SALVEMOS A LA CAJA COSTARRICENSE DE SEGURO SOCIAL

Uno de los logros de los que se ufana el Partido Unidad Social Cristiana, durante la campaña política  es el haber logrado en la década de los cuarenta las Garantías Sociales para los trabajadores costarricenses.

Por Garantías Sociales podemos entender el Código de Trabajo y la fundación de la Caja Costarricense de Seguro Social. El darle todos los méritos de las Garantías Sociales al Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia es históricamente injusto, porque en ellas intervinieron también la Iglesia Católica representada por el arzobispo de San José, Víctor Manuel Sanabria Martínez y el Partido Vanguardia Popular con Manuel Mora Valverde. Esto le dio el apoyo al Dr. Calderón Guardia para poder aprobar estos beneficios para los trabajadores, porque de haberlo hecho solo lo más seguro hubiera terminado como Zelaya en Honduras.

Después vino la Revolución de 1948, el triunfo del ejército de José Figueres Ferrer y la Asamblea Constituyente  de 1949. El sueño de la burguesía era que Figueres aboliera las Garantías Sociales pero hay que darle el mérito de que en una forma visionaria no solo mantuvo estos derechos de los trabajadores, sino que después en sus gobiernos fundó instituciones  que  vinieron a darle al país la paz social que le permitió no estar inmersa en los conflictos armados que sacudieron  otros países de América Central  durante las décadas de los setentas y parte de los ochenta.

Sin embargo, estas instituciones y estos logros se han ido perdiendo poco a poco, precisamente mientras gobernaban el país los partidos que en campaña política se vanaglorian de logros que ellos han prostituido.

El Código de Trabajo es hoy un documento decorativo en muchas empresas, donde debían usarlo en los servicios sanitarios y la Caja Costarricense de Seguro Social, es un nido de corrupción e ineficiencia que atenta contra los asegurados y aseguradas. El Ministerio de Trabajo es un ente tan ineficiente que don Francisco Morales, Ministro de Trabajo del gobierno de Arias, prefirió salir de él por la puerta de atrás con el pretexto de buscar una diputación en un puesto inelegible.

Por su parte altos dirigentes del Partido Unidad Social Cristiana han sido condenados en primera instancia precisamente por desfalcar fondos de la Caja.

La Caja y la apertura de seguros:

Cuando por medio del Tratado de Libre Comercio, se dio la apertura de los seguros, mucha gente creyó que era un golpe contra el Instituto Nacional de Seguros. Nosotros consideramos que el golpe fue más bien contra la Caja Costarricense de Seguro Social. Veamos por qué,

La Caja es un régimen solidario, mantenido por los que más tienen a favor de los que menos tienen. Debido a la pésima atención que brinda la Caja la tendencia entre muchas personas de la clase media alta y alentada por sus patronos  se ha hecho costumbre evadir su pago, reportando sumas ridículas a sus altos ejecutivos. Muchas empresas extranjeras venden seguros de salud que le permitirán a las personas que tienen la capacidad de pagarlos, ser atendidos en clínicas y hospitales privados. También venden seguros de vida que después de ciertos años se transforman en regímenes de pensiones, Por tanto, la Caja, con su pésimo y corrupto servicio será cada vez menos necesaria para quienes por sus ingresos pueden mantenerla, quedará solo para las personas de más escasos recursos y su quiebra económica será inminente.

La refundación de la Caja:

A pesar de su pésimo servicio, a pesar de los biombos y sus listas de espera, la Caja Costarricense de Seguro Social debe de salvarse y la única forma es la refundación de la misma. Debe sacudirse desde sus cimientos y dejarla en manos de los funcionarios honestos que creen en ella y no de aquellos que la usan para llevar a los pacientes a sus consultorios o clínicas privadas, de funcionarios administrativos ineptos y de inspectores complacientes,  Por eso creemos en la refundación de la Caja por la que lucha el Partido Frente Amplio.

Esta refundación puede resumirse en las palabras del diputado José Merino del Río que a continuación citamos:

El Frente Amplio piensa que lo que hay que hacer es una refundación de la Caja Costarricense de Seguro Social para que regrese a su espíritu primigenio de servir al país, para que se acaben los biombos, para que los costarricenses sean atendidos con dignidad y no tengan que ir a pagar a las consultas privadas cuando no tienen ni siquiera para poder comer, esos son los problemas que hay que atacar en una campaña… A mí me importa, francamente, un carajo el debate de qué va a pasar con la Caja en el año 2025, cuando hoy no está funcionando al servicio de la mayoría del pueblo de Costa Rica que la necesita, y eso es lo que hay que solucionar ahora y es una responsabilidad que tiene este gobierno y que no la puede posponer para planes de desarrollo…”

Salvemos a la Caja. Aún estamos a tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: