UN FIASCO LLAMADO LAURA

La publicidad de la precandidata del Partido Liberación Nacional, Laura Chinchilla, se ha basado en uno de los problemas que los costarricenses perciben como fundamentales, la seguridad ciudadana. No hay duda que los publicistas buscan que un producto ( y eso son los políticos tradicionales hoy día), de la impresión de que va a llenar las necesidades fundamentales del consumidor, aunque no lo haga, y eso están tratando de hacer con doña Laura.

Por eso es conveniente analizar una de las páginas de la campaña de la precandidata liberacionista. En ella aparece el ingeniero don Jorge Manuel Dengo, hombre brillante y de gran trayectoria en el país, a quien algunos de los oportunistas que gobiernan e hicieron benemérito de la patria, para luego usarlo en sus campañas publicitarias. Primero fue para el TLC y ahora parece que también lo van a usar en la campaña política del 2010, lo que constituye un irrespeto para el ingeniero Dengo. Don Jorge, en la página citada, hace un panegírico sobre la honestidad de doña Laura, atributo que no dudamos que tenga, y que viene a reforzar su imagen sobre todo cuando ella viene de un gobierno que se ha caracterizado por los actos de pillería con los fondos públicos. Pero más bien lo que queremos destacar de esa página son las declaraciones de don MARIO CHARPENTIER, ex Ministro de Seguridad Pública. Dice don Mario: Es decidida y valiente, es experta en el tema de seguridad y eso es lo que necesitamos. Coincidimos con don Mario en que doña Laura tiene todas esas cualidades y que una persona así es la que necesitamos, pero la señora Chinchilla, al convertirse en una pieza del maquiavélico ajedrez político de los Arias, ha desperdiciado precisamente esas cualidades.

Durante la anterior legislatura, en la cual doña Laura era diputada presidió la Comisión Especial de Narcotráfico. Durante los tres primeros años, su labor fue brillante, sin embargo, si revisamos las actas de esa comisión nos damos cuenta que durante el último año de gestión legislativa de doña Laura esa comisión legislativa se reúne solamente tres veces. Por qué? Sería que los problemas de narcotráfico del país desaparecieron en esa época o es que ella estaba demasiado ocupada en la campaña política que buscaba la reelección espuria de Oscar Arias?

Una vez electa vicepresidenta de la República se rumoró que ella iba a ocupar el Ministerio de Seguridad Pública, lo que nos alegró a muchos costarricenses ya que desde él podría demostrar para el bien del país todas las cualidades de las que ahora precandidata, hace gala. Sin embargo no fue así. Prefirió ser nombrada en el Ministerio de Justicia, donde existían muy pocas posibilidades de que usara sus atributos, pero que por tener un papel secundario en el rol del gobierno, tampoco corría mucho riesgo de quemar su imagen. En su lugar fue nombrado el licenciado Berrocal, quien no hizo un mal papel, hasta que lo embarcaron con la fábula de las computadoras de las FARC. Después de que renunciaron a Berrocal , no sabemos si como una venganza del gobierno contra el pueblo costarricense, se nombró Ministra de Seguridad a la persona más inepta que ha ocupado ese puesto. Esta fue otra oportunidad en que doña Laura defraudó al país y desperdició las cualidades de las que Dios la dotó.

Otro aspecto a destacar es su renuncia como Vicepresidenta de la República. No es la primera vez que un vicepresidente de la República renuncie o bien que se prescinde de él durante todo un período presidencial . Ya lo demostró Abel Pacheco cuando purgó al hoy abanderado del ex presidente Calderón, por motivos que aún se desconocen. Aunque tal vez este no es un buen ejemplo, porque también Pacheco demostró, dándole la razón a los anarquistas, que un país puede sin gobierno. Sin embargo, el caso del gobierno actual era sumamente delicado. Después de la renuncia forzada de Kevin Casas, por sus reprochables actuaciones durante el referendo del TLC, el gobierno necesitaba, sobre todo tomando en cuenta la avanzada edad y los problemas de salud de Arias, que se contara al menos con un vicepresidente. De otra forma de acuerdo con la Constitución, las ausencias temporales del Presidente de la República debería cubrirlas el Presidente de la Asamblea Legislativa. Esto no hubiera sido tan grave si se hubiera estado en el último año de gobierno y no mediara la elección del Directorio de la Asamblea Legislativa que se llevará a cabo el próximo primero de mayo. Liberación Nacional no cuenta con mayoría en la Asamblea Legislativa para elegir el Directorio, lo que lo obligará a hacer cualquier tipo de pactos para conservar la Presidencia del Parlamento, ya que si esta fuera ganada por la oposición, en caso de una ausencia de Arias, tendría que ser sustituido por una persona contraria a su gobierno. Debido a esta situación, provocada por la renuncia de doña Laura, tomarán relevante importancia los votos de Fariseos convertidos en legisladores e incluso de versiones femeninas de Judas Iscariote y los contubernios entre las sombras estarán incluidos en el orden del día.

Lo anterior demuestra que la renuncia de doña Laura perjudicó no solo al país, sino a su propio partido. Además fue un incumplimiento a los deberes constitucionales que juró cumplir.

Ella fue electa por el pueblo para desempeñar un cargo, el cual debido a las circunstancias especiales provocadas por la renuncia de Casas debió haber conservado hasta el final. Así en las ausencias del presidente podría habernos demostrado sus conocimientos en seguridad, su honradez y su gran capacidad de trabajo. Sin embargo, ella prefirió seguir desempeñando su papel en el ajedrez político de los hermanos Arias.

Nota: Para que no se nos tilde de machistas debemos aclarar que no nos oponemos a doña Laura como persona. Nos oponemos al grupo que representa. Tampoco negamos sus cualidades. Es precisamente por eso que nos duele que no hayan sido mejor aprovechadas.

Anuncios

2 comentarios

  1. Oscar Arias deberia de predicar con el ejemplo. Mi reaccion a su discurso en Trinidad. Disfrutenlo!!

    http://zonaroja.wordpress.com/2009/05/30/no-todos-hicimos-algo-malo-senor-presidente/

  2. […] ser que las máximas añoranzas de todos los candidatos sean ridículas pero la verdad es que Laura Chinchilla no es más que un fiasco y si pudiéramos evitar la tragedia de tenerla como presidenta sería un verdadero triunfo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: