadas en este período en el país.
La estrategia desarrollada por Costa Rica para atraer nuevas inversiones del exterior, se ha fundamentado principalmente en la exoneración de impuestos y en el establecimiento de zonas francas, lo que ha hecho posible atraer empresas como PFIZER, INTEL, BAXTER, CONAIR, ABBOT LABORATORIES, hoy Hospira y consolidar la presencia de otras como CHIQUITA BRANDS, MERCK SHARP AND DOHME entre otras.
Resumiendo, el incremento en el valor de las exportaciones se puede atribuir a diversos factores entre ellos:

1- Un cambio en la estrategia de desarrollo del país, de una economía agraria, poco diversificada y protegida, hacia una más abierta, diversificada y competitiva dirigida hacia los mercados internacionales.
2- El establecimiento de incentivos a la atracción de inversión extranjera directa mediante zonas francas y exoneraciones fiscales.
3- Una política selectiva de atracción de inversiones, en compañías de alta tecnología y alto valor agregado.

Quiénes serán los grandes beneficiados con el TLC?
A partir de los datos expuestos en el informe es evidente que si hay aumento de las exportaciones a raíz del Tratado, manteniéndose las condiciones actuales, el principal sector beneficiado sería el de unas pocas compañías exportadoras. Sería necesario, en tal circunstancia, desarrollar políticas y acciones, que diversifiquen el perfil empresarial, logrando mayores encadenamientos de grandes y pequeñas empresas, en las diferentes actividades de exportación. Esto implicaría también una nueva política de promoción y desarrollo de MIPYMES exportadoras.
Por otro lado, no debemos olvidar la competencia que enfrentarían empresas productoras para el consumo local frente al ingreso de bienes y servicios provenientes de los Estados Unidos como resultado de la apertura comercial. Es también indispensable entonces una clara política que permita transformar una parte de estas empresas en exportadoras y mejorar la competitividad de aquellas que continuarán produciendo en el mercado local.
Finalmente es de esperar que algunas empresas, independientemente de su tamaño, y con las condiciones de competencia generadas por el Tratado no sobrevivirán, lo que tendrá un costo político y social que será necesario atender.

Cuál es la influencia de la IED en los empleos directos?
Pese a que el impacto que ha tenido la inversión extranjera directa en el valor de las exportaciones ha sido notable, desde una perspectiva global, sus repercusiones sociales en la generación de nuevos empleos y en el establecimiento de vínculos de abastecimiento ( encadenamientos) con empresas locales han sido limitadas.
Se estima que el total de la fuerza laboral del país es de 1.640.387 personas, de las cuales un 30% 359.282 personas laboran directamente en el sector exportador.
En el caso de los sectores de manufactura, se estima que la IED dedicada a la exportación y localizada en las zonas francas generó entre 1986 y el año 2000, alrededor de 35.000 empleos que representaron el 2.5% del total de la fuerza laboral. Esta cifra es baja si se compara con el dinamismo de otros sectores de la economía local, como en el caso del sector de servicios financieros, transporte y telecomunicaciones que en conjunto lograron crear aproximadamente 39.000 nuevas plazas de empleo entre 1986 y el 2000.
La atracción de IED en sectores como servicios e industria ha tenido un impacto relativamente positivo en la generación de empleos directos, y si se quiere mayor en comparación con el sector de la alta tecnología, debido a las características propias de cada sector. No obstante, en conjunto muestran una menor incidencia en la creación de encadenamientos y empleos si se compara con los sectores de agricultura y turismo.
Las empresas exportadoras del sector agrícola, son importantes no sólo por su aporte a la producción nacional, sino porque además generan un gran número de empleos indirectos debido a los encadenamientos que se establecen con empresas locales.

Recapitulando:
En estas condiciones la evaluación del impacto del Tratado sobre el empleo es difícil. Esto se vuelve aún más complejo si consideramos que la información disponible parte de una situación sin implementar el Tratado en Costa Rica y en la región, lo cual ha cambiado con su ratificación en otros países centroamericanos y en la República Dominicana,
Ahora bien, lo cierto es que el Tratado le da un énfasis particular a la producción y al empleo vinculados con la exportación, lo cual es importante y positivo para el país, dado el peso que ese sector tiene en la economía. Por esto, del Tratado no se desprenden oportunidades generales para todos los sectores sino a lo sumo, para sectores específicos, muy ligados a los procesos de exportación e IED. Por otra parte, dadas la estructura productiva y del empleo, la apertura propiciada por el Tratado podría significar contracciones o incluso la desaparición de actividades productivas y en esa medida de empleos existentes. Sobre esto último, es interesante como experiencia histórica, considerar lo sucedido en México desde la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, donde por un lado se generaron 500.000 nuevos empleos en el sector manufacturero pero se perdieron 1.300.000 de puestos de trabajo en el sector agropecuario de 1994 a 2002.
No se puede aseverar que lo sucedido en México sucedería necesariamente en Costa Rica con el Tratado por diferencias estructurales y coyunturales, pero constituye una señal importante sobre la necesidad de tomar decisiones complementarias que reduzcan los eventuales impactos negativos y maximicen los beneficios.

Aumentará el TLC la exportación de productos agrícolas?
La negociación del TLC en esta materia pareciera que en realidad no provocará cambios mayores en las condiciones de acceso existentes en la actualidad, por la apertura amplia de mercado que ya de hecho existe.
El resultado inmediato más evidente es el de consolidar y ampliar en algún grado la apertura ya existente en los productos costarricenses. El país tendría así acceso inmediato al 89% de sus productos y el 10.5% remanente quedaría sujeto a cuotas y otras negociaciones. Por su parte el 39.6% de los productos procedentes de los Estados Unidos tendría libre acceso inmediato y el resto de las importaciones tendría plazos de desgravación de 5 a hasta 15 años.

Como afecta el TLC los aspectos laborales?
Es importante acotar que por tratarse el TLC de un acuerdo comercial multilateral entre siete países con legislación laboral diferente, el principio rector en la negociación en materia laboral fue el respeto a los derechos internacionalmente reconocidos de los trabajadores así como a la legislación laboral interna, y ciertamente no a la homologación de las normas laborales de cada uno de los firmantes.
El Tratado plantea la aplicación de las regulaciones laborales de cada país, así como las reconocidas internacionalmente. Sin embargo, al referir lo laboral a los estándares ya existentes de cada país, se limita la posibilidad de mejorarlos o ampliarlos, lo que produciría de hecho, una homologación hacia abajo. Sin embargo, es importante resaltar que lo acordado en este capítulo, permite a los sectores laborales organizados, más posibilidades de hacer reconocer sus derechos.
Por otra parte, al definirse un mecanismo de sanciones por incumplimiento de leyes laborales que hace responsable al Estado y no a los empresarios e inversionistas, no se generan obligaciones compartidas. Esta Comisión manifiesta con énfasis que los compromisos laborales estipulados en el TLC representan para Costa Rica una muy seria obligación y responsabilidad y consecuentemente se hace indispensable fortalecer la capacidad del Estado costarricense para la vigilancia activa del cumplimiento de la legislación laboral local.

Cómo afecta el TLC los medicamentos y los agroquímicos.?
Hay un importante debate no resuelto, entre la Caja Costarricense de Seguro Social y la Cámara Nacional de Productos Genéricos en cuanto al impacto económico de lo acordado en el TLC sobre el acceso a medicamentos. Sin entrar a zanjar la discusión, está va desde cálculos de un impacto poco significativo en el costo de adquisición de medicamentos , hasta cifras de varios millones de dólares por año. Es importante aclarar que las compras de medicamentos de la CCSS representan un 30% del mercado nacional de esos productos. Lo que no ha sido refutado, es que el TLC tendrá un impacto importante sobre la industria de genéricos local. Frente a la protección de los datos de prueba , los fabricantes de genéricos tendrían que generar los propios, lo que implica un costo enorme y un aumento consecuente del costo del genérico, o bien esperar el vencimiento del período de protección de los datos de prueba, lo que retrasaría hasta cinco años, el acceso a genéricos de última generación. La desaparición de productores locales de genéricos afectaría la necesaria competencia sobre los productos de marca, lo que podría llevar a precios más altos de medicamentos y agroquímicos. La CCSS podría desarrollar una gestión adecuada de sus compras mediante el uso, permitido por el TLC, de importaciones paralelas, y en casos de excepción de licencias obligatorias, lo que atenuaría el impacto del posible aumento de los precios de los medicamentos genéricos o las prácticas monopolísticas de las grandes empresas farmacéuticas.

Que dice la Comisión con respecto a los agroquímicos?
Los agroquímicos representan un rubro principal del costo de producción de la mayoría de los productos agrícolas, del 15 % al 45% ( datos del Ministerio de Agricultura y Ganadería). Si el razonamiento hecho anteriormente, en cuanto a precios y el papel de la competencia de genéricos en su regulación, la protección de los datos de prueba por un período de 10 años, y su impacto en la industria local de productores de agroquímicos genéricos, podría llevar a una elevación de costos de producción importantes, con un impacto negativo en los consumidores locales y en la competitividad de las empresas agropecuarias.
Es interesante señalar que los plazos de protección de los datos de prueba son diferentes para los medicamentos y agroquímicos 5 y 10 años respectivamente. Se ha señalado que esta diferencia está ligada al costo de generación de estos datos de prueba. Sin embargo, la práctica internacional no permite sustentar esta explicación, ya que está muy bien documentado el mayor costo de generación de datos de prueba de medicamentos que de agroquímicos. Esta diferencia de plazo puede atribuirse al mayor o menor peso de los diferentes grupos de interés industriales en el proceso de negociación.

Recomendaciones sobre la propiedad intelectual.
Esta comisión señala la urgente necesidad de reforzar la capacidad nacional de manejo de los temas de propiedad intelectual. Los retos de la apertura de mercados y el libre comercio exigen un adecuado manejo teórico y operativo del tema. De aprobarse el Tratado, se debe dar un seguimiento cuidadoso y permanente a los precios de los agroquímicos y medicamentos para prever y controlar algunos de los posibles efectos señalados en este Informe. La capacidad jurídica especializada en propiedad intelectual, resulta requisito ineludible para enfrentar estos efectos, y dar al país la capacidad de gestión de los complejos asuntos que, en este campo, con Tratado o sin él enfrentaremos.

Cómo afecta el TLC el aspecto de las telecomunicaciones?
En Costa Rica, el grueso de las telecomunicaciones son transmitidas por el ICE, empresa nacional que opera como monopolio, suministrando dos servicios sociales básicos e indispensables para el bienestar de los costarricenses: energía eléctrica y las telecomunicaciones. Ambas podrían considerarse como garantías que el Estado se ha comprometido proveer a todos los ciudadanos. Esta universalidad es uno de los logros más importantes que el país ha alcanzado en las últimas décadas, que es necesario proteger. Otro principio que se busca es la solidaridad, que asegure el acceso de servicios para todos los grupos y estratos de la ciudadanía , incluyendo aquellos que se pueden considerar en desventaja, ya sea por situación geográfica, socioeconómica o aquellos que sufren de condiciones de minusvalía o enfermedad.
En las telecomunicaciones, al igual que en otras áreas, la apertura al libre comercio que trae consigo el TLC desata nuevas fuerzas (como la competencia, que se supone tiende a aumentar la eficiencia y a reducir los costos) que se ha tenido bajo cierto control con el monopolio Estatal. Estas fuerzas podrían estimular un mayor desarrollo pero también desequilibrar el esquema social que se ha ido creando los costarricenses. En particular, las garantías de servicios telefónicos que el estado provee a los sectores más pobres del país podrían verse afectadas. Por ejemplo, las tarifas para servicios básicos que el ICE proporciona a la gran mayoría de abonados no alcanzan a cubrir el costo real del servicio, lo que es subsidiado por tarifas diferenciadas y así como las utilidades en otros servicios, como el celular y la telefonía internacional.
Los objetivos sociales de universalidad y solidaridad podrían quedarse en simples declaraciones, ya que no hay ninguna garantía del desarrollo del marco del fortalecimiento y regulación previsto. Hasta hoy la Asamblea Legislativa no ha logrado ponerse de acuerdo en un texto base de la Ley de Fortalecimiento del ICE, y la comisión mixta que la discutía murió sin testar. El gobierno tampoco ha enviado el Proyecto de Ley Marco del ICE. Hay un riesgo para el cumplimiento de los objetivos anteriores si el TLC es aprobado sin contar con estos dos instrumentos fundamentales.
En cuanto al principio de gradualidad estipulado en el tratado, se debe señalar que los plazos establecidos para la aprobación de la legislación pertinente y el inicio de la apertura son tan perentorios, que en realidad hay simultaneidad y no gradualidad. No habría un período de acomodo del ICE a las nuevas condiciones de la apertura.
El principio de selectividad se concreta en la apertura de dos servicios de la más alta rentabilidad, precisamente aquellos que, en gran medida, sustentan los objetivos de solidaridad y universalidad, lo que llevaría a prever dificultades del ICE para su cumplimiento.
Si se decidiera la apertura de las telecomunicaciones costarricenses al libre comercio, la Comisión considera esencial la salvaguarda de los principales elementos de universalidad y solidaridad que la dinámica del libre mercado no contiene por sí sola. Los requisitos especiales que Costa Rica planteó redundaron en un tratamiento especial para el Estado costarricense en las negociaciones especiales bilaterales sobre el tema de las telecomunicaciones. Sin embargo, la Comisión enfatiza que el éxito de estas Normativas descansa en el logro de dos puntos indispensables.
1- El fortalecimiento del ICE dentro de un nuevo marco jurídico, cuya fecha límite fue extrañamente establecida a más tardar el 31 de diciembre de 2004 y
2- La creación de una autoridad reguladora.
El primero no se ha logrado y los lineamientos del segundo están suficientemente claros para la Comisión. Ambos, sin embargo, son responsabilidad de los costarricenses por medio de las agendas complementarias y de implementación y no dependen del TLC para su adopción. Pero no adoptarlos genera riesgos para el modelo solidario y universalista, que según el Tratado se pretende resguardar.

Cómo afecta el TLC el área de los seguros?
Queda claramente establecido en el contexto del Tratado que los servicios de Seguridad Social prestados por la Caja Costarricense de Seguro Social quedan fuera de la apertura. Sin embargo, el seguro de riesgos del trabajo sí está sujeto a la apertura, a pesar de ser un seguro social, porque no está suministrado por la Caja. Esta situación se explica brevemente, porque ambos seguros, el obligatorio de automóviles y el de riesgos del trabajo, fueron incluidos en el TLC para que puedan ser suministrados por aseguradoras privadas a partir del 1 de enero de 2011, ya que Costa Rica no está obligada a modificar la regulación actual de ambos seguros, siempre que ésta sea congruente con las obligaciones impuestas por el Tratado.
Preocupa a la Comisión que en la negociación, al permitirse la apertura del mercado seguros, incluyendo el seguro contra riesgos del trabajo, que es un seguro social así determinado por la Constitución Política, no se hizo una evaluación de los posibles impactos financieros en el INS, sobre el empleo en ese sector, sobre la inversión extranjera directa ni sobre el efecto que la apertura tendrá, en general, sobre toda la actividad de seguros en territorio costarricense.
Para la Comisión, sin embargo, el asunto que llama su atención se centra en la materia de los seguros de riesgos del trabajo. En el Tratado consta claramente que la apertura se establece con base en la Constitución Política. A pesar de ello, el seguro de riesgos del trabajo, allí definido como seguro social, es sometido a la libre competencia. Aquí podría entrar en juego la forma en que se establezca la regulación interna, la que incluso podría modificar lo que actualmente rige para riesgos del trabajo. Pero esta es una decisión de la Parte costarricenses, ya de hecho retrasada en la inmensa y urgente agenda complementaria que tiene por delante.
Qué debe contemplar al Agenda Complementaria al TLC?

Esta agenda debe de contemplar, al menos acciones en:
• Educación, enfatizando la ciencia, la tecnología, y los idiomas, la creatividad, la cultura y la ética, incluyendo el adiestramiento en competitividad comercial.
• El fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa con los encadenamientos respectivos.
• El mejoramiento de infraestructura como carreteras, puertos, vías de comunicación.
• Fortalecimiento de la Oficina de Propiedad Intelectual y desarrollo de la capacidad de gestión de este tema.
• La creación de una oficina de gestión de acuerdos comerciales.
• Reforma política administrativa, modernizando el estado y simplificando trámites y procedimientos.
• Mejoramiento, racionalización y armonización de la legislación.

Todo ello y más dependiendo tanto de la voluntad política de los gobiernos actual y futuros, como de los recursos que se logre reunir, producto, tanto de una mejor y más justa recaudación fiscal y de una mayor carga tributaria, como de endeudamiento a largo plazo con el fin de invertir en esos citados renglones.
La Agenda Complementaria, tal y como la entiende esta Comisión, no debería ser únicamente los préstamos que bajo esa denominación el Gobierno ha sometido a la Asamblea Legislativa. Su importancia trasciende lo allí contemplado.
Esta Comisión ha comentado en varias ocasiones que con o sin TLC es deber del estado costarricense implementar profundos cambios estructurales y de procedimientos administrativos, absolutamente necesarios para que la población se adapte a nuevos esquemas tecnológicos y a la globalización, a la nueva dinámica de la información instantánea, así como a los grandes, inevitables y cercanos retos energéticos y de medio ambiente que se presentan ya en el área centroamericana. Querámoslo o no, somos parte de una comunidad planetaria, estrechamente interconectada, en la que la soberanía de los estados a veces entra en conflicto con la realidad de su interdependencia.

Cuál es el rumbo del desarrollo nacional?
El análisis del TLC ha hecho evidente para la Comisión, que tal y como lo han venido señalando algunos estudios y autores, no tendría sentido aprobar o reprobar un Tratado y pretender enfrentar las serias consecuencias de la decisión, cualesquiera que éstas sean, si el país no corrige vacíos, rezagos y deficiencias que arrastra en el esquema de desarrollo que ha seguido en las últimas décadas.
Una de las características más destacadas del modelo de desarrollo que arrancó en la segunda mitad del siglo pasado, fue que transformó estructuras e instituciones básicas en lo social y económico. Esto permitió que los beneficios del progreso, el bienestar y las oportunidades se distribuyeran en una manera más equitativa, particularmente en comparación con otros países de la región. Esto trajo resultados muy positivos al país.
Es también un hecho conocido que ese modelo entró en problemas en los años 80, y desde entonces Costa Rica ha seguido un curso, a veces errático, en la búsqueda de ese nuevo modelo de desarrollo humano sostenible, que permita alcanzar el bienestar para todos.

El TLC es el resultado de una negociación en la que entran en juego intereses de diversa índole , externos o internos. Por eso es importante entender la negociación para poder hacer los cambios que como país se ha venido buscando. Pero quizá, de mayor relevancia, sea trabajar para lograr una integración hacia adentro, pues si no se puede ignorar la globalización, tampoco se puede ignorar la creciente fragmentación, desigualdad social y económica y estancamiento de la pobreza de la sociedad costarricense
La desigualdad que vive hoy el país, y que se agudiza cada día más, es una realidad que no se puede negar. Aún dentro de una misma región, como por ejemplo la Región Central, existe una notoria desigualdad y un proceso de exclusión. Baste hacer un recorrido por la periferia de San José, para comprobar la crudeza de esta verdad que salta a los ojos.
Si se profundiza un poco más, se observa un notorio deterioro de valores, el respeto por la individualidad de la otra persona, el reconocimiento y veneración a los ancianos, el cariño y preocupación por la niñez, el respeto a los bienes de los demás, así como la integridad de su vida, fácilmente se percibe que estamos ante una Costa Rica irreconocible. La creciente inseguridad social, el aumento del delito, y de asesinatos, pobreza en el crecimiento, hacinamiento y tugurización, la violencia intrafamiliar, muestran la terrible realidad de que mucha gente, no saldrá por sí misma de su situación. Ya ha sido excluida de los beneficios de la sociedad, signo claro de que el país está viviendo entonces, un acelerado proceso de exclusión
Cabe hacerse algunas preguntas tales como: Costa Rica es el primer país exportador per cápita en América Latina y el cuarto en el mundo. Cómo es posible que con estos datos no se haya logrado disminuir la pobreza?. Qué se debe hacer?. El problema parece no estar en el TLC, pues el país lleva muchos años exportando, lleva muchos años disfrutando de los beneficios de la Cuenta del Caribe y no ha logrado disminuirla sustancialmente.
He aquí un punto crucial en la presente reflexión, el bienestar y las oportunidades, no se han proyectado de una manera equitativa, los beneficios de la apertura comercial se han concentrado en un sector minoritario y las limitaciones y reducidas oportunidades se concentran en el sector mayoritario y menos favorecido.
Un estudio econométrico concluyó que varios de los países con sesgo pro desarrollo humano, llegaron a disfrutar de ciclos de desarrollo virtuosos, mientras que ninguno de los países que comenzó con un sesgo pro desarrollo económico logró dar ese salto. Ese comportamiento confirmaría la necesidad de dar prioridad al desarrollo humano si se quiere lograr un ciclo virtuoso con el crecimiento.

Qué pasa si Costa Rica no ratifica el Tratado de Libre Comercio?

Algunos de los efectos que se derivarían de la no ratificación del Tratado serían: una mayor desviación de comercio que la esperada, en todo caso aún aprobando el Tratado, una reducción de nuestras exportaciones a los Estados Unidos en algunos productos, debido al comercio preferencial entre éste y los países que forman parte del Tratado.

Además no hay certeza de que Estados Unidos mantenga las ventajas comerciales contenidas en la Iniciativa de la Cuenca del Caribe a una única nación de la región que no apruebe el Tratado ya vigente en el área. Adicionalmente se debe considerar también en el tema de exportaciones el vencimiento del acuerdo de exportación de textiles contemplados en el CBTPA.

Por otra parte Costa Rica estaría enviando a los mercados internacionales una señal contradictoria, que generaría desconfianza al retroceder en el esquema de apertura comercial que ha impulsado en las últimas dos décadas. Esto no solo podría influir negativamente en la atracción de inversión extranjera directa en el país, sino que también conllevaría eventualmente la emigración de algunas empresas ya instaladas en el país, hacia otros países de la región, donde pueden gozar de los beneficios del Tratado y del acceso preferencial al mercado estadounidense.
Este efecto dominó, se extendería incluso hacia otros países industrializados, fuera del continente americano, que ven en Costa Rica por un lado, como una plataforma para acceder al mercado norteamericano en condiciones preferenciales, mientras que por otro, el interés de establecerse en Costa Rica y formar alianzas con entidades y empresas costarricenses en áreas estratégicas en las cuales pueden aprovechar las ventajas competitivas que poseemos.
Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos previsibles, no se debería caer en visiones fatalistas o pesimistas, pues el país tiene muchas fortalezas y ventajas que, como se ha dicho, no dependen directamente del Tratado, por si mismo, serían sectoriales y no generales.

Qué pasa si Costa Rica ratifica el TLC?
Entre los efectos que podrían esperarse estaría una disminución en las exportaciones (desviación comercial) al ser sustituidos por los Estados Unidos especialmente en mercados como el de Guatemala y El Salvador, en algunos rubros como productos de industria alimentaria y papel. Frente a esto, las empresas nacionales deberían mejorar su competitividad.
Costa Rica tendría que hacer valer sus ventajas comparativas y hacerlas realidad en ventajas competitivas, como su capacidad de producir bienes y servicios de alto valor agregado, es decir consolidar y desarrollar en varias escalas, los nichos en los cuales el país desea posicionarse en el mercado mundial, complementariamente a las exportaciones tradicionales.
Como se ha dicho, del Tratado en sí, no se puede esperar el gran salto de desarrollo que el país necesita, aún cuando podría convertirse en un instrumento importante para lograrlo. También se ha señalado que del Tratado en sí podrían esperarse efectos negativos para algunos sectores vulnerables, frente a lo que sería necesario tomar medidas para compensarlos.
Todo esto refuerza la idea central de este Informe, en cuanto a la necesidad y urgencia de una agenda integral de desarrollo y de un conjunto de acciones inmediatas en áreas específicas, como las ya señaladas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: