RANDALL QUIROS, MINISTRO O MONIGOTE?

Como respuesta a un recurso de amparo presentado por un ciudadano, por considerar, con toda razón que los recursos que el Poder Ejecutivo, le ha negado al CONAVI, son un robo que se le hace a todos los costarricenses, la Vicepresidenta y Ministra de la Presidencia, no sabemos en cual de las dos condiciones, y el jovencito de apellido González que ocupa el puesto de Viceministro de la Presidencia, (gracias a su incondicionalidad a toda prueba a la señora Saborío), presentaron un recurso de inconstitucionalidad contra las leyes que destinan estos fondos a CONAVI, ya que según ellos deben ingresar al Triángulo de las Bermudas de los recursos públicos, conocido con Caja Unica del Estado. Al ser consultado el Ministro de Transportes licenciado Randall Quirós sobre esta actuación, la cual afecta directamente a su Ministerio y al CONAVI, del cual es su Presidente solamente atinó a decir que él no habría firmado el recurso de inconstitucionalidad presentado.
Este hecho fraguado en la letrina de Zapote tiene dos aspectos que consideramos muy graves. De darle la razón la Sala Constitucional a la tesis del Gobierno, CONAVI prácticamente desaparecerá junto con los pedazos de carretera que aún quedan en nuestro país. Por eso coincidimos con el ciudadano que presentó el recurso de amparo en que esto constituiría un asalto a mano armada contra los propietarios de vehículos en Costa Rica quienes quedarían sujetos a tres impuestos. El impuesto al ruedo, una parte del cual pertenece a CONAVI para el mantenimiento de vías, la proporción del impuesto a los combustibles que persigue ese mismo fin y los miles de colones que tendrán que pagar por los destrozos que las vías costarricenses, propias de un país del cuarto mundo, causarán en sus vehículos. No está de más indicar los efectos que tendrá el acelerado destrozo de nuestras carreteras en el turismo honesto que visita nuestro país, con el fin de conocer nuestras bellezas naturales y no los lupanares que rodean al Hotel del Rey.
Por otra parte queremos resaltar la actitud servil y poco digna del Ministro Quirós, ante el atropello de que fue víctima su Ministerio, aunque podemos encontrar una explicación a la misma repasando su hoja de vida.
Randall Quirós y su hermano, llegaron al movimiento que llevó a la Presidencia a Abel Pacheco perteneciendo al bando de don Luis Fishman. Cuando don Luis recibió la puñalada de parte de Pacheco, en una forma valiente y con hidalguía el hermano de don Randall se retiró de la vida política. Sin embargo nuestro flamante Ministro de Transportes se quedó al lado de Pacheco esperando, como los perros en las cantinas, que algo cayera de la mesa principal del banquete. Don Abel premió su incondicionalidad nombrándolo Viceministro de Gobernación puesto por el que pasó sin pena ni gloria. Después fue nombrado Viceministro de la Presidencia. En este puesto se convirtió en el fiel escudero de Ricardo Toledo, haciendo él el trabajo sucio mientras que el ministro cocinero preparaba su imagen para una eventual candidatura presidencial.
Finalmente, cuando Javier Chaves renunció al Ministerio de Transportes, en una de las ocurrencias que lo caracterizan, el señor Presidente resolvió que para ese puesto debía nombrarse un abogado y trasladó al mismo al Ministro de Trabajo don Ovidio Pacheco. El problema es que poco tiempo después la prensa se enteró que don Ovidio además de abogado era agiotista, por lo que, parar el escándalo mejor renunció alegando problemas de salud.
Entonces a don Randall se le presentó la oportunidad. Él estaba inscrito en el Colegio de Abogados, al igual que más de veinte mil costarricenses, aunque debemos aclarar que en nuestro país tener el título de abogado no es sinónimo de conocer de leyes. Además, don Randall tenía una facultad que es casi requisito indispensable en este gobierno. Había nacido con una bisagra en su columna vertebral, lo que permitía fácilmente agacharse y aplaudir las ocurrencias del señor Presidente. Por eso, la actitud del Ministro Quirós no nos extraña. Para él vale más la incondicionalidad que el valor. Para él es más importante el servilismo a las ocurrencias de don Abel que la labor que debe desempeñar el Ministerio de Obras Públicas y Transportes.
Qué importa que este Ministerio no tenga fondos para trabajar, qué importa que las carreteras se despedacen y que el CONAVI pase a engrosar la interminable lista de entidades parásitas que solamente cuentan con recursos para pagar a los empleados que vegetan en ellas. Eso no era importante para don Randall quien perdió la oportunidad de haber pasado a la historia dentro de la lista de ministros que han renunciado o han sido destituidos por mantener su dignidad y prefirió seguir en su puesto de ministro aunque fuera en la triste calidad de monigote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: