UNA RESPUESTA A LA DICTADURA MEDIATICA

Una de las armas de los gobiernos totalitarios, además del miedo, cuyos efectos hemos experimentado en Costa Rica en los últimos meses, es la ignorancia. Hacer que la gente no conozca de los sucesos que la afecten, o bien que los conozca bajo la óptica distorsionada de los medios de comunicación colectiva esclavos de la clase dominante, es la mejor arma para que un pueblo estupidizado vote cada cuatro años por cualquier monigote, ladrón o imbécil. Luego saldrá del recinto electoral, repitiendo como loro amaestrado que se siente orgulloso de haber nacido en un estado de derecho, que la libertad electoral en Costa Rica debe conservarse y otras frases estereotipadas de este mismo estilo.

Este fue uno de los principales objetivos de las universidades privadas. Además de servir como actividad bastante lucrativa, se suprimían de los programas aquellas materias que podrían hacer que los estudiantes pensaran en la realidad mundial y nacional. Además, la competitividad, la globalización y otras cuantas teorías se considerarán dogmas de fe. Ya los resultados saltan a la vista, con algunas excepciones afortunadamente.

 Graduados que consideran que una persona es exitosa por lo que tiene, no por lo que sabe o por sus principios morales.

Lo mismo ha pasado con los medios de comunicación. Durante mucho tiempo existió la dictadura mediática del Diario La Nación, que sustituyó a aquel grupo del Club Unión que se encargaba de elegir a los presidentes de Costa Rica.

Afortunadamente desde hace varios años ha surgido la prensa alternativa, de la cual vamos a citar dos ejemplos el Diario Extra y el Semanario Universidad.

Durante la campaña del referendo, el Diario Extra, a pesar de que su director don William Gómez, apoyó en lo personal el SI al TLC, no dejó que esto influyera en la línea editorial de su periódico. En él tuvieron cabida todas las opiniones y el pueblo puede hoy día informarse en forma veraz de los hechos ocurridos en el país. Esta semana, el Diario Extra incluyó un nuevo suplemento PAGINA ABIERTA, escrito por varios prestigiosos intelectuales del país, que no necesariamente siguen la línea de pensamiento neoliberal de la clase gobernante. Felicitamos a don William Gómez por este nuevo logro que viene a darle mayor madurez al periódico.

El otro caso es el del Semanario Universidad. Durante mucho tiempo nos ha permitido informarnos en forma imparcial de muchas de las suciedades de la clase política de este país, a pesar de las presiones para callarlo. Fue gracias a este medio que nos enteramos del célebre memorando CASAS SANCHEZ, el cual nos permitió conocer al grado de putrefacción que nos habían llevado los Arias. Como respuesta, los periodistas y funcionarios del seminario son acosados por el Organismo de Investigación Judicial para que delaten al informante anónimo que entregó el memorando al periódico universitario. Este acto puede calificarse como el colmo del cinismo. Se persigue a quien denunció el delito pero no al delincuente. Porque, mientras esto sucede con los periodistas del Semanario Universidad, el cínico diputado Sánchez sigue disfrutando de su puesto como diputado y escribiendo comentarios, en La Nación por supuesto, sobre el pensamiento del Papa Juan  Pablo II.

Pero la respuesta de la clase reaccionaria no termina allí. El Canal 42 del Grupo Extra, ha sido bloqueado por la cablera privada  AMNET, que no la incluye en la programación.

Por su parte el grupo llorentino no ha dudado en sacar nuevos periódicos que pretenden capturar a los lectores de estos dos medios independientes. Primeramente sacó La Teja, cuya única utilidad podría ser en caso de una epidemia de diarrea galopante y últimamente han sacado su otra flamante publicación enfocada al segmento universitario llamada Vuelta en U.

Ante este ataque de los millonarios que detentan el poder, cual debe ser la respuesta?.

Nos parece muy acertada la del sociólogo y educador de la UNED señor JOHNNY VALVERDE CHAVARRIA, quien en su artículo en el Semanario Universidad indica:

Que hacer? Profundizar las ideas que informan y forman, y mejorar sus canales de distribución, suscitar desde la academia una discusión comprometida, seria y valiente en torno a la realidad nacional, mantener el espíritu crítico que alienta el quehacer institucional y de sus medios de comunicación.

Sólo así la Universidad prevalecerá por sobre la mediocridad que concita este escrito (se refiere a Vuelta en U), y que pretende envolverla con concursos regalones y articulitos corrongos, livianos  y muy pasajeros. Sólo así la Universidad prevalecerá sobre el poder mediático, con los que algunos llorentinos pretenden acallarla, ensalzados en Zapote y legalmente bendecidos en Cuesta de Moras y sus alrededores.

 

Por esto, nosotros como pueblo, debemos luchar porque los medios alternativos subsistan. No debemos permitir que una cablera transnacional nos imponga lo que a ellos les de la gana que veamos. Además debemos convertirnos no solo en lectores de los medios alternativos, sino en divulgadores de su existencia y su contenido. Solo así podremos liberarnos de la dictadura mediática y tener alguna oportunidad de vivir en el futuro en una verdadera democracia.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: