LA SAN JOSÉ DE JOHNNY ARAYA

Dice el periodista que escribe en DIARIO EXTRA, bajo el seudónimo de Orejitas en su columna Muchas Cosas del 30 de agosto de 2006.

“Hace varios meses se dio en San José una reunión de Alcaldes Iberoamericanos, nadie vio a los visitantes, no les sacaron a conocer San José, claro nadie quería que vieran los basureros en todas las esquinas, los relajos en los parques y gente durmiendo en las aceras.

No sabemos hasta donde llegan las obligaciones de los Alcaldes, pero debe quedar claro que la ciudad de San José ven nada ha mejorado con la llegada de JOHNNY ARAYA, es más si se quiere la suciedad se ha incrementado y la seguridad ciudadana para nadie existe.

No sabemos si el flamante alcalde capitalino, bueno para ayudar a sus amigos en puestos importantes y que les dan relevancia, se puede haber dado cuenta de la enorme cantidad de alcohólicos que tienen inundado el Parque Central, ahí beben duermen y piden dinero”

Debemos manifestar a Orejitas que a pesar de que estamos de acuerdo con él, consideramos que se quedó corto. Araya ha sido nefasto para la ciudad de San José.

Veamos algunas de sus obras.

Hace varios años, con el pretexto de terminar con el problema de los vendedores ambulantes construyó el Mercado del Paso de la Vaca con un costo de seiscientos millones de colones. Los únicos beneficiados de esta obra fueron el dueño del terreno, que logró deshacerse de un inmueble que no valía nada y la empresa que lo construyó. Por la peligrosidad de la zona hoy el edificio se encuentra en abandono y tal vez el único ser que pueda hacer sus compras en él, sea el enigmático fantasma que dicen que aparece en el Estadio Ricardo Saprissa.

El famoso boulevard de la Avenida Central no puede haber sido más mal construido. Cuando llueve se inunda y es muy posible que usted quede bañado en lodo si transita por ese lugar.

Con respecto a los borrachos del Parque Central, debo decirle a Orejitas que esto no es solo en ese parque. Todos los parques remodelados por Araya son propiedad de borrachos y drogadictos. En ellos se bañan, asaltan, defecan, lavan su ropa y consumen y venden droga. La Policía Municipal, no aparece por ninguna parte. Deben estar muy ocupados atendiendo el servicio pagado de monitoreo de alarmas que organizó Araya o persiguiendo vendedores ambulantes y predicadores callejeros.

Parece que don JOHNNY es una persona de lentas reacciones. Ahora, cerca de las elecciones de alcalde habla de reorganizar la Comisión de los Festejos Populares que son supuestamente a beneficio del Hospicio de Huérfanos. Tardó más de cuatro años en darse cuenta que esta versión tica de Sodoma y Gomorra solo ha servido para fastidiar a los vecinos de Zapote, y para que una gavilla de ladrones se haga millonaria ya que el Hospicio de Huérfanos no ha recibido nada de los dineros recaudados, ya que todas las liquidaciones de los últimos años han sido objetadas por la Contraloría General de la República, por la serie de irregularidades que se han cometido.

Vamos a su última gran idea. Convertir el antiguo edificio de la Botica Solera, ubicado en lo más caliente de la zona roja en una biblioteca. ¿Se le habrá olvidado a Araya que en el Parque Central funcionó una biblioteca, la cual el mismo cerró y trató de convertir en un bar administrado por uno de sus compañeros de la Avioneta Set? En esa ocasión justificó su cierre por el poco uso que le daba la población por la peligrosidad del lugar.

Mientras San José está cada vez más abandonada. Llena de edificios vacíos que todos sus propietarios venden, pero que nadie compra. El mismo Araya que dice creer tanto en el repoblamiento de San José, vive en el cantón de Escazú.

Por otra parte el gobierno no solo no hace nada por la ciudad sino que destruye lo que otros hacen. Meses atrás, las alumnas del histórico Colegio Superior de Señoritas, restauraron el edificio con ayuda de la empresa privada. Hoy las brillantes mentes del Ministerio de Transporte ubicaron al frente del edificio la parada de buses de Cartago, para que el smog termine de destruirlo. La Alcaldía de San José no hizo nada por impedirlo.

Se dice que el nombre original del libro LA MALA HORA de Gabriel García Márquez, no era precisamente ese sino, “Esta ciudad de mierda”.

¿Será acaso que el Nóbel colombiano se inspiró para escribirlo en el San José que nos legó JOHNNY ARAYA?
BloGalaxia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: