LA VERDAD SOBRE LA INICIATIVA DE LA CUENCA DEL CARIBE

  • Ayer en discurso en el Senado de los Estados Unidos

(Pueden bajar el video en el link del sitio de Gobierno de EU que aparece al final)

Senador Sherrod Brown confirma que Costa Rica no perderá la Iniciativa
Cuenta del Caribe (ICC) de ganar el No
El senador demócrata señaló que de ganar el No, se puede “crear un nuevo acuerdo comercial”.
Enfatizó que de ganar el No, las relaciones entre EE.UU. y Costa Rica mejorarían.
Durante su intervención, Brown informó al Senado sobre el memorando y la estrategia utilizada para impulsar el TLC.

Ayer en la noche durante la sesión del Senado de los Estados Unidos, el senador demócrata Sherrod Brown realizó una intervención en la cual confirmó que Costa Rica no perderá la ICC de ganar el No en el referéndum del 7 de octubre.

(Extracto traducido al español)

“Gracias señor Presidente:
Hablo ante esta Cámara sobre los hechos que se están desarrollando actualmente en Costa Rica. (…)Un memorando que trascendió a través de la prensa y que ha causado un alboroto -por una buena razón. (…)

Específicamente, ha habido una campaña de información en Costa Rica de que si el tratado pierde, Estados Unidos castigará a Costa Rica revocando los beneficios comerciales existentes en la Iniciativa de la Cuenca
del Caribe. Estos es patentemente falso.
Costa Rica continuará beneficiándose de la ICC porque es una ley. Es
un programa permanente. Su existencia depende del Congreso de los Estados Unidos, no de la administración Bush.”

Estás tácticas deben sonar conocidas a mis colegas que recuerden nuestro debate sobre el TLC. Estas tácticas dejan en claro lo que está en juego -en Costa Rica esta semana- y cuando esta cámara aborda temas de comercio y globalización – y es que hay ideologías en competencia.

Hay una ideología Nafta, y hay una ideología del comercio justo. A decir verdad, la derrota de este referéndum más bien mejoraría las relaciones entre Costa Rica y Estados Unidos. Porque está claro que hay un movimiento de comercio justo en crecimiento aquí, así como lo hay en Costa Rica. Tenemos una razón para tener esperanza.
Si el sí es derrotado en el referéndum, podemos crear un nuevo acuerdo comercial que beneficie a los trabajadores, a las comunidades y no sólo para las corporaciones multinacionales. Tenemos una opción aquí, y el pueblo de Costa Rica tiene una opción esta semana.
Podemos continuar con un modelo comercial que ha fracasado. O podemos rechazar un mal modelo y trabajar juntos en un nuevo acuerdo comercial, un acuerdo de comercio justo.”

Video disponible en:
http://democrats.senate.gov/av/brown/100207brown.wmv

Por favor divulgue este artículo. Ayudemos a derrotar mañana un Tratado de Libre Comercio, engendrado en la mentira de Pacheco y del negociador Trejos y ahora protegido por medio de las prácticas más corruptas por Oscar Arias y los ricos que lo llevaron al poder

NANCY PELOSI DESMIENTE A SUSAN SCHWAB

Hemos recibido la siguiente nota, la cual trasncribimos porque sabemos que La Nación no va a hacerlo:

Desmintiendo las falsas noticias publicadas por La Nación y Al Dia, se adjunta carta de la presidenta del Congreso de los EEUU, Nancy Pelosi y el líder del Senado de los EEUU, Harry Reid, desmintiendo las declaraciones de la señora Susan C Schwab, representante de comercio de la Administració n Bush.

Allí se demuestra que el mercado de los EEUU está seguro para todos los exportadores y productos costarricenses.

Traducción de la carta (adjunta carta original en inglés)

Setiembre 28, 2007

Su Excelencia F. Tomás Dueñas

Embajador de Costa Rica

Embajada de Costa Rica

2114 S Street, NW

Washington, D.C. 20008

Estimado Sr. Embajador:

El pueblo de los Estados Unidos reconoce que Costa Rica es la democracia más antigua en América Latina, y está orgulloso de la cálida y cercana relación que nuestros dos países han tenido siempre. Los Estados Unidos desea mantener ese relación tan especial que ha existido por tantos años.

Los Estados Unidos apoya los procesos democráticos que se llevan a cabo en países libres como Costa Rica. La decisión sobre si Costa Rica se une al TLC y vota sí o no en su referéndum del 7 de octubre es una decisión del pueblo de Costa Rica. Un aspecto clave de las democracias es que respeten los resultados electorales alcanzados por otras democracias.

Entendemos que algunos han asegurado que existe un vínculo entre el resultado del referéndum y la posibilidad de que Costa Rica continúe participando en la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC). Nosotros no estamos al tanto de que exista ese vínculo. La participación en la ICC no depende de la decisión de un país de aprobar o rechazar un tratado de libre comercio con los Estados Unidos, y nosotros no apoyamos este tipo de vinculación.

Sinceramente,

Harry Reid Nancy Pelosi

Líder de la Mayoría del Senado Presidenta de la Cámara de Representantes

U.S Senate Majority Leader Speaker of the U.S. House of Representatives

SIGUE LA CAMPAÑA DEL MIEDO

Reproducimos artículo del diputado José Merino, sobre las amenazas de la representante comercial de los Estados Unidos. Ante el crecimiento del No en las últimas horas, los empresarios y oligarcas que apoyan el TLC, han tenido que recurrir a los gringos, como lo hizo una vez un grupo de nicaragüenses con WALKER para que corriera en su ayuda. Cualquier cosa puede esperarse de un grupo que ha invertido más de mil millones de colones en imponer el TLC a Costa Rica, el cual si es bueno para ellos, no es bueno para el pueblo,
NO tenga miedo, al Partido Republicano, dirigido por George Bush le quedan pocos meses en la Casa Blanca.

QUE EL DOMINGO NO SE PIERDA UN  SOLO VOTO. SALGA A VOTAR. NO HEMOS GANADO NADA HASTA QUE SE CUENTE EL ULTIMO VOTO.

Por tanto haga circular este pronunciamiento entre sus amigos

José Merino del Río
Diputado, Partido Frente Amplio

Ante lo que se vaticina como una rotunda victoria del pueblo de Costa Rica el próximo 7 de octubre, el gobierno de los Arias quema los últimos cartuchos del memorando de la vergüenza.
Ahora, en maniobra desesperada, echan mano de la representante comercial de los Estados Unidos, Susan Schawb, que amenaza a Costa Rica con represalias si el pueblo le dice no al TLC. Esta señora insulta nuestra inteligencia y dignidad, y se entromete groseramente en nuestros asuntos internos tratando de influir como en los mejores tiempos de la política del garrote en el resultado del referéndum.
Los líderes demócratas, que controlan la mayoría en el Senado y en la Cámara de Representantes, han dicho categóricamente que Costa Rica podrá negociar nuevas relaciones comerciales con los Estados Unidos sobre bases más justas y equitativas, y han dejado sin lugar a dudas establecido que la Iniciativa de la Cuenca del Caribe es una ley federal sin fecha de caducidad, y que el presidente Bush no puede cambiarla por capricho o para castigar arbitrariamente a un país democrático como Costa Rica. ¿A quién debemos creer, a la funcionaria Schawb o la mayoría parlamentaria de las dos cámaras del parlamento estadounidense?
Estamos ante una nueva movida servil y antipatriótica del régimen de los Arias, que sin ningún pudor corre en auxilio de Bush, para seguir metiendo miedo a la sociedad costarricense.
Toda esta situación refleja lo que hemos venido afirmando: el TLC es un tratado corrupto y vendepatria, que esconde muchos negocios, entre ellos los de la misma familia Arias, como denuncia el semanario Universidad en la edición de esta semana.
Unido a esta injerencia brutal, encontramos nuevas amenazas de algunos sectores empresariales de que cerrarán empresas si no se aprueba el TLC.
Nunca nuestro pueblo pueblo había sido sometido a tanta infamia y tanto terror mediático.
Como dicen los obispos eméritos: “No tengamos miedo”. Miente Susan Schawb, miente Arias, miente el grupo La Nación, que mañana volverá a abrir una nueva página de este capítulo de la vergüenza.
Nada ni nadie podrá arrebatarnos este triunfo patriótico. Digamos no, para abrir el camino de un comercio justo con Estados Unidos y con todo el mundo, para defender el futuro de una Costa Rica más decente, justa y soberana.
.
__._,_.___

LA VERDAD SOBRE EL TLC

Trascribimos pronunciamiento de ciudadanos de varios partidos políticos, con el fin de poder votar conociendo la verdad sobre el TLC y no la que han vendido los Arias y los negociadores.
Ante el referéndum sobre el TLC el próximo 7 de octubre manifestamos:
1-    No es cierto que para salir de pobres debamos aprobar este tratado- como se ha dicho-, porque contiene cláusulas lesivas que someten la soberanía nacional, la política económica y las instituciones nacionales necesarias para mantener el modelo solidario de país que ordena la Constitución. Tales condicionamientos impedirían salir de pobres a las grandes mayorías.
2-    Sobre el acceso garantizado al mercado de 300 millones de consumidores de los Estados Unidos, es muy poco lo que el TLC agrega, más bien resta seguridad y estabilidad de lo que actualmente existe, otorgado por otra legislación de los Estados Unidos, ya que ese país aprobó el TLC como un acto unilateral, sujeto a su voluntad y a su ley, no como un compromiso recíprocamente obligante. Además de tal condición precaria, el TLC puede ser repudiado en cualquier momento sin más condición que avisar con seis meses de anticipación. Así que es falso que este TLC sea más seguro, todo lo contrario.
3-    No es cierto que el TLC aumente las garantías y seguridades para las inversiones norteamericanas en el país. Ya las tienen garantizadas por el Tratado de Comercio de 1851 y el de Garantías, ambos vigentes. Este último con la ventaja para Costa Rica que puede escoger el tipo de inversión – lo que no sucede con el TLC- porque solo a la aprobada por Costa Rica el Gobierno de los Estados Unidos le otorga su garantía. Esto es mucho mejor para el país, porque permite generar encadenamientos productivos internos que estimulen el crecimiento de la economía interna, y no solo las exportaciones. A la vez el inversionista obtiene una garantía incomparablemente mayor, del Tesoro de los Estados Unidos, mucho más solvente que el de Costa Rica.
4-    Las exportaciones del país, el producto interno bruto (PIB) y la inversión extranjera directa, han crecido y seguirán creciendo como hasta ahora sin TLC, por las razones dichas.
5-    No es cierto que el TLC produciría en Costa Rica 300.000 nuevos empleos en los próximos 5 años. Al contrario, estudios calificados como el de la CEPAL, indican que serían 150.000 en los próximos 6 años, pero en todo Centroamérica.
6-    No es cierto que Costa Rica quedaría comercialmente aislada y sería mal vista en los Estados Unidos por los inversionistas si no se aprueba este tratado. Porque las causas para no aprobarlo coinciden con las violaciones a la Ley del FAST TRACK en que incurrieron los negociadores norteamericanos al imponerle al país condiciones lesivas a su soberanía, a su seguridad social, al ambiente y a lo laboral. Para enmendar dicha violación a la ley de los Estados Unidos, el Congreso de ese país ya ha requerido la renegociación de los TLC con Perú y Colombia en esos aspectos, con condiciones mucho más favorables para los países.
7-    En esa renegociación se ha acordado que los inversionistas extranjeros no pueden tener privilegios mayores que los locales. Los privilegios indebidos que tenían – iguales a los del TLC de aquí- ponían en condiciones inferiores a los empresarios nacionales, que no podrían competir así. Igualmente eliminó las ventajas adicionales o indebidas que encarecían las medicinas y afectarían el derecho a la salud y otras lesiones. Es absurdo por tanto, que si los propios Estados Unidos quieren corregir tales lesiones, aquí se pida que se aprueben.
8-    Por todo esto resultan falsas aquellas afirmaciones y es evidente que el TLC con Centroamérica igual se renegociaría. No solo por necesidades legales internas, sino también políticas de los Estados Unidos, porque de otra manera solo se incrementaría la inmigración ilegal desde Centroamérica – igual que sucedió con México después de la firma del NAFTA- ya que agricultores, empleados y productores desplazados por este modelo lesivo de TLC, irían a buscar empleo en los Estados Unidos.

Juan José Sobrado.
Rogelio Ramos Valverde
Alvar Antillón
Gonzalo Fajardo
German Serrano
Rodolfo Silva
Rufino Gil
Helio Fallas
Juan Francisco Montealegre,
Román Macaya
Agustín Páez.

VOTAR NO Y RENEGOCIAR EL TLC

Dos de las armas que ha usado el Gobierno de Arias contra los oponentes del TLC, han sido que su supuesta filiación comunistas y que el tratado no se puede negociar.
Para desvirtuar esas afirmaciones reproducimos el siguiente llamado a los costarricenses a votar NO al TLC y su lista de firmantes.
El lector podrá encontrar en ellas ex altos funcionarios de gobiernos liberacionistas y socialcristianos , así como ex funcionarios del BID y del Banco Mundial.
Ellos nos enumeran los puntos más perjudiciales del Tratado y que si se puede negociar.
Quienes insisten en pasarlo como está, no es que creen en el Tratado, creen en los Caballos de Troya que se introdujeron en el mismo, para beneficio de algunos corruptos tanto en los Estados Unidos como en Costa Rica.
No es que nos creamos la mamá de Tarzán o el Ombligo de Buda, como dice Arias. Es que consideramos que el hecho de ser pequeños no nos debe quitar la dignidad y plegarnos ante lo que unos pocos negociaron en las sombras.

Los firmantes, costarricenses de distintas filiaciones políticas e ideológicas, manifestamos a la opinión pública nacional lo siguiente:
1 Creemos libremente en la libertad de comercio, justo y equitativo entre las naciones, como propone la ONU, y en que Costa Rica tenga un tratado sólido y equilibrado con los Estados Unidos de América.
2- Sin embargo consideramos que el actual TLC es inaceptable, porque su capítulo 10 subordina bienes públicos esenciales como medio ambiente, agua, medicamentos y otros, a la solución de controversias comerciales. El TLC confunde gravemente esferas del derecho público con el derecho mercantil y lesiona la estructura institucional del país en áreas fundamentales como jurisdicción, capacidad legislativa y control constitucional.
3- Es un Tratado que discrimina y perjudica al pequeño y mediano empresario nacional, pues favorece al inversionista extranjero en materia de disputas y arbitrajes. Afecta también al Estado costarricense, que no podrá recurrir a los mismos mecanismos que el inversionista.
4- El Capitulo 15 impone nuevas reglas de propiedad intelectual que crean o extienden monopolios más allá de los compromisos de Costa Rica con la Organización Mundial del Comercio. Las patentes, que establecen monopolios en medicamentos, podrán extenderse a plazos mayores con el TLC. Esto afectará los medicamentos genéricos y permitirá a las grandes corporaciones farmacéuticas fijar precios más altos a las medicinas, con perjuicio evidente al Seguro Social y sus pacientes. Además el TLC elimina los aranceles de protección de productos agrícolas y pone a los pequeños y medianos productores de leche, arroz, carne de pollo, carne de cerdo, carne bovina y otros productos a competir contra la agricultura subsidiada o economías a gran escala.
5- En el anexo 13, el TLC abre una puerta para que el negocio de la telefonía celular, Internet y otros pasen, en pocos años, de un organismo estatal a monopolios privados de empresas transnacionales, que ya tienen bajo su control la mayoría de las telecomunicaciones en América Latina. Además permite que esas empresas usen toda la red, postes y cableado del ICE, construidos con fondos nacionales, aprovechándose así de una inversión pagada por todos los costarricenses.
6- Ante la gravedad de éstas y otras disposiciones, consideramos que la mejor decisión es rechazar este TLC y optar por su renegociación, de acuerdo al Protocolo de Enmienda previsto en el capítulo 22.2
7- La renegociación del TLC es plenamente posible. Colombia y Perú ya lo renegociaron, y Panamá, Uruguay y Corea están en ese proceso, con la anuencia de la mayoría demócrata del Congreso de los Estados Unidos. Estas renegociaciones están corrigiendo los efectos nocivos de dichos TLCS, en materias como protección laboral, medio ambiente, medicamentos, soluciones de controversias, justamente los aspectos más negativos del TLC con Centroamérica y los Estados Unidos de América.
8- Un 65% de todas las exportaciones de Costa Rica se encuentran ya plenamente protegidas por el régimen general de protección del GATT, y el resto por el régimen de la Cuenca del Caribe, que no tiene plazo de finalización y del cual dependen 17 países de la región. Estos instrumentos garantizan la estabilidad y la entrada de nuestros productos a los Estados Unidos durante la renegociación del TLC.

Consideramos que la mejor opción es votar NO en el referéndum del próximo 7 de octubre y desde ahora, ofrece sus buenos oficios para colaborar  en la renegociación de un Tratado DIGNO Y JUSTO, con los Estados Unidos de América.

Lic. German Serrano Pinto.
Ex Vicepresidente de la República, Ex presidente Ejecutivo del INS.
Ing. Rodolfo Silva
Ex Ministro de Transportes, Ex embajador en Washington y Es Director del BID.
Lic. Alberto Cañas Escalante, Ex Ministro de Cultura, Ex Presidente de la Asamblea Legislativa y escritor.
Lic. Julio Suñol, Ex Director del Diario de Costa Rica y la República.
Dr. Alvar Antillón, Ex miembro de la Comisión de Notables.
Lic. Ana Istarú, Escritora y Actriz.
Dr. Luis Baudrit, Jefe de la Oficina Jurídica de la UCR.
Dr. Rafael González, Decano de la Facultad de Derecho.
Dr. José María Gutiérrez. Investigador Instituto Clodomiro Picado.
Dr. Guido Miranda, Ex Presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social.
Lic. Helio Fallas, Ex Ministro de Planificación.
Lic. Víctor Morales, Ministro de Trabajo.
Lic. Juan Manuel Villasuso, Ex Ministro de Planificación.
Dr. Román Macaya, Presidente Cámara de Empresarios Pro Costa Rica.
Dr. Ernesto Macaya, Experto en Ingeniería Química.
Lic. Juan  José Sobrado, Experto en Derecho Administrativo.
Lic. Álvaro Ramos, Ex ministro de Seguridad Pública.
Dr. Jaime Ordóñez, Experto en Derecho Internacional.
Dr. Rolando Herrero Acosta, Experto en Epidemiología.
Lic. Luis Fishman, Ex diputado, Ex vicepresidente de la República.
Licda. María Eugenia Dengo, Emérita de la Universidad de Costa Rica.
Lic. Eugenio Rodríguez Vega, Ex Rector Universidad de Costa Rica.
Dra. Sonia Marta Mora, Ex Rectora Universidad Nacional.
Lic. Rodrigo Madrigal Montealegre, Catedrático Universidad de Costa Rica
Msc. Luis Guillermo Solís Rivera, Ex Secretario General Liberación Nacional.
Dra. Ana Cristina Rossi, Escritora.
Lic. Marcelo Prieto, Ex alcalde de Alajuela y Director CEDAL.
lic. Rufino Gil Pacheco, banquero, catedrático y Ex director del Banco Mundial.
Ing. Manuel Sáenz Herrero, Ex viceministro de Transportes y Empresario