SUGEF AL SERVICIO DE LOS USUREROS

A partir de octubre 2006, comenzó a regir la Normativa 1-05, Reglamento para Clasificación de Deudores emitida por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, aplicable a todas las entidades supervisadas por la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF). Este reglamento cambia las reglas para clasificación de deudores, es decir cuando una persona solicite un crédito se tomarán en cuenta factores tales como: morosidad actual, morosidad histórica en los últimos cuatro años y capacidad de pago. A aquel deudor que presente atrasos de treinta días o menos se le considerará en el Nivel 1 (bueno), el que tenga atrasos de 31 a 120 días en el Nivel 2 (aceptable) y a los que se encuentren con atrasos de más de 121 días como Nivel 3 (malo). De acuerdo con la categoría en que se encuentre el deudor, así será la pérdida por incobrabilidad que deberá registrar la entidad, aunque el deudor se encuentre al día. Uno de los aspectos que se ha tomado en cuenta para adoptar esta nueva normativa, es la de que se premiará al buen pagador con una tasa de interés más baja. Esto nos parecería muy bien si se cumpliera, pero lo mismo se dijo cuando se abrieron las captaciones y el ahorro a la vista y nunca vimos que esto se llevara a la práctica. Al final, terminamos pagando las mismas altas de interés por los créditos y vimos como los bancos estatales nos empezaron a cobrar por servicios que antes eran gratuitos, como por ejemplo el uso de los cajeros automáticos y de las chequeras. Inconstitucionalidad del Reglamento: Consideramos que este Reglamento es inconstitucional, por violar el principio de irretroactividad de la ley y el derecho a la intimidad. Veamos por qué. Violación del principio de irretroactividad de la Ley. En los lineamientos generales el Reglamento indica; “El comportamiento de pago histórico se calcula para un periodo de 48 meses que finaliza el último día del mes anterior al mes de evaluación.” En otras palabras, usted será juzgado por su comportamiento de pago en los últimos 4 años, cuando usted no sabía de los efectos que podría tener su comportamiento de pago en su clasificación como sujeto de crédito. O sea usted está siendo castigado por una falta que cometió cuando el Reglamento no había sido emitido. Entre los aspectos que lo pueden a usted clasificar a nivel de leproso financiero está que su operación con un saldo total adeudado mayor a veinticinco mil colones costarricenses haya sido reconocida como incobrable. Esto es muy posible que se presente en el caso de las tarjetas de crédito. Cuando a usted le renuevan una tarjeta de crédito sin autorización la entidad emisora registra sin su consentimiento el cobro de la membresía. Si usted se niega a recibir la tarjeta, esta suma será liquidada como un incobrable por el emisor de la tarjeta. Por tanto, cuando usted vaya a solicitar un crédito podrá darse cuenta que ya se encuentra clasificado como cliente de alto riesgo, simplemente por negarse a complacer el capricho de algún agiotista que administra tarjetas de crédito. Violación al Derecho a la Intimidad: El artículo 8 del Reglamento indica: La entidad debe determinar el comportamiento de pago histórico del deudor con base en el nivel de comportamiento de pago histórico asignado al deudor por el Centro de Información Crediticia de la SUGEF. La entidad puede complementar lo anterior con referencias crediticias, comerciales o ambas. Estas referencias pueden ser generadas por la misma entidad, su grupo o conglomerado financiero o suministradas por otras entidades financieras, centrales de crédito u otros proveedores de información crediticia y comercial costarricenses o extranjeros. De acuerdo con ese artículo, para usted ser un sujeto de crédito aceptable usted deberá autorizar al a SUGEF, para que el saldo de todas sus operaciones de crédito y el grado de atención de las mismas queden a disposición de todo el sistema financiero y lo que es más grave, legaliza a los proveedores de información crediticia, que no son otra cosa que ladrones de información, cuyo proceder ha sido varias veces condenado por la Sala Constitucional. El crédito es solo para los ricos. Si usted no quiere tener muchos problemas para obtener crédito puede dar como garantía bienes inmuebles o certificados de inversión. La formalización de créditos hipotecarios es sumamente cara por los gastos de notario y registrales. Además, si alguien puede dar como garantía un certificado de inversión, es porque tiene ahorros, por lo que concluimos que uno de los objetivos de la SUGEF ha sido el de facilitar el crédito a los ricos y dejar a los pobres en manos de los agiotistas. La fiesta de los agiotistas; Lógicamente, cuando usted se convierte en un leproso del sistema financiero, si no tiene casa que hipotecar o vehículo que prendar, no le quedará más que acudir a esas caritativas almas que le ofrecen crédito hasta el 7% mensual. Para ellos usted si será sujeto de crédito, aunque para ello tenga que entregarles hasta su sangre. Ellos son los grandes beneficiados de este Reglamento ilegal, inconstitucional y violador de derechos fundamentales. Por ese motivo hemos visto como pululan en los últimos tiempos, ya que hasta compañías gringas han venido al país a dedicarse al negocio de préstamos usurarios. Lo más grave de esto es que hemos recibido denuncias de que bancos estatales están haciendo préstamos a estas compañías de créditos usurarios, recibiendo como garantías los pagarés firmados por los infortunados deudores. Pobre don José Figueres. Cuando el nacionalizó los depósitos bancarios soñó en que fueran instrumentos de crédito para los pobres. Ahora resulta que los vemos convertidos en prestamistas al servicio de los vampiros que sangran al pueblo, por lo que nos preguntamos si valdrá la pena que sigan existiendo. Conclusiones: 1- Si ya usted tiene un contrato de préstamo, no permita que se lo varíen para incluir autorizaciones para hacer pública su información o para castigarlo con tasas de interés mayores debido a que usted no quiso suministrar información privada o porque fue clasificado como deudor de alto riesgo. 2- Si va a pedir un préstamo y el mismo le es rechazado por su comportamiento de pago anterior a la vigencia del Reglamento, consulte a un abogado sobre la posibilidad de presentar un recurso de inconstitucionalidad. Ya es hora de parar las arbitrariedades de Alberto Dent y Oscar Rodríguez, dos banqueros privados que hoy dominan la supervisión del sistema financiero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: