COSTA RICA, LA JUSTICIA AL SERVICIO DE LA REPRESIÓN

Hoy lunes 30 de octubre los jueces del Juzgado Penal del Segundo Circuito Judicial de la Zona Atlántica determinaron condenar a los imputados en el caso por el supuesto secuestro extorsivo de cuatro policías antimotines durante la huelga de diciembre del 2000 en la Zona Atlántica. Los Jueces responsables de la sentencia, basaron su decisión en los testimonios falsos de dos de los policías retenidos y no tomó en cuenta las manifestaciones de los otros policías, del jefe de la Fuerza Pública, otros testigos y el entorno y ambiente donde se sucedieron los hechos. Esta sentencia, constituye un golpe muy duro al movimiento sindical y popular de Costa Rica y del mundo, por cuanto está claro, busca acallar cualquier intento de manifestación popular y constituye un acto más de represión hacia el pueblo, en momentos en donde se lucha por situaciones trascendentales para el futuro del país. Hay indignación total en los grupos sindicales y de la dirigencia popular costarricense, por cuanto no se entiende como han sido condenados, pues se sabe que nunca estuvieron involucrados en los hechos por los que se les está condenando y el desarrollo del juicio y la cantidad de errores e inconsistencias en el mismo, así lo ratificaron siempre. Con esta sentencia, se está escribiendo una página negra en la historia democrática y judicial de Costa Rica y se le da un fuerte golpe a la Libertad. En próximos días estaremos ampliando la información referente al caso, se les ruega a los compañeros interesados, plantear sus comentarios en el sitio del compañero Orlando Barrantes, http://www.orlandobarrantes.com en la sección de Comentarios.

LAS SOCIEDADES FANTASMA EN COSTA RICA

lavado_de_dinero.jpg

De acuerdo con información del periódico Al Día, el partido Liberación Nacional (PLN) recibió ¢1.642.129.310,62, durante la pasada campaña electoral. Lo siguió en un lejanísimo segundo lugar el Movimiento Libertario con ¢190.313.704,48. Al ver esta suma astronómica donada a la candidatura del Dr. Oscar Arias Sánchez, uno se pregunta si habrá tantos ciudadanos, nacionales y extranjeros, tan preocupados por la democracia y tan desprendidos como para hacer donaciones de esta magnitud o bien si se trata del mismo grupito de siempre, que estaba efectuando una inversión para garantizarse la elección de un Presidente y un grupo de diputados comprometidos a aprobar el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos de América.
También es importante analizar el papel que juegan sociedades fantasma es este tipo de financiamiento
Los donantes extranjeros:
El artículo 176 bis del Código Electoral regula las donaciones de extranjeros a la campaña política indicando claramente que: “Prohíbese a los partidos políticos, aceptar o recibir, directa o indirectamente, de personas físicas o jurídicas extranjeras, contribuciones, donaciones, préstamos o aportes, en dinero o en especie, para sufragar gastos de administración y sus campañas electorales”. Sin embargo, entre los donantes a la campaña de Arias figuran los empresarios salvadoreños José Ricardo Poma y Carlos Patricio Escobar Thompson, presidente y vicepresidente del grupo Roble, a través de las sociedades Parque Central S.A. y Centro Comercial Multiplaza S.A. Ignoramos el por qué estos empresarios salvadoreños estaban tan interesados en que don Oscar Arias fuera presidente de la República o que favores podrán pedir a cambio, pero lo más interesante es analizar la forma como se burló el Código Electoral.
Como se indicó anteriormente, la prohibición rige para las sociedades extranjeras, no para las sociedades costarricenses. Por tanto, cualquier extranjero puede adquirir una o más sociedades anónimas en el país y donar por medio de ella al candidato que mejor sirva a sus intereses. “Esos portillos permiten invisivilizar al donante y es algo por lo que el Tribunal viene luchando para cambiar”, afirmó Luis Antonio Sobrado, magistrado del Tribunal Supremo de Elecciones. La afirmación del magistrado Sobrado peca de ingenua porque esta reforma está presentada ante la Asamblea Legislativa desde el 2001 y nunca va a pasar, ya que los diputados de los corruptos partidos tradicionales jamás estarán de acuerdo en perder su principal fuente de financiamiento. Sería como poner a una asamblea de ratones a que dicten medidas sobre la custodia del queso.
Costa Rica, supermercado de sociedades anónimas: Costa Rica es uno de los países donde la ley es más fácil de burlar, ya que usted puede comprar sociedades anónimas debidamente inscritas desde 500 a 2.000, según sea el “prestigio” del bufete de abogados que las vende. El modus operandi es muy sencillo. El bufete constituye una sociedad usando como testaferros a sus empleados (auxiliares de abogacía, secretarias y misceláneos) y posteriormente la vende a un nacional o extranjero interesado en ella, endosándole las acciones. Como el Código de Comercio obliga a inscribir en el Registro Nacional a los accionistas originales y no los traspasos posteriores de acciones, el verdadero dueño queda en el anonimato. El negocio es tan rentable que las sociedades costarricenses se pueden adquirir incluso por Internet con un cargo a la tarjeta de crédito. El uso que se ha dado a esta figura ha sido más que asqueroso. Lavado de dinero, estafas, evasión de impuestos en el extranjero, evasión de cuotas del Seguro Social y otros. Para muestra tres botones.

Hace varios años un grupo de extranjeros estafó más de diez millones de dólares, por medio de una sociedad constituida por el bufete Echeverría Alfaro, al cual pertenece Juan José Echeverría, Presidente del IFAM en la Administración Pacheco. Todavía está sin resolver el caso de las sociedades constituidas por el notario Ciro Casas, hermano del vicepresidente Kevin Casas, las cuales fueron usadas aparentemente para lavar dinero del narcotráfico colombiano y hoy nos hemos enterado que el apoderado generalísimo de la sociedad propietaria de la nave CALIPSO V, sorprendida cerca de las Islas Galápagos con ocho toneladas de cocaína es nada menos que un indigente de la ciudad de San José.
A pesar de que la solución a este problema, que constituye un escarnio para el país a nivel mundial es muy fácil, nunca se reformará el Código de Comercio para que en nuestro país dejen de existir las sociedades fantasma. Existen dos grandes razones: constituyen un magnífico negocio para algunos bufetes propiedad de políticos y sirven además para ocultar en las campañas políticas, financiamiento de dudosa procedencia.

MENTIRAS OFICIALES SOBRE EL TLC

tio-sam-aguila.jpg 

Primera Mentira:

Una de las mentiras que han propalado en su campaña los defensores del TLC ha sido que este no perjudicará a la educación ni a la pequeña y mediana empresa. Además han puesto como ejemplo a Chile, como nación que ha prosperado gracias a los tratados de libre comercio. Veamos lo que al respecto señala el Seminario Universidad en su edición del 25 de octubre de 2006.

Para TOMÁS HIRSCH, candidato presidencial en las últimas elecciones chilenas:

“El Chile oficial es espectacular: crecimiento por 22 años seguidos, grandes reservas internacionales, superávit fiscales, lindas carreteras.

Pero en su opinión la situación de Chile es catastrófica.

El TLC ha significado la destrucción de micro y pequeña empresas, el país se ha desvinculado de América Latina, las universidades privadas cuestan $ 500 al mes y las estatales igual.

Pensiones:

Con respecto al régimen de pensiones, el cual fue copiado por el ex presidente Rodríguez por medio de
la Ley de Protección al Trabajador dice el ex candidato chileno. Los funcionarios de
la Universidad de Chile que se acogieron a la reforma del sistema reciben un 67% menos de jubilación.

Educación:

Con respecto a la educación, modelo que también trató de copiar Rodríguez al final de su mandato, pero que los estudiantes pararon a pedradas cuando se debatía enla Asamblea Legislativa dice HIRSCH;

 
La Ley Orgánica Constitucional de Educación, fue firmada por PINOCHET a última hora, el último día de gobierno. Esta normativa establece un papel  subsidiario para el Estado en la educación, que se municipalizó, perpetuando las diferencias entre los gobiernos ricos y los pobres. La demanda de los estudiantes es revocar esa ley.

Desigualdad social:

Estudios divulgados en Chile, revelan que el 5% más rico de la población, equivalente a unas setecientos cincuenta mil personas reciben ingresos 209 veces más altos que el 5% más pobre, mientras que en 1990 esa cifra era solo de 130 veces.

Con respecto al crecimiento de los ingresos las clases más pobres los han visto crecer solo en el 1%, mientras que el sector más rico experimentó una tasa de crecimiento del 62%.

Las cifras citadas anteriormente han venido a demostrar que la maravillas de Chile que nos han pintado los neoliberales del gobierno y los negociadores del TLC no vienen más que a confirmar que este tipo de tratados viene a beneficiar a pocos con el perjuicio de muchos.

Segunda Mentira:De no aprobarse el TLC nos quedaríamos por detrás de Centroamérica.

Si esto es cierto gracias a Dios que así sea. Cifras publicadas por Tiempos del Mundo señalan que en el año 2004 los restantes países de Centroamérica tuvieron un superávit en su comercio con los Estados Unidos de 599,2 millones de dólares, este subió en el 2005 a 1,023,3 millones de dólares y a julio de 2006, ya con el TLC, se ha acumulado un déficit de -25 millones de dólares. Al respecto Mauricio Díaz Director del Foro Social dela Deuda Externa ha dicho,” Todo lo que el TLC ofrece a Honduras ya el país lo tenía, no había necesidad de un acuerdo comercial, y todo lo que se le añadió es a favor de los norteamericanos”.

Después de estas citas los comentarios sobran, sobre todo que provienen de un medio informativo que ni el más recalcitrante neoliberal podría calificar como de izquierda.

Tercera Mentira:

Según un sindicalista el TLC es bueno para el país.

Según el sindicalista RICARDO THOMPSON, dirigente en los últimos años del sindicato del INA, El TLC traerá grandes beneficios para el país, porque fortalecerá el comercio y abrirá nuevas fuentes de empleo. Como somos respetuosos de las ideas de los demás, respetaríamos la opinión de este dirigente sindical, si no hubiera sido nombrado de inmediato por el Gobierno de  Oscar Arias como embajador en Trinidad y  Tobago, lógicamente sin soltar la ubre en el Instituto Nacional de Aprendizaje, a la cual volverá cuando haya cambio de gobierno o deje de ser de utilidad para el gobierno de Arias. Por tanto, no podemos creer en las declaraciones de THOMPSON y no sabemos por qué la bendita embajada nos recuerda las treinta monedas de Judas.

Ha dicho don Eduardo Lizano, ex presidente ejecutivo del Banco Central que en negociaciones de este tipo siempre hay ganadores y perdedores. Lástima que siempre el ganador sea un solo país y dentro del país perdedor, los ganadores sean pocos y siempre los mismos.

SUGEF AL SERVICIO DE LOS USUREROS

A partir de octubre 2006, comenzó a regir la Normativa 1-05, Reglamento para Clasificación de Deudores emitida por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, aplicable a todas las entidades supervisadas por la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF). Este reglamento cambia las reglas para clasificación de deudores, es decir cuando una persona solicite un crédito se tomarán en cuenta factores tales como: morosidad actual, morosidad histórica en los últimos cuatro años y capacidad de pago. A aquel deudor que presente atrasos de treinta días o menos se le considerará en el Nivel 1 (bueno), el que tenga atrasos de 31 a 120 días en el Nivel 2 (aceptable) y a los que se encuentren con atrasos de más de 121 días como Nivel 3 (malo). De acuerdo con la categoría en que se encuentre el deudor, así será la pérdida por incobrabilidad que deberá registrar la entidad, aunque el deudor se encuentre al día. Uno de los aspectos que se ha tomado en cuenta para adoptar esta nueva normativa, es la de que se premiará al buen pagador con una tasa de interés más baja. Esto nos parecería muy bien si se cumpliera, pero lo mismo se dijo cuando se abrieron las captaciones y el ahorro a la vista y nunca vimos que esto se llevara a la práctica. Al final, terminamos pagando las mismas altas de interés por los créditos y vimos como los bancos estatales nos empezaron a cobrar por servicios que antes eran gratuitos, como por ejemplo el uso de los cajeros automáticos y de las chequeras. Inconstitucionalidad del Reglamento: Consideramos que este Reglamento es inconstitucional, por violar el principio de irretroactividad de la ley y el derecho a la intimidad. Veamos por qué. Violación del principio de irretroactividad de la Ley. En los lineamientos generales el Reglamento indica; “El comportamiento de pago histórico se calcula para un periodo de 48 meses que finaliza el último día del mes anterior al mes de evaluación.” En otras palabras, usted será juzgado por su comportamiento de pago en los últimos 4 años, cuando usted no sabía de los efectos que podría tener su comportamiento de pago en su clasificación como sujeto de crédito. O sea usted está siendo castigado por una falta que cometió cuando el Reglamento no había sido emitido. Entre los aspectos que lo pueden a usted clasificar a nivel de leproso financiero está que su operación con un saldo total adeudado mayor a veinticinco mil colones costarricenses haya sido reconocida como incobrable. Esto es muy posible que se presente en el caso de las tarjetas de crédito. Cuando a usted le renuevan una tarjeta de crédito sin autorización la entidad emisora registra sin su consentimiento el cobro de la membresía. Si usted se niega a recibir la tarjeta, esta suma será liquidada como un incobrable por el emisor de la tarjeta. Por tanto, cuando usted vaya a solicitar un crédito podrá darse cuenta que ya se encuentra clasificado como cliente de alto riesgo, simplemente por negarse a complacer el capricho de algún agiotista que administra tarjetas de crédito. Violación al Derecho a la Intimidad: El artículo 8 del Reglamento indica: La entidad debe determinar el comportamiento de pago histórico del deudor con base en el nivel de comportamiento de pago histórico asignado al deudor por el Centro de Información Crediticia de la SUGEF. La entidad puede complementar lo anterior con referencias crediticias, comerciales o ambas. Estas referencias pueden ser generadas por la misma entidad, su grupo o conglomerado financiero o suministradas por otras entidades financieras, centrales de crédito u otros proveedores de información crediticia y comercial costarricenses o extranjeros. De acuerdo con ese artículo, para usted ser un sujeto de crédito aceptable usted deberá autorizar al a SUGEF, para que el saldo de todas sus operaciones de crédito y el grado de atención de las mismas queden a disposición de todo el sistema financiero y lo que es más grave, legaliza a los proveedores de información crediticia, que no son otra cosa que ladrones de información, cuyo proceder ha sido varias veces condenado por la Sala Constitucional. El crédito es solo para los ricos. Si usted no quiere tener muchos problemas para obtener crédito puede dar como garantía bienes inmuebles o certificados de inversión. La formalización de créditos hipotecarios es sumamente cara por los gastos de notario y registrales. Además, si alguien puede dar como garantía un certificado de inversión, es porque tiene ahorros, por lo que concluimos que uno de los objetivos de la SUGEF ha sido el de facilitar el crédito a los ricos y dejar a los pobres en manos de los agiotistas. La fiesta de los agiotistas; Lógicamente, cuando usted se convierte en un leproso del sistema financiero, si no tiene casa que hipotecar o vehículo que prendar, no le quedará más que acudir a esas caritativas almas que le ofrecen crédito hasta el 7% mensual. Para ellos usted si será sujeto de crédito, aunque para ello tenga que entregarles hasta su sangre. Ellos son los grandes beneficiados de este Reglamento ilegal, inconstitucional y violador de derechos fundamentales. Por ese motivo hemos visto como pululan en los últimos tiempos, ya que hasta compañías gringas han venido al país a dedicarse al negocio de préstamos usurarios. Lo más grave de esto es que hemos recibido denuncias de que bancos estatales están haciendo préstamos a estas compañías de créditos usurarios, recibiendo como garantías los pagarés firmados por los infortunados deudores. Pobre don José Figueres. Cuando el nacionalizó los depósitos bancarios soñó en que fueran instrumentos de crédito para los pobres. Ahora resulta que los vemos convertidos en prestamistas al servicio de los vampiros que sangran al pueblo, por lo que nos preguntamos si valdrá la pena que sigan existiendo. Conclusiones: 1- Si ya usted tiene un contrato de préstamo, no permita que se lo varíen para incluir autorizaciones para hacer pública su información o para castigarlo con tasas de interés mayores debido a que usted no quiso suministrar información privada o porque fue clasificado como deudor de alto riesgo. 2- Si va a pedir un préstamo y el mismo le es rechazado por su comportamiento de pago anterior a la vigencia del Reglamento, consulte a un abogado sobre la posibilidad de presentar un recurso de inconstitucionalidad. Ya es hora de parar las arbitrariedades de Alberto Dent y Oscar Rodríguez, dos banqueros privados que hoy dominan la supervisión del sistema financiero

EL ANARQUISMO LO QUE SIGNIFICA REALMENTE

Por Emma Goldman

 

ANARQUÍA

 

Siempre despreciado, maldecido, nunca comprendido

Eres el terror espantoso de nuestra era.

“Naufragio de todo orden”, grita la multitud,

 

“Eres tú y la guerra y el infinito coraje del asesinato.”

Oh, deja que lloren. Para esos que nunca han buscado

La Verdad que yace detrás de la palabra ,

 

A ellos la definición correcta de la palabra no les fue dada.

continuarán ciegos entre los ciegos.

Pero tu, Oh palabra, tan clara, tan fuerte, tan pura,

Vos dices todo lo que yo, por meta he tomado.

Te entrego al futuro! Tú eres segura.

Cuando uno, por lo menos despertará por sí mismo .

¿Viene en la solana del atardecer? ¿En la emoción de la tempestad?

!No puedo decirlo–pero ella la tierra podrá ver!

!Soy un anarquista! Por lo que no

reinaré, y tampoco reinado seré!

 

JOHN HENRY MACKAY.

 

La historia del desarrollo y crecimiento humano es, a la vez, la historia de la lucha terrible de cada nueva idea anunciando la llegada de un muy brillante amanecer. En su agarre persistente de la tradición , lo Viejo con sus medios más crueles y repugnantes pretende detener el advenimiento de lo Nuevo, cualesquiera sean la forma y el período en que aquel se manifieste. Tampoco necesitamos recaminar nuestros pasos hacia el pasado para darnos cuenta de la enormidad de la oposición, las dificultades y adversidades puestas en el camino de cada idea progresista. La rueca, la tuerca y el azote permanecen con nosotros; al igual que el ajuar del convicto y el coraje social, todos conspirando en contra del espíritu que va marchando serenamente.

El anarquismo no podía tener la esperanza de escapar el destino de todas las demás ideas innovadoras. Por supuesto, como el innovador de espíritu más revolucionario, el Anarquismo necesariamente debe topar con la ignorancia y el envenenado rechazo del mundo que pretende reconstruir.

Para rebatir, aun de manera escueta, con todo lo que se está diciendo y haciendo contra el Anarquismo, sería necesario un volumen entero. Por lo tanto, solamente rebatiré dos de las objeciones principales . Al así hacerlo, trataré de aclarar lo que verdaderamente quiere decir Anarquismo.

El extraño fenómeno de la oposición al Anarquismo es el que trae a la luz la relación entre la llamada inteligencia y la ignorancia. Y aún esto no es tan extraño, cuando consideramos la relatividad de las cosas. La masa ignorante tiene a su favor que no pretende simular conocimiento o tolerancia. Actuando, como hace siempre, por puro impulso, sus razonamientos son como los de los niños. “¿Por qué?” “Porque sí.” Aún así, la oposición del no educado hacia el Anarquismo merece la misma consideración que la del hombre inteligente.

¿Cuáles son las objeciones entonces? Primero, el Anarquismo es impráctico, aunque sea un ideal precioso. Segundo, ambos el hombre inteligente y la masa ignorante no pasan juicio luego de un amplio estudio del tema, sino de lo que escuchan o de una interpretación falsa.

 

¿Cuáles son, pues, las objecciones? Primero, el Anarquismo no es práctico, aunque sea una idea muy atrayente. En segundo lugar, el Anarquismo equivale a violencia y destrucción, por lo que debe ser rechazado por vil y peligroso. Tanto el hombre inteligente como la masa ignorante juzgan no a partir de un conocimiento profundo del tema, sino de rumores o falsas interpretaciones.

Un esquema práctico, dice Oscar Wilde, es uno que ya tiene existencia, o una forma que podría llevarse a cabo bajo las condiciones existentes; pero son-exactamente esas condiciones que uno objeta y cualquier propósito que pudiese aceptarlas necesariamente es incorrecto y una locura. El verdadero criterio de lo práctico, por lo tanto, no es si puede mantener intacto lo incorrecto e imprudente; hasta cierto punto consiste en averiguar si el esquema tiene la vitalidad suficiente para abandonar, dejar atrás las aguas estancadas de lo viejo y edificar, al igual que mantener, una nueva vida. A la luz de esta concepción, el Anarquismo es definitivamente práctico. Más que ninguna otra idea, es de ayuda acabar con lo equívoco e irracional; más que ninguna otra idea, está edificando y manteniendo nueva vida.

Las emociones del hombre ignorante se ven contínuamente aplacadas por las historias sangrientas del Anarquismo. Nada hay demasiado ofensivo para ser aplicado en contra de esta filosofía y sus oponentes. Por lo tanto el Anarquismo representa para el no-pensante, lo que el proverbial malvado, hace al niño,–un monstruo obscuro empeñado en tragarlo todo; en pocas palabras, destrucción y violencia.

!Destrucción y violencia! ¿Cómo va a saber el hombre ordinario, que el elemento más violento en la sociedad es la ignorancia; que su poder de destrucción es justamente lo que el Anarquismo está combatiendo? Tampoco, no está al tanto de que el Anarquismo; cuyas raíces, como fuesen, son parte de las fuerzas naturales, destruyen, no células saludables, sino el crecimiento parasítico, que se nutre de la misma esencia de la vida social. Está meramente librando el suelo de yerbajos y arbustos para eventualmente producir fruta saludable. Alguien ha dicho que se requiere menos esfuerzo mental para condenar, que lo que se requiere, para pensar. La indolencia mental esparcida mundialmente, tan prevaleciente en la sociedad nos prueba una vez más que este hecho es demasiado cierto. En vez de ir al significado de cualquier idea dada, para examinar su origen y razón de ser; la mayoría de las personas, la condenarán enteramente, o dependerán de definiciones de aspectos no esenciales superficiales o llenas de prejuicios .

El Anarquismo reta al hombre a pensar, a investigar, a analizar cada proposición; pero para no abrumar al lector medio también comenzaré con una definición y luego elaboraré sobre lo último.

ANARQUISMO:–La filosofía de un nuevo orden social basado en la libertad sin restricción, hecha de la ley del hombre; la teoría que todos los gobiernos descansan sobre la violencia y por lo tanto son equívocos y peligrosos, al igual que innecesarios.

El nuevo orden social descansa, por supuesto, en la base materialista de la vida, pero mientras todos los Anarquistas concuerdan en que el mal actual es uno económico; mantienen que la solución a esa maldad puede conseguirse solamente bajo la consideración de cada fase de la vida, –individual, al igual que colectiva; la interna, al igual que la fase externa.

Un escrutinio a fondo de la historia del desarrollo humano descubrirá dos elementos en un agrio conflicto el uno contra el otro, elementos que ahora comienzan a ser entendidos, no como extranjeros entre sí, pero estrechamente relacionados y verdaderamente armoniosos, si son colocados en ambientes propios: de los instintos individuales y los sociales. El individuo y la sociedad han mantenido una guerra persistente y sangrienta por la supremacía, porque cada uno estaba ciego ante el valor y la importancia del otro. Los instintos individuales y sociales; el primero, el factor más poderoso para la iniciativa individual, su crecimiento, sus aspiraciones y auto-realización; el segundo, un factor igualmente importante para la ayuda mútua y el bienestar social.

No se está lejos de encontrar explicación a la tormenta desatada dentro del individuo, y entre éste y su entorno . El hombre primitivo, incapaz de entender su ser, menos aún la unidad de toda la vida, se siente absolutamente dependiente de fuerzas ciegas y escondidas, siempre listas para burlarse y ridiculizarle. De esas actitudes crecieron los conceptos religiosos del hombre, como una mera partícula de polvo, dependiente en los poderes supremos elevados que sólo pueden se aplacados a través de la sumisión a su voluntad. Todas las sagas tempranas sobre esa idea, que continúan siendo el Leitmotiv de las historias biblícas, bregando con la relación del hombre con Dios, con el Estado y con la sociedad. Otra vez el mismo motivo, el hombre es nada, los poderes son todo. Entonces, Jehová solamente tolerará al hombre que manifiesta la condición de entrega completa. El hombre puede tener todas las glorias de la tierra. El Estado, la Sociedad, y las Leyes Morales, todas cantan el mismo refrán: El hombre puede tener todas las glorias de la tierra, pero no podrá ser consciente de sí mismo.

El Anarquismo es la única filosofía que devuelve al hombre la consciencia de sí mismo, la cual mantiene que Dios, el Estado y la Sociedad no existen, que sus promesas son vacías y sin valor, ya que pueden ser logradas sólo a través de la subordinación del hombre. El Anarquismo, por lo tanto, es el maestro de la unidad de la vida, no meramente en la naturaleza, sino también en el hombre. No hay conflicto entre los instintos sociales e individuales, no más de los que existen entre el corazón y los pulmones: el uno, el receptáculo de la esencia de la preciosa vida; y el otro, el almacén del elemento que mantiene la esencia pura y fuerte. El individuo es el corazón de la sociedad, conservando la esencia de la vida social; la sociedad es el pulmón que está distribuyendo el elemento para mantener la esencia de vida–es decir, al individuo–puro y fuerte.

“La única cosa de valor en el mundo,” dice Emerson, “es el alma activa; a la cual todo hombre tiene dentro de sí. El alma activa ve la verdad absoluta y la proclama y la crea”. “En otras palabras, el instinto individual es la cosa de valor en el mundo. Es el alma verdadera la que visualiza y crea la vida de la verdad, del cual saldrá una mayor verdad, el alma social renacida.

El Anaquirsmo es el gran libertador del hombre, sin coma de los fantasmas que lo han tenido cautivo; es el árbitro y pacificador de las dos fuerzas para la armonía individual y social. Para lograr esa unidad, el Anarquismo le ha declarado la guerra a las influencias perniciosas, las cuales, hasta ahora, han impedido la armoniosa unidad de los instintos individuales y sociales.

La Religión, el dominio de la mente humana; la Propiedad, el domininio de las necesidades humanas; el Gobierno, el dominio de la conducta humana, representan el baluarte de la esclavitud del hombre y los horrores que le exige. !La Religión! Cómo domina la mente humana, cómo humilla y degrada el alma. Dios es el todo, el hombre es nada dice la religión. Pero, de esa nada, Dios ha creado un reino tan déspota, tan tirano, tan cruel, tan terrible, que nada que no sea desastre, lágrimas y sangre han reinado el mundo desde que los dioses comenzaron. El Anarquismo impulsa al hombre a la rebelión en contra de este monstruo negro. Rompe tus cadenas mentales; le dice el Anarquismo al hombre, porque, no va a ser hasta que tu pienses y juzgues por tí mismo, que saldrás del dominio de la obscuridad, el mayor obstáculo para todo progreso.

La Propiedad, el dominio de las necesidades del hombre, la negación del derecho de satisfacer sus necesidades. El Tiempo nació cuando la propiedad reclamó su derecho divino, cuando vino hacia el hombre con el mismo refrán, igual que la religión, “!Sacrifícate! !Abnégate! ¡Entrégate!” El espíritu del Anarquismo ha elevado al hombre de su posición postrada. Ahora está de pie, su faz hacia la luz. Ha aprendido a ver la insaciable, devoradora y devastadora naturaleza de la propiedad y está preparándose para darle el golpe de muerte al monstruo.

“La propiedad privada es un robo,” dijo el gran anarquista francés Proudhon. Sí, pero sin riesgo y peligro para el ladrón. Monopolizando los esfuerzos acumulados por el hombre, la propiedad le ha desposeído de su derecho de nacimiento tornándole en un indigente y un paria. La propiedad ni siquiera posee la excusa tan gastada de que el hombre no crea lo suficiente para satisfacer sus necesidades. Apenas aprendido el ABC de la economía, los estudiantes ya saben que la productividad del trabajo, durante las últimas décadas, excede por mucho la demanda normal. Pero, ¿qué son demandas normales para una institución anormal? La única demanda que la propiedad reconoce es su propio apetito glotónico para mayor riqueza, porque riqueza significa poder, el poder de someter, de aplastar, de explotar, el poder de esclavizar, de ultrajar y degradar. América se muestra particularmente jactanciosa de su gran poder, su enorme riqueza nacional. Pobre América, ¿de que vale toda su riqueza, si los individuos que la componen son miserablemente pobres? Viviendo en la asquerosidad, en la suciedad y el crimen; perdida la esperanza y la alegría, deambula un ejército desterrado de presas humanas sin hogar.

Generalmente se considera que, a menos que las ganancias de cualquier negocio excedan su costo, la bancarrota es inevitable. Pero, aquellos comprometidos en el negocio de producir riqueza no han aprendido ni esta simple lección. Cada año el costo de la producción en la vida humana está creciendo más ( 50,000 asesinados, 100,000 heridos en América el año pasado); las ganancias para las masas, que ayudan a crear la riqueza, se se están reduciendo aún más. Todavía América continúa ciega a la bancarrota inevitable de nuestro negocio de producción. Ni es éste el único crimen de éstos. Todavía más fatal aún es el crimen de convertir al productor en un mero engranaje de una máquina, con menos deseo y decisión que su organizador de acero y hierro. Al hombre no sólo le están robando los productos de su labor, sino también el poder de la libre iniciativa, de la originalidad y el interés en o el deseo por las cosas que está haciendo.

La verdadera riqueza consiste en objetos de utilidad y belleza, en cosas que ayuden a crear cuerpos fuertes y preciosos y alrededores que inspiren a la vida. Pero si el hombre está condenado a enrolar algodón alrededor de la rueca, o cavar carbón durante toda su vida, no puede hablarse en ningún caso de riqueza. Lo que da al mundo son solo cosas grises y asquerosas, reflejo de su aburrida y odiosa existencia,–muy débil para vivir, muy cobarde para morir. Suena extraño el decirlo, pero hay personas que ensalzan el mortal método de la producción centralizada es el logro de más orgullo de nuestra era. Éstos fallan absolutamente, al no enterarse, de que si continuamos con esta docilidad mecánica, nuestra esclavitud será más completa que lo que fue nuestra unión al Rey. Ellos no quieren saber, que la centralización no es sólo el toque de muertos de la libertad, pero también de la salud y la belleza, del arte y la ciencia, todas estas siendo imposibles en una atmósfera mecánica parecida a un reloj.

El Anarquismo no puede sino repudiar tal método de producción: su meta es la expresión más libre posible de todos los talentos del individuo. Oscar Wilde define una personalidad perfecta como “una que se desarrolla bajo condiciones perfectas, que no ha sido herida, mutilada ni ha estado en peligro.” Una personalidad perfecta, entonces, sólo es posible en un estado de la sociedad, donde el hombre sea libre de escoger el modo de trabajo, las condiciones de trabajo y la libertad para trabajar.

Una, para quien la fabricación de una mesa, o la preparación de la tierra, es como la pintura para el artista y el descubrimiento para el científico,–el resultado de inspiración, de intenso deseo y un interés profundo en el trabajo como una fuerza creativa. Siendo ese el ideal del Anarquismo, la organización económica debe consistir en la producción voluntaria y asociaciones distributivas, gradualmente desarrollándose en comunismo libre, como el mejor medio de producción, con el menor de energía humana. Aunque el Anarquismo también reconoce el derecho del individuo, o números de individuos, para acomodar todo el tiempo otras formas de trabajo, en armonía con sus gustos y deseos.

Tal exhibición libre de energía humana es posible sólo bajo la libertad completa, individual y social. El Anarquismo dirige sus fuerzas en contra del tercer y mayor enemigo de toda equidad social, esto es, el Estado, la autoridad organizada o ley estatuaria,–el dominio de la conducta humana.

Igual que la religión ha encadenado la mente humana y como la propiedad, o el monopolio de las cosas, ha conquistado y ahogado las necesidades humanas, el Estado ha esclavizado su espíritu, dictando cada fase de conducta. “Todo el gobierno en esencia,” dice Emerson, “es tiranía.” Sin importar si es gobierno por derecho divino o regla de mayoría. En cada instancia su meta es la subordinación absoluta del individuo.

Refiriédose al gobierno Norteaméricano, el gran Anarquista americano, David Thoreau, dijo: “el Gobierno, qué es sino tradición, aunque una reciente, tentando para transmitirse intacto a la posteridad, pero cada instante perdiendo su integridad; éste no tiene la vitalidad y fuerza de un sencillo hombre viviente. La Ley nunca hizo al hombre ni un poco más justo y por su medio de respeto hacia ésa, hasta los bien dispuestos son diariamente convertidos en agentes de la injusticia.”

Ciertamente, lo crucial del gobierno es la injusticia. Con la arrogancia y suficiencia-propia del Rey, el cual no podía hacer el mal, los gobiernos ordenan, juzgan, condenan y castigan las ofensas más insignificantes, mientras, manteniéndose gracias a la más grande de las ofensas, la erradicación de la libertad individual. Por lo tanto, Ouida está en lo cierto, cuando ella mantiene que “el Estado sólo busca inculcar las cualidades necesarias en el público por las cuales sus demandas sean obedecidas y sus arcas se vean repletas. Su mayor logro es la reducción del ser humano a un mero mecanismo de relojería.

En su atmósfera, todas esas libertades finas y más delicadas, que requieren tratamiento y una expansión espaciosa, inevitablemente se secan y mueren. El Estado requiere una máquina paga impuestos, en la cual no hay marcha atrás, un fisco sin deficit; un público monótono, obediente, sin color, sin espíritu, moviéndose humildemente, como un rebaño de ovejas en un camino alto y recto entre dos paredes.”

Pero, hasta un rebaño de ovejas resistiría la vana sutileza del Estado, sino fuera por los métodos opresivos, tiránicos y corruptos que utiliza para servirse de sus propósitos. Por lo tanto, Bakunin repudia el Estado, le ve como sinónimo de la entrega de la libertad del individuo o de las pequeñas minorías,–la destrucción de la relación social, la restricción, o hasta la completa negación, de la vida misma, para su engrandecimiento. El Estado es el altar de la libertad política y como el altar religioso, es mantenido para el propósito del sacrificio humano.

De hecho, no hay casi ningún pensador moderno que no concuerde que el gobierno, la autoridad organizada, o el Estado son únicamente necesarios para mantener o proteger la propiedad y el monopolio. Sólo se ha mostrado eficiente en esa función.

Hasta George Bernard Shaw, quien aún cree en un posible milagro del Estado bajo el Fabianismo, aunque admite que “este es al presente, una inmensa máquina para robar y esclavizar al pobre con la fuerza bruta.” Siendo éste el caso es difícil entender, porqué el inteligente introductor desea mantener el Estado después que la pobreza cese de existir.

Desafortunadamente, todavía hay un número de personas que continúan con la fatal creencia de que el gobierno descansa sobre leyes naturales, que éstas mantienen el orden social y la armonía, que disminuye el crimen y que previene que el hombre vago engañe a sus semejantes. Por lo tanto, examinaré este argumento..

Una ley natural es ese factor en el hombre, el cual se afirma a sí mismo libremente y espontáneamente, sin alguna fuerza externa, en armonía con los requisitos de la naturaleza. Por ejemplo, la demanda de nutrición, de gratificación sexual, de luz, de aire y ejercicio es una ley natural. Pero, su expresión no necesita la maquinaria del gobierno, ni tampoco del club, la pistola, las esposas o la prisión. Obedecer tales leyes, si podemos llamarle obediencia, requiere solamente espontaniedad y una oportunidad libre. Que los gobiernos no se mantienen a sí mismos a través de tales factores armoniosos, se prueba con las terribles demostraciones de violencia, fuerza y coerción que usan todos los gobiernos para poder vivir. Por lo tanto, Blackstone está correcto cuando dice, “Las leyes humanas son inválidas, porque éstas son contrarias a las leyes de la naturaleza.”

A menos que sea el orden que se produjo en Varsovia luego de la matanza de miles de personas, es difícil atribuir a los gobiernos la capacidad para el orden o la armonía social. El orden derivado de la sumisión y mantenido con terror poca seguridad garantiza, aunque ese es el único “orden” que los gobiernos han mantenido. La verdadera armonía social crece naturalmente de la solidaridad de intereses. En una sociedad donde esos que siempre trabajan nunca disponen de nada, mientras esos que nunca trabajan disfrutan de todo, la solidadridad de los intereses no existe, de aquí que la armonía social sea un mito. La única forma en que la autoridad organizada enfrenta esta situación grave es extendiendo todavía más los privilegios a esos que han monopolizado la tierra y esclavizando aún más a las masas desheredadas. De esta manera, el arsenal entero del gobierno–leyes, policía, soldados, las cortes, legisladuras, prisiones,–está acérrimamente involucrado en “armonizar” los elementos más antagónicos de la sociedad.

La más absurda excusa para la autoridad y la ley es que sirven para disminuir el crimen. Aparte del hecho de que el Estado es en sí mismo el más grande criminal, rompiendo toda ley escrita y natural, robando en la forma de impuestos, asesinando en la forma de guerra y pena capital, ha llegado a verse completamente superadoen su lucha contra el crimen. Ha fallado totalmente en destruir o tan siquiera minimizar el terrible azote de su propia creación.

El Crimen no es nada más que energía mal dirigida. Mientras cada institución de hoy día, económica, política, social y moral, conspire para dirigir errádamente la energía humana por canales equívocos; mientras la mayoría de las personas estén fuera de lugar, haciendo las cosas que odian hacer, viviendo una vida que aborrecen vivir, el crimen será inevitable y todas las leyes en los estatutos solamente pueden aumentar, pero nunca terminar con el crimen. Qué sabe la sociedad, como existe hoy día, del proceso de la desesperación, de la pobreza, de los horrores, de la pusilánime lucha que pasa el alma hhumana en su camino hacia el crimen y la corrupción. Quén conoce este proceso terrible no puede dejar de ver la verdad en estas palabras de Peter Kropotkin:

“Esos que calcularán el balance entre los beneficios atribuídos a la ley y el castigo y el efecto degradante de este sobre la humanidad; que estimarán el torrente de ruindad derramado sobre la sociedad humana por el informante, favorecido hasta por el Juez y pagado en moneda-resonante por gobiernos, bajo el pretexto de ayuda a desemascarar el crimen; esos que irán dentro de las paredes de la prisión y allí ver en lo que se han convertido los seres humanos cuando se les priva de su libertad, cuando son sujetos al cuidado de guardianes brutales, con groserías, con palabras crueles, enfrentándose a mil humillaciones punzantes y agudas, concordarán con nosotros que el aparato entero de la prisión y su castigo es una abominación que debe terminar.”

La influencia disuasiva de la ley sobre el hombre ocioso es demasiado absurda para merecer alguna consideración. Solamente con liberar a la sociedad del gasto y de los desperdicios que causa mantener a una clase ociosa y del igualmente gran gasto de la parafernalia de protección que esta clase de haraganes requiere, en la sociedad existiría abundancia para todos, incluyendo hasta el individuo ocioso ocasional. Además, está bien considerar que la vagancia resulta o de los privilegios especiales o de las anormalidades físicas y mentales. Nuestro demente sistema de producción patrocina ambos y el fenómeno más sorprendente es que la gente desee trabajar, aún ahora. El Anarquismo aspira desgarrar al trabajo de su aspecto estéril y aburrido, de su brillo y compulsión. Intenta hacer del trabajo un instrumento de gozo, de fuerza, de armonía real, para que aún el más pobre de los hombres, pueda encontrar en el trabajo recreación y esperanza.

Para lograr tal arreglo de la vida, del gobierno, sus medidas injustas, arbitrarias y represivas deben ser acabadas. Lo mejor que ha hecho es imponer un solo modo de vida, sin importar las variaciones individuales y sociales, además de sus necesidades. Al destruir el gobierno y las leyes estatutarias, el Anarquismo propone rescatar el respeto-propio y la independencia del individuo de toda prohibición e invasión por la autoridad. Solo en la libertad puede el hombre alcanzar su completo desarrollo. Solamente en la libertad aprenderá a pensar y a moverse y a dar lo mejor de sí. Sólo en libertad realizará la verdadera fuerza de los lazos sociales,que atan al hombre entre sí y los cuales son la verdadera base de una vida social normal.

Pero, ¿qué de la naturaleza humana? ¿Puede ser cambiada? Y si no, ¿sobrevivirá bajo el Anarquismo?

Pobre naturaleza humana, !qué crímenes horribles han sido cometidos en tu nombre! Todo tonto, desde el rey hasta el policía, desde la persona más cabezota , hasta el ignorante sin visión de la ciencia, presume hablar con autoridad de la naturaleza humana. Mientras mayor sea el charlatán mental, más definitiva será su insistencia en la iniquidad y debilidad de la naturaleza humana. Pero, ¿cómo puede cualquiera hablar de eso hoy, con todas las almas en prisión, con cada corazón encadenado, herido y mutilado?

Juan Burroughs ha dicho que el estudio experimental de los animales en cautiverio es absolutamente inútil. Su carácter, sus hábitos, sus apetitos pasan por una transformación completa, cuando son arrancados de su suelo en el campo y en el bosque. Con la naturaleza humana enjaulada en un estrecho espacio, batida diariamente hasta la sumisión, ¿cómo podemos hablar de sus potencialidades?

La libertad, la expansión, la oportunidad y sobre todo, la paz y el descanso, solos, pueden enseñarnos los factores dominantes reales de la naturaleza humana y todas sus magníficas posibilidades.

El Anarquismo, entonces, verdaderamente favorece la liberación de la mente humana del dominio de la religión la liberación del cuerpo humano del dominio de la propiedad, la liberación de las cadenas y prohibiciones del gobierno. El Anarquismo representa un orden social basado en la agrupación libre de los individuos, con el propósito de producir verdadera riqueza social, un orden que garantizará a cada humano un acceso libre a la tierra y un gozo completo de las necesidades de la vida, de acuerdo a los deseos individuales, gustos e inclinaciones.

Esto no es una idea salvaje o una aberración mental. Han llegado a tal conclusión multitud de hombres y mujeres inteligentes de todo el mundo, una conclusión resultante de la observación cercana y estudiosa de las tendencias de la sociedad moderna; la libertad individual y la equidad económica, las fuerzas gemelas para el nacimiento de lo que es transparente y verdadero en el hombre.

En cuanto a los métodos. El Anarquismo no es, como muchos pueden suponer, una teoría del futuro a ser logrado a traves de la inspiración divina. Es una fuerza de vida en los asuntos de nuestra vida, constantemente creando nuevas condiciones. Los métodos del Anarquismo por lo tanto no contienen un programa, armado de hierro para llevarse a cabo bajo toda circunstancia. Los métodos deben salir de las necesidades económicas de cada lugar y clima y de los requisitos intelectuales y temperamentales del individuo. El carácter calmado y sereno de un Tolstoy desearán diferentes métodos para la reconstrucción social, que la intensa, desbordante personalidad de Miguel Bakunin o de un Pedro Kropotkin. Igualmente también debe ser aparente que las necesidades económicas y políticas de Rusia dictarán medidas más drásticas que las de Inglaterra o América. El Anarquismo no representa ejercicios militares y uniformidad pero, sí defiende el espíritu revolucionario, en cualquier forma, en contra de todo lo que impida el crecimiento humano. Todos los Anarquistas concuerdan en eso, al igual que están de acuerdo en su oposición a la maquinaria política como un medio de traer el gran cambio social.

“Toda votación,” dice Thoreau, “es como jugando, como damas, o backgammon, el juego con el bien y el mal, su obligación nunca excede su conveniencia. Hasta votando por lo correcto es hacer nada por ello. Un hombre sabio no dejará el derecho a la clemencia de la oportunidad, ni deseará que prevalezca a través del poder de la mayoría.” Un examen cercano de la maquinaria política y sus logros nos llevarán a la lógica de Thoreau.

¿Qué nos demuestra la historia del parlamentarismo? Nada, excepto la omisión y la derrota, ni hasta una sencilla reforma para mejorar la tensión económica y social de la gente. Se han aprobado leyes y han hecho estatutos para el mejoramiento y protección del trabajo. Así, de este modo, el año pasado se probó en Illinois, con las leyes más rígidas para la protección minera, tuvo los desastres mineros mayores. En Estados donde las leyes del trabajo de los niños prevalecen, la explotación infantil está en unos niveles altísimos y aunque con nosotros los trabajadores disfrutan de oportunidades políticas completas, el capitalismo ha llegado a su momento cumbre más desvergonzado..

Hasta si los trabajadores pudiesen tener sus propios representantes, que es, lo que nuestros buenos políticos socialistas están clamando, ¿que oportunidades hay para su honestidad y buena fe? Una tiene que tener en mente el proceso de la política, para darse cuenta que su camino de buenas intenciones está repleto de peligro latente: maquinaciones secretas, intrigas, adulaciones, mentiras, trampas; de hecho, sofistería de toda índole, donde el aspirante político puede lograr el éxito. Añadido a eso está la desmoralización completa del carácter y las convicciones, hasta que no queda nada, que haría que una tuviese esperanza de tal desamparo humano. Una y otra vez las personas fueron lo suficientemente tontos en confiar, creer y apoyar hasta su último penique, a los aspirantes políticos , para verse al final traicionados y engañados.

Se puede decir que los hombres íntegros no se convertirían en corruptos en el molino pulverizante político. Quizás no, pero esos hombres estarán absolutamente desamparados para ejercer la más ínfima influencia en nombre de los trabajadores, como ha sido demostrado en numerosos ejemplos. El Estado es el amo económico de sus sirvientes. Los buenos hombres, si los hubiere, o permanecerían fieles a su fe política y perderían su apoyo económico, o se agarrarían de su amo económico mostrándose del todo incapaces de hacer el mínimo bien. La arena política nos deja sin alternativa, una debe ser un burro o un pícaro.

La superstición política todavía domina los corazones y las mentes de las masas, pero los verdaderos amantes de la libertad no tendrán nada que ver con esto. Al contrario, éstos creen con Stirner que el hombre tiene tanta libertad como la que quiera tomarse. El Anarquismo, por lo tanto, mantiene la acción directa, el desafío abierto y la resistencia hacia todas las leyes y restricciones económicas, sociales y morales. Pero el desafío y la resistencia son ilegales. Ahí yace la salvación del hombre. Todo lo ilegal necesita integridad, seguridad-propia y coraje. Busca espíritus libres e independientes, a “hombres que son hombres y que tienen un hueso en sus espaldas, el cual no puede atravesarse con la mano.”

El sufragio universal mismo debe su existencia a la acción directa. De no ser por el espíritu de rebelión, del desafío por parte de los padres revolucionarios americanos, sus descendientes todavía estarían bajo el cobijo del Rey. Sino fuera por la acción directa de un Juan Brown y sus camaradas, América todavía estaría canjeando la piel del hombre negro. Cierto, el canje de la piel blanca todavía existe, pero, también, tendrá que ser abolido por la acción directa. El sindicalismo, la arena económica del gladiador moderno, le debe su existencia a la acción directa. No fue hasta fechas recientes que la ley y el gobierno han tratado de aplastar el movimiento sindical y condenado a prisión por conspiradores, a los exponentes del derecho del hombre a organizarse. De haber tratado de lograr su causa rogando, alegando y pactando, los sindicatos serían hoy muy pocos. En Francia, en España, en Italia, en Rusia, hasta Inglaterra testimonia la creciente rebelión de las uniones laborales, la acción directa, revolucionaria, económica se ha convertido una fuerza tan poderosa en la lucha por la libertad industrial que ha conseguido que el mundo se de cuenta de la tremenda importancia del poder del trabajo. La huelga general, la expresión suprema de la conciencia económica de los trabajadores, fue ridiculizada en América hace poco. Hoy toda gran huelga, para ganar, debe darse cuenta de la importancia de la protesta general solidaria. La acción directa, habiendo probado su efectividad en las líneas económicas, es igualmente potente en el ambiente individual. Allí cientos de fuerzas avanzan sobre su ser y sólo la resistencia persistente frente a ellas finalmente lo libertará. La acción directa en contra de la autoridad en la tienda, acción directa en contra de la autoridad de la ley, acción directa en contra de la autoridad entrometida, invasiva de nuestro código moral, es el método lógico y consistente del Anarquismo.¿ Nos guiará éste a una revolución? Por supuesto, lo hará. Ningún cambio social ha venido sin una revolución. Las personas o no están familiarizadas con su historia, o todavía no han aprendido, que la revolución es el pensamiento llevado a la acción.

El Anarquismo, la gran fermentación del pensamiento, está hoy imbricado en cada una de las fases del empeño humano. La Ciencia, el Arte, la Literatura, el Drama, el esfuerzo para un mejoramiento económico, de hecho toda oposición individual y social al desorden existente de las cosas, es iluminado por la luz espiritual del Anarquismo. Es la filosofía de la soberanía del individuo. Es la teoría de la armonía social. Es el gran resurgimiento de la verdad viva que está reconstruyendo el mundo y nos anunciará el Amanecer.

.

 

Emma Goldman

EL CAOS DE LA MUNICIPALIDAD DE SAN JOSE

Si no se tratara de fondos públicos, la noticia publicada por Diario Extra el 27 de septiembre de 2006, nos causaría hilaridad y propondríamos que este hecho figurara en los records  Guiness.

El  empresario Guillermo Sanabria es el dueño de ciento cincuenta metros cuadrados del terreno que ocupa el Edificio José Figueres Ferrer, sede de la Municipalidad de San José.

Todo se originó en la expropiación de que fue objeto en 1974 el señor Álvaro Aguilar Badilla. Antes de que esta expropiación se consumara el propietario lo vendió a Alberto Rigg, quien apeló la expropiación y ganó el caso casi veinte años después. Una vez que tuvo la propiedad legal del terreno lo vendió al empresario Sanabria quien ya ha tomado posesión legal de él. Lo más grave de este asunto es que salió a la luz pública que los cinco mil doscientos metros cuadrados en que está asentado todo el edificio municipal, aún pertenecen al empresario José Pujol Martí, ligado al grupo Abonos Agro y quien falleció ante varios años.

Veamos otro ejemplo de la forma en que el municipio capitalino administra los bienes públicos. Hace bastantes años, un ciudadano donó al Ayuntamiento varios lotes que estaban a nombre de sus hijos y que hoy son parques en el sector de Barrio Escalante. Años después, cuando uno de sus hijos fue a pedir un bono de vivienda no pudo lograrlo porque según el Registro Público tanto él como su familia eran millonarios. Ante esta injusticia acudió a la Sala Constitucional, la cual en voto 1731-06 dispuso declarar con lugar el recurso y ordenar al alcalde Municipal, que dentro de un mes después de la notificación de la sentencia inscriba a nombre del municipio las fincas del Partido de San José matrículas 140.771 y 140.797.

 Ante el caso denunciado por La Extra, Rafael Arias, quien era el candidato a Ministro de Seguridad Pública en un eventual gobierno de Rolando Araya y que recibió como premio de consolación un puesto en la Municipalidad de San José, indicó que todo se trata de un fraude de simulación fraguado por Rigg y Sanabria.

 No queremos tomar partido en esta pelea, pero si nos interesa resaltar que las pobres declaraciones de Arias más bien vienen a resaltar  la irresponsabilidad con que se manejan los recursos del sistema municipal costarricense. Si esta estafa realmente se hubiera dado, los únicos responsables serían los altos ejecutivos municipales y el Departamento Legal de la Municipalidad de San José, quienes demostrando una total irresponsabilidad, permitieron que se construyera un costoso edificio en un terreno que no era propiedad del  municipio y que esta situación irregular se perpetuara durante más de treinta años.

Vemos ahora con otro artificio contable de la Municipalidad de San José. En la propia página web del Municipio se indica como parte del informe de los auditores externos:

“las bases de datos que respaldan las cuentas por cobrar al 31 de diciembre de 2005 y 2004, por un monto de ¢ 9.308.174.193 y ¢ 7.913.980.449, las cuales tienen su contrapartida en el patrimonio, incluyen montos por cobrar  de aproximadamente ¢ 5.862.886.000. No se suministró a los auditores externos un estudio técnico que defina con claridad la parte del pendiente que es irrecuperable”

En resumen más de la mitad de las cuentas por cobrar por servicios, impuestos y patentes, presentan un atraso de más de un año y ni la propia Municipalidad ha cuantificado cuanto de esta suma podría recuperarse

 

Pero lo más preocupante de este asunto es la total indiferencia ante este desorden contable de la Superintendencia General de Valores. La Municipalidad de San José aparece inscrita como emisor ante este ente supervisor y debe presentar ante esta entidad sus estados financieros. Si en dichos estados aparecen como activos estos terrenos, que legalmente no le pertenecen, y las cuentas por cobrar están infladas, esta emisión se inscribió con datos falsos, que tienden a confundir a los potenciales inversionistas. Por tanto, es responsabilidad legal de la Superintendencia General de Valores, iniciar una investigación de estos hechos en salvaguarda de los derechos de los inversionistas. Además, podría estarse presentando el delito de uso de balances falsos, el que la Superintendencia debería denunciar ante el Ministerio Público.

De esta responsabilidad no escapa el alcalde actual JOHNNY ARAYA MONGE, quien ha ocupado el máximo cargo administrativo de la Municipalidad por más de diez años. Ya que el señor Araya quiere reelegirse y ha declarado como domicilio electoral estos controversiales terrenos, porque si declarara su domicilio real no podría aspirar a la Alcaldía, debe explicar al pueblo como ha permitido que todas estas anomalías se hayan perpetuado durante su mandato.