EL FISCAL GENERAL Y EL RIDÍCULO DEL PAC

La reciente derrota en la elección para Magistrado de la Sala Tercera, del señor FRANSCISO DALL”ANESSE, debe de hacer meditar a las altas autoridades del Partido Acción Ciudadana ya que se convirtió en una derrota no para el Fiscal General, sino para el principal partido de oposición.

Consideramos que el PAC partió de un criterio equivocado al apoyar esa candidatura.

Que el señor Fiscal General había hecho mucho en la lucha contra la corrupción, siendo este criterio erróneo, porque hasta la fecha los frutos de esta lucha no se han concretado y lo que don Francisco ha hecho se nos ha parecido más al teatro que a la administración de la justicia. Veamos por qué.

 

En el caso del asesinato del periodista Parmenio Medina, el Fiscal General fue a Guanacaste a hacerse personalmente cargo de la detención del conocido y carismático  sacerdote Minor Calvo Aguilar, mientras su presunto cómplice en la autoría intelectual  el empresario Omar Chaves Mora fue aprehendido por miembros del Organismo de Investigación Judicial. Como extraña coincidencia, cuando el señor Fiscal General llegó al aeropuerto, un grupo de periodistas estaban esperando y la imagen del  sacerdote con sus manos esposadas apareció en todos los medios de prensa, haciendo subir la imagen y el ego del señor  DALL”ANESSE.

Pero a la hora del juicio los argumentos de la Fiscalía no han sido tan contundentes. No se ha podido probar que el arma encontrada fuera el arma homicida, que el vehículo decomisado fuera el usado en el crimen y  las contradicciones entre los testigos han sido evidentes. Esperamos equivocarnos pero a como van las cosas no nos sorprendería que los imputados fueran declarados inocentes y el crimen del periodista Medina quedara impune. No omitimos manifestar que la actual fiscal que lleva el caso la licenciada Giselle Rivera, tuvo que sustituir a la licenciada Leda Méndez, quien , según nos han informado, no condujo la investigación de la manera más correcta. Sin embargo, fue premiada con el nombramiento de jueza.

Luego vino el caso de los ex presidentes Miguel Ángel Rodríguez y Rafael Ángel Calderón. En este capítulo de la gestión del señor Fiscal General este logró que los dos ex presidentes fueran sometidos a prisión preventiva. Sin embargo, como lo ha hecho ver el ex presidente  Rodríguez, más de dos años después de esas detenciones no se han presentado cargos contra ninguno de los dos ex presidentes a pesar de que el Fiscal General ha dicho que la investigación estaba prácticamente concluida desde hace varios meses.

Debe resaltarse que en los actos bochornosos que se presentaron en el Aeropuerto Juan Santamaría, el señor Fiscal General, fue consciente o inconcientemente actor activo o pasivo de la conjura montada por el entonces presidente de Costa Rica Abel Pacheco y el Ministro de Seguridad Rogelio Ramos Martínez, para montar un show cuyo único objetivo era escarnecer y humillar al entonces Secretario General de la OEA, Miguel Ángel Rodríguez, hecho por el que fue condenado por la Sala Constitucional, el licenciado Ramos Martínez.

Además el Fiscal General tiene mucha labor aún pendiente en el puesto que le encomendó la Corte Plena. Hasta el momento no hemos sabido que nadie haya sido acusado por la compra de la chatarra  conocida como patrullas rumanas, por los más de setecientos nombramientos ilegales que se hicieron en el Ministerio de Seguridad Pública y por la desaparición de armas del arsenal nacional. Por esos motivos, no era el mejor momento para que el Fiscal General abandonara su puesto, presentando su  candidatura a  Magistrado con la bendición del PAC.

Aunque este partido estaba en todo su derecho de apoyar el candidato que quisiera, lo que si es criticable es el empecinamiento en  mantener su candidatura cuando se sabía que no tenía posibilidad alguna de resultar electo. Faltó elegancia a don Francisco para haber renunciado a tiempo a su  candidatura y hubo empecinamiento del PAC en seguirlo apoyándolo. Como lo dijo la joven e inteligente diputada del PAC, Andrea Morales, el ir más de treinta votaciones para elegir magistrado, solamente sirvió para desacreditar al Poder Legislativo.

Finalmente, para sellar con broche de oro el papel de la fracción opositora, posterior a la tardía renuncia del Fiscal General a sus aspiraciones, el diputado Alberto Salom, clamó por un candidato de consenso. Para que se iba a seguir en ese juego circense si al licenciado Chinchilla le faltaba un solo voto para resultar electo?

Finalmente el candidato Chinchilla obtuvo los treinta y ocho votos, ya que alguien le prestó el voto que le faltaba y no fue el diputado Echandi, ya que éste públicamente ha manifestado. “Yo apoyé a Gerardo Calvo Picado, porque lo conozco y lo apoyé hasta el final. Yo creo que alguien de otro partido votó por Chinchilla”

. Sería acaso alguno de los diputados del PAC quien quiso terminar con el ridículo que estaba haciendo su partido?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: