LA CAJA, POR EL CAMINO DEL BANCO ANGLO

mdico.jpg

Rodrigo Arias López, actuario matemático y funcionario de la Caja Costarricense de Seguro Social, es para nosotros un ejemplo para los empleados del sector público. Ha sido uno de los pocos que han comprendido que no hay que esperar que el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos  se ratifique, para que las instituciones gubernamentales, que deberían estar al servicio del pueblo, terminen despedazadas. Un caso es el de la Caja Costarricense de Seguro Social, la cual no solamente se verá perjudicada con el TLC, sino que desde hace varios años es víctima de la consigna, emanada de los dos partidos tradicionales de destruir a las instituciones desde adentro, en el caso de la Caja la razón salta a la vista.Brindar servicios médicos privados es un servicio tan lucrativo, que el mejor negocio para la plutocracia que gobierna el país es  que la Caja funcione mal, o  aún mejor que desaparezca, para  que las clínicas privadas vean incrementada su clientela. La mejor prueba del ligamen entre la medicina privada y la clase política, es la compra por parte del Grupo Sama, empresa financiera ligada a los hermanos Arias Sánchez y la Iglesia Católica, dela Clínica Católica La Purísima. Ya altos funcionarios de este grupo financiero establecido en Costa Rica y en Panamá, han anunciado una inversión de millones de dólares en su nueva adquisición.Por eso es que alcanzan importancia figuras como la de Arias López, quien demostró en el tiránico e inepto gobierno de Abel Pacheco que no es un funcionario acomodaticio y dispuesto a callar las irregularidades que se comenten en esta Institución. Su denuncia valiente le costó ser silenciado por las autoridades dela Caja de ese entonces, razón por la cual tuvo que acudir a la Sala Constitucional para exigir se le respetara el derecho fundamental  a la libertad de expresión. Arias fue, peleó y triunfó, por eso es que sus denuncias deben ser objeto de atención por parte de todos los costarricenses.

En la edición del 1 de marzo de 2007 del Seminario Universidad, Arias López, publica el artículo titulado “La Caja por el camino del Anglo” En este artículo se indica cómo en
la Caja se han manipulado las cifras para hacer creer que la deuda del Gobierno Central conla Caja Costarricense de Seguro Social, asciende a trescientos mil millones, cuando en realidad, de acuerdo con cifras actuariales es de cinco billones de colones.
Según Arias, “Solamente en el año 2006 el costo de atención de las personas no aseguradas y de asegurados no asalariados, rondó en los ¢ 300 mil millones de colones y los ingresos no alcanzaron los ¢100 mil millones .El monto faltante se financió esencialmente con cuotas de los trabajadores asalariados, en contraposición a lo que establece el artículo 73 de la Constitución Política de Costa Rica.El silencio de los jerarcas de la Auditoría Interna dela Institución, de la Contraloría General de
la República ante el desmantelamiento dela Caja Costarricense de Seguro Social al margen dela  Constitución Política es extraño. Muy extraño. Lo más grave es quela Contraloría General dela República advirtió que para cobrar esas deudas,la Caja debe demostrar que prestó esos servicios”.
Agregamos nosotros que la misma Contraloría General de
la República, ha emitido informes en los que se demuestra el tremendo desorden contable de
la Caja Costarricense de Seguro Social. Por tanto, consideramos que esta suma quedará registrada para siempre como una cuenta por cobrar, desvirtuando los estados financieros de
la Caja, y creando falsas expectativas para los asegurados.
Otro aspecto de suma gravedad es que el proceso de entrada del dinero por concepto de planillas, lo administra el Régimen de Enfermedad y Maternidad, el cual posteriormente lo traslada al Régimen de Invalidez, Vejez  y Muerte. Por tanto, se presume que los faltantes en el área de salud, se están cubriendo con el dinero de nuestras pensiones, disfrazándose como una  cuenta por cobrar y por pagar entre ambas áreas.No queremos demeritar la lucha que están dando varios grupos organizados del sector social y político contra el TLC, pero si queremos llamar la atención sobre estos hechos, que están minando económicamente  la seguridad social costarricense y que van a terminar con
la Caja antes de que el TLC entre en vigor.
 No caigamos en la trampa xenofóbica de culpar a los inmigrantes nicaragüenses de los problemas de la Caja. La culpa es de los propios jerarcas quienes, con sus actuaciones calculadas la están destruyendo. Dijo don Guido Miranda, hace varios meses que cuando un régimen de Seguridad Social colapsa, en ninguna parte del mundo ha logrado levantarse. No debemos dejar solo a Arias López. Todos los asegurados como un todo debemos exigir que la Caja Costarricense de Seguro Social, se administre en beneficio de todos los costarricenses y no para el lucro de los mercaderes del dolor ajeno.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: