NUEVAMENTE REPRETEL MIENTE

Señores y Señoras de Repretel

En vista la información que emitieron desde le edición de las 12: 30  del día 26 de agosto, sobre las operaciones de la vista de la Operación Milagro promovidas por la República Bolivariana de Venezuela donde entrevistan a una persona que tuvo lamentables complicaciones por dicha operación quiero expresar mi descontento e indignación por la falta de pericia profesional de sus periodistas y la dirección que conduce esas informaciones por la siguientes razones:

1.En la citada noticia carece de equilibrio noticioso ya que la contraparte venezolana la entrevistan hasta el día siguiente.

2.Cuando se afirma que son “muchos ” los casos con complicaciones nunca se menciona cuantos casos, esta afirmación carece precisión requisito indispensable de la formación periodística como lo dictan los primero cursos de periodismo en la Universidad.

3.No dictan en ningún momento la cantidad de operaciones exitosas y no las comparan con las que tuvieron complicaciones. A continuación le brindo el dato: 1 caso con complicación por cada 1500000 operaciones según las matemáticas , 1/1500000= 0,00000067 el porcentaje del operaciones con complicaciones es de 0.9999933% porcentaje  que en la práctica representa un  éxito  del  100%.

4.El lenguaje el ambiguo y mal intencionado utilizan la imprecisión y la connotación de las palabras  para deslegitimar una iniciativa basada en la solidaridad.  Como ustedes sabrán en los primeros cursos de teoría de la comunicación  que se dan en la carreras de periodismo, las palabras no solo describen realidades (denotación ) sino que además llegan consigo una carga emocional o simbólica (connotación). ¿Se acuerdan  de esos cursos de la teoría de la comunicación?

5.Crítican a la CCSS por las largas listas de espera para estas operaciones sin embargo nunca mencionan el precio de estas operaciones de la vista el sector privado.

6.El punto más importante . NUNCA entrevistan a una sola persona que haya vuelto a ver a causa de estas operaciones, ni dan dato alguno sobre el éxito que aplastante en comparación con los casos que tienen complicaciones. Les recuerdo que como periodistas están ejerciendo de forma profesional el derecho a la información y como consumidores de información tenemos derecho a información de calidad, oportuna y veraz. Si al menos su posición ideológica  y sus interés económicos no les permite cubrir las informaciones con estas características al menos debería reconocerlo públicamente y no engañar al público diciendo que su información es objetiva. Porque como ustedes deben recordar una de las primeras cosas que le enseñan a un estudiante de periodismo es que la objetividad no existe.

Indignadamente me despido.

Un ciudadano común y periodista

Reproducimos este artículo porque demuestra nuevamente la mala fe de REPRETEL, su falta de ética y su propensión a usar la mentira. Lo han venido haciendo desde hace mucho tiempo. Con el gobierno de A bel Pacheco, con el TLC y ahora tratan de desprestigiar la Operación Milagro.

Por qué no denuncian la mala praxis que se produce en muchas clínicas privadas, las operaciones inventadas que realizan, los exámenes innecesarios que mandan. En fin denuncien a todos los que han convertido el dolor y la tragedia en un negocio.

No todos los costarricenses somos mentirosos y malagradecidos. Gracias HUGO CHAVES, Gracias Venezuela, por permitir  recobrar la visión a muchos costarricenses.

Deseamos que todos los costarricenses, que tienen la bendición de contar con una vista saludable, que no la gasten en ver porquerías como los canales de la empresa REPRETEL.

NI SE VE REPRETEL NI SE COMPRA LA NACION

Anuncios

CCSS VIOLA DERECHOS HUMANOS

La forma en que el pasado 13 de agosto, fue despedido el doctor Luis Paulino Hernández Castañeda, Director del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia y dos funcionarios más de este hospital, llena de preocupación a todos los que aún creemos en el maltrecho régimen de seguridad social costarricense. Nos preocupa, no solamente por la forma cruel, humillante e inhumana en que fue realizada, sino por lo que puede ocultarse detrás de este hecho. A los tres funcionarios se les culpó de negligencia en el caso del incendio que costó vidas humanas, y destruyó parte de las instalaciones del centro médico.
Según ha declarado el doctor Hernández Castañeda, varias veces él hizo del conocimiento de las autoridades de la CCSS, las pésimas condiciones en que se encontraba uno de los hospitales más importantes del país, sin que recibiera respuesta alguna por parte de las autoridades de la Caja.
Debe recordarse que el incendio, fue provocado por una persona con problemas mentales, ansiosa de notoriedad y que había entrado a trabajar al sistema hospitalario con títulos falsos.
Si la Caja Costarricense de Seguro Social, cuenta como la gran mayoría de las instituciones públicas, con Departamentos de Recursos Humanos, que supuestamente revisan los expedientes de los concursantes y les realizan pruebas para medir su aptitud profesional y su estado psicológico, cómo entonces no detectaron la falta de conocimiento, la falsedad de los títulos del piromaniaco y sus problemas mentales y de ser así por qué no se despidieron también a los funcionarios culpables de su contratación?
Otro aspecto que llama la atención es el por qué se sellaron las oficinas de los tres funcionarios despedidos, impidiéndoseles incluso sacar de sus lugar de trabajo sus objetos personales. En todos los casos de despido que hemos presenciado se levanta un acta de los documentos propiedad de la institución y se permite al funcionario retirar sus objetos personales. Por tanto esta actitud de quienes realizaron este despido, solamente demuestran inhumanidad y prepotencia, o bien el interés de desparecer documentos que podían poner al descubierto la negligencia con que los altos funcionarios de la Caja, han manejado los problemas de esta institución.
Aunque esta violación a los derechos humanos de tres funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social, es suficiente para causar el repudio de cualquier ser humano, aún es más preocupante la forma sistemática en que esta institución ha buscado acallar las voces que se atreven a denunciar la ineptitud de su administración.
Es vox pópuli, que el Régimen de Pensiones agoniza en gran parte por la gigantesca evasión que se presenta en el país. Por medio de una reforma a la Ley Constitutiva de la Caja, introducida por la Ley de Protección al Trabajador, se obligó a todos los trabajadores independientes a cotizar para dicho régimen. Sin embargo, a la fecha solamente once personas cotizan sobre sumas superiores a un millón de colones. Cualquier retrasado mental se daría cuenta que muchos médicos, abogados, contadores y otros profesionales independientes ganan sumas superiores al millón de colones y simplemente no cotizan. Además, otros profesionales, se encuentran incluidos en las planillas de empresas, por sumas que ni siquiera alcanzan el salario mínimo de un profesional. Ante esto uno se pregunta. Qué ha hecho la Junta Directiva de la Caja al respecto? Es que acaso no se pueden analizar, aunque sea en forma aleatoria, las planillas que se presentan a la Caja?. Es que acaso no se pueden visitar para exigir cuentas a los bufetes, despachos y consultorios de estos profesionales evasores?
También, los trámites burocráticos de la Caja promueven la evasión. A pesar de que la Ley de Protección al Trabajador hizo obligatorio el seguro de pensión, la Junta Directiva de la Caja, en una interpretación antojadiza de la misma, lo hizo obligatorio también para el régimen de salud. Conocemos el caso de una persona que llegó a empadronarse para el seguro obligatorio y el burócrata que lo atendió, le indicó que además de la constancia de los ingresos debía de llevar un carné provisional del EBAIS que le correspondía. El futuro empadronado le hizo ver que a él no le interesaba para nada recibir los servicios de salud de la Caja, pero se le insistió en que debía de perder un dia completo obteniendo un carné que nunca iba a usar. Lógicamente desistió de empadronarse en esta burocrática institución.
La inmensa evasión que existe en el pago de las cargas sociales, las medidas demagógicas que se han tomado en el pasado para el otorgamiento de pensiones, han minado el Regimen, el cual a pesar de la publicidad que hace la Caja haciéndolo aparecer como un régimen sólido, está al borde del colapso. Este hecho fue denunciado por el actuario de la Caja Rodrigo Arias López quien fue despedido en una forma similar a la que se aplicó a Hernández Castañeda. También se le expulsó de su oficina y se le confiscó la computadora portátil. Posteriormente la Sala Constitucional falló en contra de la Caja, por considerar que se habían violado los derechos humanos de Arias López.
Edgar Trejos Ramírez, otro funcionario que denunció las situaciones infrahumanas en que trabajan algunos funcionarios de la Caja también fue despedido.
En esta institución propiedad de todos los costarricenses y de los extranjeros que vienen a contribuir con su trabajo a la producción de riqueza en el país, parece que la norma es acallar los inmensos problemas internos hasta que los mismos terminen de destruirla. El problema de la Caja es el mismo de las instituciones cuya actividad representa una oportunidad de negocios para unos cuantos ricachones del país y del extranjero. Están dirigidas por sus mismos enemigos. Para acallar las voces de protesta de los funcionarios honestos, simplemente se ha montado un régimen de terror orquestrado por altos funcionarios de los dos últimos gobiernos.
Según nuestro criterio la apertura de seguros con el Tratado de Libre Comercio, no perjudicará tanto al INS como a la Caja. Las aseguradoras internacionales ofrecen paquetes de seguros médicos y planes de pensiones que serán de gran atractivo sobre todo para jóvenes ejecutivos. Lógicamente, si estos profesionales optan por estos planes, no tendrán ningún interés en cotizar para recibir los servicios de la Caja.
Por eso, todos los costarricenses y residentes en nuestro país que creemos en ls conquistas sociales que representan estas instituciones no debemos permanecer impasibles ante esta clase de atropellos. Debemos dar una lucha sin cuartel hasta que el gobierno de la entidad de servicios de salud esté en manos de su verdadero propietario. El pueblo. Debemos terminar con las ratas que desde adentro y en contubernio con mercenarios de la salud y la desgracia se las están llevando a pedazos. LOS DERECHOS NO SE MENDIGAN, SE ARREBATAN.

Nota:
El 22 de agosto de 2008, tanto el doctor Hernández Castañeda como los otros funcionarios despedidos temporalmente a sus puestos, porque la Sala Constitucional acogió su caso para estudio. Esto dejó en suspenso una huelga organizada oor la Unión Médica Nacional que ya amenazaba con extenderse a todos los centros hospitalarios del país. Debe indicarse que antes de este fallo el prepotente Presidente Ejecutivo de la Caja Eduardo Doryan, había manifestado que toda la actuación en este caso se basaba en jurisprudencia de la propia Sala Constitucional.