COSTARRICENSE. DIGA NO A LA CERDOCRACIA

Aunque los políticos y los señores Magistrados traten de hacer ver lo contrario, la apatía de los costarricenses, ante las próximas elecciones es palpable. Durante mucho tiempo, la gente fue engañada, tanto por el Tribunal Supremo de Elecciones, como por los candidatos de los partidos políticos, haciéndole ver que las elecciones eran una fiesta para el pueblo. Se habló mucho de la Fiesta Electoral.
Pero los presidentes electos en las últimas fiestas se encargaron de demostrar la verdad de nuestras palabras de cuando dijimos hace cuatro años “ Costarricense, pronto lo llamarán a elecciones y le dirán que es una fiesta, desengáñese, la fiesta la hacen con usted.” Dos de los ex presidentes se encuentran en este momento esperando juicio por tráfico de influencias, uno de ellos se encuentra en fuga en Europa y el que aún nos gobierna, pasará a la historia como jefe de estado más inepto que ha tenido el país desde el día de la Independencia hasta nuestros días.
La apatía es manifiesta. Nadie, excepto tal vez los que esperan pegarse a las ubres del Estado lucen banderas o calcomanías en sus vehículos, las pitoretas de estos se han silenciado, la gente no está dispuesta a poner banderas en sus casas y las plazas públicas que ha celebrado el Premio Nóbel de la Paz, parecen más bien conciertos musicales, porque la gente ya no está dispuesta a perder su tiempo, para asistir a plazas públicas a escuchar las mentiras y estupideces de unos cuantos demagogos.
Hemos visto incluso a don Oscar Arias visitar poblaciones marginales, mientras durante estos años solo frecuentó el círculo de sus socios del Grupo Sama, entre los que se encuentran altos dignatarios de la Iglesia Católica. También en los últimos días apareció don Otto Guevara, impecablemente vestido recogiendo basura en el Cantón de Tibás, al cual sus demagogos regidores han convertido en un vertedero al aire libre. Lo que quisiéramos preguntar a los vecinos de Tibás si después de esto don Otto siguió lleno de recogerles la basura todas las semanas.
Finalmente don Otón Solís se nos presenta haciendo trabajos de campesino, los que no dudamos realizó en su niñez y juventud junto con sus hermanos. Lástima que la familia Solís Fallas no continuó todo el tiempo con esas labores, sino que después trocó los instrumentos de labranza por el protocolo de notarios sin escrúpulos para usar su poder económico lucrando con la miseria del cantón de Pérez Zeledón, financiando indirectamente a los coyotes que introducen ilegales en los Estados Unidos. Tal vez don Otón nos podría informar antes de salir a votar, como él nos exhorta en su publicidad, cuántos humildes campesinos de Pérez Zeledón han perdido sus parcelas, por no haber podido pagar las deudas usuarias adquiridas con la familia Solís Fallas.
Una noche de éstas se quejaba doña Laura Chinchilla, en el programa Al Rojo Vivo de la periodista Leda García que los costarricenses hemos metido a todos los políticos en el mismo saco y les hemos dado a todos el calificativo de corruptos. Con todo el respeto que le tenemos a doña Laura le preguntaríamos: ¿Cuál fue el partido que llevó al Poder a don José María Figueres Olsen, el Fugitivo? Ha renunciado el señor Rafael Ángel Chinchilla, su señor padre a la pensión de lujo que recibe como ex Contralor General de la República. ?
Debido a una denuncia publicada por la señora Milena Castro, nos hemos enterado de la última atrocidad llevada a cabo por Oscar Arias Sánchez. Si usted ha visitado la Avenida Central de San José, en los últimos días, se habrá dado cuenta de que un grupo de mujeres y niños, uniformados con camisetas verdes y banderas del Partido Liberación Nacional, se pasean por esta vía durante varias horas. Cualquiera diría que representan el fervor del pueblo por el Águila Nobeliana. Pues no, muchos han manifestado que desprecian a esta figura política y que hacen esto solamente porque les pagan una suma equivalente a quince dólares diarios y les regalan el almuerzo. O sea, el que se dice salvador del país, no ha dudado en usar la miseria de muchos de nuestros conciudadanos para alcanzar sus fines electoreros.
Esto explica la apatía de los costarricenses. Esto explica también el por qué a menos de dos semanas de las elecciones más de la mitad de los integrantes de las mesas electorales se han negado a juramentarse.
Es hora de terminar con tanto engaño y con tanta burla a la miseria del pueblo. El próximo 5 de febrero todos los costarricenses honestos debemos de dejar de participar en esa fiesta de cerdos que se llaman elecciones, debemos de dejar de servir de andamio para que otros alcancen las ubres de los puestos del Estado.
Es hora de decir a coro NO A LA CERDOCRACIA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: