MENTIRAS OFICIALES SOBRE EL TLC

tio-sam-aguila.jpg 

Primera Mentira:

Una de las mentiras que han propalado en su campaña los defensores del TLC ha sido que este no perjudicará a la educación ni a la pequeña y mediana empresa. Además han puesto como ejemplo a Chile, como nación que ha prosperado gracias a los tratados de libre comercio. Veamos lo que al respecto señala el Seminario Universidad en su edición del 25 de octubre de 2006.

Para TOMÁS HIRSCH, candidato presidencial en las últimas elecciones chilenas:

“El Chile oficial es espectacular: crecimiento por 22 años seguidos, grandes reservas internacionales, superávit fiscales, lindas carreteras.

Pero en su opinión la situación de Chile es catastrófica.

El TLC ha significado la destrucción de micro y pequeña empresas, el país se ha desvinculado de América Latina, las universidades privadas cuestan $ 500 al mes y las estatales igual.

Pensiones:

Con respecto al régimen de pensiones, el cual fue copiado por el ex presidente Rodríguez por medio de
la Ley de Protección al Trabajador dice el ex candidato chileno. Los funcionarios de
la Universidad de Chile que se acogieron a la reforma del sistema reciben un 67% menos de jubilación.

Educación:

Con respecto a la educación, modelo que también trató de copiar Rodríguez al final de su mandato, pero que los estudiantes pararon a pedradas cuando se debatía enla Asamblea Legislativa dice HIRSCH;

 
La Ley Orgánica Constitucional de Educación, fue firmada por PINOCHET a última hora, el último día de gobierno. Esta normativa establece un papel  subsidiario para el Estado en la educación, que se municipalizó, perpetuando las diferencias entre los gobiernos ricos y los pobres. La demanda de los estudiantes es revocar esa ley.

Desigualdad social:

Estudios divulgados en Chile, revelan que el 5% más rico de la población, equivalente a unas setecientos cincuenta mil personas reciben ingresos 209 veces más altos que el 5% más pobre, mientras que en 1990 esa cifra era solo de 130 veces.

Con respecto al crecimiento de los ingresos las clases más pobres los han visto crecer solo en el 1%, mientras que el sector más rico experimentó una tasa de crecimiento del 62%.

Las cifras citadas anteriormente han venido a demostrar que la maravillas de Chile que nos han pintado los neoliberales del gobierno y los negociadores del TLC no vienen más que a confirmar que este tipo de tratados viene a beneficiar a pocos con el perjuicio de muchos.

Segunda Mentira:De no aprobarse el TLC nos quedaríamos por detrás de Centroamérica.

Si esto es cierto gracias a Dios que así sea. Cifras publicadas por Tiempos del Mundo señalan que en el año 2004 los restantes países de Centroamérica tuvieron un superávit en su comercio con los Estados Unidos de 599,2 millones de dólares, este subió en el 2005 a 1,023,3 millones de dólares y a julio de 2006, ya con el TLC, se ha acumulado un déficit de -25 millones de dólares. Al respecto Mauricio Díaz Director del Foro Social dela Deuda Externa ha dicho,” Todo lo que el TLC ofrece a Honduras ya el país lo tenía, no había necesidad de un acuerdo comercial, y todo lo que se le añadió es a favor de los norteamericanos”.

Después de estas citas los comentarios sobran, sobre todo que provienen de un medio informativo que ni el más recalcitrante neoliberal podría calificar como de izquierda.

Tercera Mentira:

Según un sindicalista el TLC es bueno para el país.

Según el sindicalista RICARDO THOMPSON, dirigente en los últimos años del sindicato del INA, El TLC traerá grandes beneficios para el país, porque fortalecerá el comercio y abrirá nuevas fuentes de empleo. Como somos respetuosos de las ideas de los demás, respetaríamos la opinión de este dirigente sindical, si no hubiera sido nombrado de inmediato por el Gobierno de  Oscar Arias como embajador en Trinidad y  Tobago, lógicamente sin soltar la ubre en el Instituto Nacional de Aprendizaje, a la cual volverá cuando haya cambio de gobierno o deje de ser de utilidad para el gobierno de Arias. Por tanto, no podemos creer en las declaraciones de THOMPSON y no sabemos por qué la bendita embajada nos recuerda las treinta monedas de Judas.

Ha dicho don Eduardo Lizano, ex presidente ejecutivo del Banco Central que en negociaciones de este tipo siempre hay ganadores y perdedores. Lástima que siempre el ganador sea un solo país y dentro del país perdedor, los ganadores sean pocos y siempre los mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: