ASESINATO DE PERIODISTAS EN HONDURAS

Qué nos aguarda si seguimos en sumisión y en complicidad?

Es realmente indignante que suceda hoy de nuevo, ya por sexta vez en sólo lo que va del mes de marzo, ahora de dos en dos, a periodistas y personas que valientemente levantan la voz y denuncian la represión: se los asesina en forma impune. Por cierto dos de ellos habían denunciado las amenazas, y habían logrado la declaración judicial de medidas precautorias. Pero estas no valen para nada en un país donde el poder se ejerce por dictum de la clase gobernante oligárquica, militarista y sometida al Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Es explicable que suceda en Honduras, pero ¿cuál es el motivo del cerco mediático en Costa Rica?  Acaso podremos argumentar que con los medios inmediatos de telecomunicaciones exista posibilidad de que los periódicos o los periodistas no se enteren, o si se enteran, también los paraliza el miedo?  Será que aquí ya no hay libre expresión por autocensura, o lo que sería mucho peor, por silencio cómplice de una tiranía internacional de los dueños de los medios de comunicación masiva?  ¿Por qué sólo en los medios alternativos se informa sobre esta represión sistemática, y la Sociedad Interamericana de Prensa sólo tiene ojos para las violaciones a los derechos humanos en Cuba y Venezuela?

Comienza la semana santa precedida de ominosos Pilatos que se lavan las manos de la sangre de tantos justos.  Sólo quisiera saber si en las homilías de Centroamérica se harán eco de nuestras denuncias, o acaso ¿habrá líderes espirituales que les quede al menos el rubor de cumplir su labor profética?  Podrían alegar estar en vacaciones por este motivo, los defensores de los habitantes, los consejos, institutos, comisiones y demás organismos de derechos humanos y esperaremos hasta el mes de abril para pedirles que abran los ojos ante esta realidad ¿pero los veremos reaccionar inmediatamente después, como corresponde?

Este mes se cumplió el 70 aniversario en Costa Rica, cuando recibió el cetro arzobispal un sacerdote ejemplar: Monseñor Víctor Manuel Sanabria. Lo recordamos con cariño y con respeto, por haber interpretado acertadamente la circunstancia histórica que le correspondió vivir, y participar en el proceso de modernización de la sociedad costarricense. Sin él, las garantías sociales en nuestra constitución, el código de trabajo y las reformas administrativas introducidas por el Presidente Rafael Angel Calderón Guardia, con el apoyo de Manuel Mora y el partido comunista de Costa Rica (que nunca aprobó la revolución por la vía armada) no habrían sido posibles.

Sanabria también es responsable de auspiciar la influencia cristiana en la social democracia de José Figueres, a través de su pupilo y líder sindical en la central sindical “Rerum Novarum”, otro sacerdote católico de peculiar orientación y trascendental liderazgo: el Presbítero Benjamín Núñez, artífice entre otras cosas del “Pacto de Ochomogo” y las negociaciones de paz en 1948, que lo hacen merecedor de un reconocimiento que no se ha otorgado aún.

Sin perdernos en detalles de la historia, aceptemos que en Costa Rica es una excepción al cuadro usual de los ejércitos y aparatos represivos que defienden el poder de las oligarquías anquilosadas que se dan en la Centroamérica del Norte, donde el discurso conservador predomina en la influencia perniciosa de las jerarquías católicas que abominan la teología de la liberación.

Nuestra transición tampoco estuvo exenta de violencia, pero terminó por disolver tres ejércitos: el oficial de unos dos mil efectivos, el de unos 6000 milicianos sindicalizados bajo el mando comunista que apoyaba al gobierno, y el de los sublevados figueristas que se inició con 300 y triunfó con 3000. Esto tampoco habría sido posible sin el efecto del liderazgo y la conciencia social de todos los que participaron en el conflicto, y la sociedad civil que lo sufrió. Sin embargo, durante los aciagos años de guerra civil de las guerrillas centroamericanas, hay que reconocer también, la opción preferencial por los pobres de muchos pastores cristianos, que labraron su martirio al asumir las consecuencias de su acción profética de hablarle con la verdad a los poderosos. Donde no hubo posibilidad de una modernización como la que tuvo mi país, se llegó a la guerra revolucionaria inspirada en la lucha de clases treinta años después.

Ahora, a los 30 años del asesinato a sangre fría del Arzobispo Oscar Arnulfo,  San Romero de América, por una camarilla internacional de sicarios, siguen sus seguidores aterrorizando la población. Este magnicidio se le atribuyó entonces en El Salvador a un militar D´Abuisson. Sabemos hoy que el operativo tuvo el visto bueno de los Embajadores estadounidenses Otto Reich (recién aprobado para asesorar al Congreso de Estados Unidos junto con Alejandro Valenzuela, sobre presente y futuro de América Latina) y John Dimitri Negroponte que después de la guerra sucia en centroamérica, lo premiaron con ser embajador en Irak. ¿Será posible que el gobierno del imperio hegemónico mundial no haya aprendido de sus errores y los repita después de tanto tiempo?

Está claro y confirmado que en el golpe de estado contra Zelaya estuvo presente el Embajador Hugo Llorens y el mismo Negroponte, y que en el proceso de represión que se ha recrudecido después de las elecciones de Porfirio Lobo sigue la misma filosofía de eliminación física, violaciones y torturas, por personal militar, para militar, policial o de simples sicarios.  ¿Cuántas muertes más serán necesarias, y cuándo van a levantar la voz nuestros gobernantes?  Seguirán bajando los ojos, lavándose las manos, pero ¿seguirán cumpliendo las órdenes de la señora Hillary Rothman Clinton o del señor Barak Hussein Obama?

¿Seguirán con nuestro silencio cómplice, las sabandijas como Billy Joya, Romeo Vázquez Velázquez, con apoyo de asesinos a sueldo, imponiendo a sangre y fuego un sistema corrupto, explotador, al servicio de la concentración de capitales en sumas astronómicas, que ya no se sacian con el sudor, la sangre y el sufrimiento de los pobres, sino que ahora cuentan con las arcas públicas del Tesoro de los Estados Unidos?

No dejemos que este sea el sistema del futuro.  Paremos en seco la complicidad.

Francisco Cordero Gené.

San José, 26 de marzo, 2010.

CORRUPCION EN POLICIA ANTIDROGAS EN COSTA RICA

COMUNICADO DE PRENSA

Este documento se está enviando tanto a medios nacionales como internacionales, ya que lo denunciado aquí ya se ha hecho anteriormente y el gobierno, la embajada americana y otros grupos afines se han encargado de minimizarlo. La presente denuncia tiene como fin sacar a la luz la grave situación de corrupción que se está llevando en la Dirección de la Policía de Control de Drogas de Costa Rica. Es sabido en todo el Ministerio de Seguridad la influencia que tiene el Director de dicha policía tanto a lo interno como a lo externo, tanto que alcanza a los principales medios de comunicación del país. Todos los hechos que se dan con vehículos quedan debidamente anotados en el libro de la oficialía de guardia de la PCD.

 1- El lunes 15 de febrero se denunció en Diario Extra que el Director de la Policía de Control de Drogas usa vehículos del estado y tuvo a dos oficiales esperándolo por 6 horas afuera mientras él tomaba licor con su esposa en la casa del exministro de seguridad Ramos y se le ocultó la información a los medios. Se le abrió una causa administrativa gracias a la nota de Diario Extra pero se sabe que la Ministra va a intervenir para que no pase nada.

 2- En tiempos en que el presidente Arias anuncia medidas para disminuir el gasto público y hace un llamamiento a sus ministros para que empleen medidas de austeridad. El Director de la PCD se da grandes gustos con el dinero de los contribuyentes. -Compra una silla ejecutiva para sentarse cómodamente en su despacho valorada en cerca de $1000. – Compra un sillón de cuero de lujo, que también se encuentra en su oficina valorado en más de 1 millón de colones. -Compra un Toyota prado del año entre la flotilla de autos discrecionales de la PCD y sólo lo utiliza para trasladarse él. Además todos los días hay que ir a traerlo y dejarlo a su casa de habitación por 2 de los oficiales de la PCD. Mismo auto que lo va a recoger a bares a altas horas de la noche y por los oficiales que estén de guardia. -En los últimos aniversarios de la PCD se ha contratado al grupo EDITUS y se le pagó cerca de $500 para darle un agasajo al Director de la PCD, cabe destacar que la señora Ministra de Seguridad estuvo en dicha actividad con alguno de sus viceministros. -El Director Solano, toma el o los autos necesarios para trasladar a sus familiares que viven en el extranjero cada vez que vienen a Costa Rica, hace un tiempo atrás se enojó demasiado porque una Van Ford no tenía los asientos listos y su hija ya iba a llegar al aeropuerto. -Tanto el Director como el subdirector de la PCD de Costa Rica permiten que el jefe del departamento de operaciones, que vive en Cartago viaje todos los días hasta allá en un automóvil propiedad del estado, esto ha pasado por más de 10 años.

 -El jefe del departamento de inteligencia de la PCD de apellido Torres hace lo mismo, usa un Auto de lujo decomisado al narcotráfico como si fuera su vehículo particular, viaja los fines de semana con su familia a Puriscal con combustible pagado por el Estado. -Al señor Torres, le llega un salario de cerca de 60 mil colones al mes por , ya que tiene varias pensiones y rebajos, y se da una vida de lujo y confort, comiendo todos los días en restaurantes privados y alquilando una apartamento de lujo. Se aclara que el señor Torres es el que maneja el dinero que la DEA le da mensualmente a la PCD, y que con consentimiento del Director de la misma el dispone a su antojo.

 -Hace unos años atrás se compró un vehículo nuevo de agencia, y cuando llegó a las instalaciones de la PCD al Director Solano no le gustó el color del mismo y lo mandó a pintar, otro gasto innecesario. -Hace unos meses atrás dejó olvidada su arma de reglamento en un bar y los oficiales Porras y Mcguines del departamento de Operaciones la fueron a recoger y posteriormente dejar a su casa.

 Debido a las constantes humillaciones, al maltrato y explotación al que son sometidos los oficiales y los administrativos de la PCD por la Dirección se planteó una denuncia en el Ministerio de Trabajo, esto desencadenó una farsa totalmente risible. Llegaron dos inspectores para hacer entrevistas a los trabajadores, la entrevista era personal y lo que se preguntaba era si se tenían problemas directos con el Director Solano, pero que antes de contestar estaban obligados a firmar la denuncia en contra del director por fuerza. Los trabajadores le expusieron a los inspectores que ellos no podían hacer eso porque es bien sabido el castigo al que se verían sometidos, y los inspectores mismos dijeron que ellos no podían hacer nada, que la orden venía de un superior muy alto y que no podían hacer una encuesta anónima ya que el director estaba protegido por las altas esferas. Esto dejó a los trabajadores desilusionados ya que se pudo ver el grado de poder y corrupción que se da. De hecho fue planteamiento de los inspectores que se llevaran las denuncias a la prensa, ya que la diputada Ballestero es cuñada del Director Solano y la presión era mucha.

 -El señor Solano y el subdirector Arévalo tienen totalmente prohibido que los oficiales estudien, ya que en palabras del subdirector Arévalo eso No trae ningún beneficio a la institución. Se olvidaron tanto el Director como el subdirector que ellos estudiaron y se graduaron siendo agentes policiales. ¿Por qué no dejan que sus oficiales se profesionalicen de verdad como lo dice la señora Ministra? Maltrato al personal, casos más relevantes:

 -La Sra Mauren Solano sufrió una persecución laboral por quedar embarazada por segunda vez. Esto derivó en que por estar embarazada le quitaran su plaza de oficial y la rebajaran a secretaria, la señora apeló a la Sala Cuarta y esta falló a su favor, obligando al Director Solano a devolverle su puesto. -Un oficial del aeropuerto Juan Santamaría fue trasladado a una de las delegaciones más lejanas porque no le ayudó el Director de la PCD a jalar sus maletas. -La Sra. Ana Yansi Carranza sufrió la última de esas persecuciones, hasta que el Director Solano le logró quitar la plaza y despedirla, esto debido a que la Señora Carranza varias veces se le enfrentó y defendió sus derechos.

-Los dos suicidios que se dieron en la PCD en los últimos años que por cierto los medios callaron indignantemente, el primero de una joven oficial de operaciones y el último el de el oficial Peralta que fue el que más repercutió en la población laboral de la PCD, ya que cuando se le comunicó al director el hecho lo que le importó fue si se había suicidado con el arma reglamentaria, no se preocupó, ni demostró ningún sentimiento para con los oficiales. Todos los meses se hacen reuniones de jefes en la PCD, y en más de una ocasión el Director de la PCD ha dicho a sus jefes de departamentos que él se encarga de que los oficiales que quieren irse de ahí molestos y humillados para el OIJ no lo pueden hacer, y es más a él le notifican si uno de los oficiales de la PCD está tramitando un traslado y se encarga de frenar el traslado y castigar al oficial. ¿Por qué no deja que sus oficiales busquen mejores condiciones laborales sin imponerles su autoridad?

Hasta aquí es una transcripción literal de la denuncia que nos ha llegado. De nuestra parte queremos agregar algo más a los actos bochornosos en que se visto mezclado el Director Solano. Hace varios años, periodistas de Canal 6 prepararon una serie de reportajes sobre la corrupción en la Policía de Control de Drogas, uno versaba sobre el uso discrecional que hacía del arma de reglamento la esposa de Solano y otro sobre cuando Solano chocó un vehículo oficial cuando salía de un hotel de amor transitorio en los alrededores de San José. En ese momento, las altas autoridades del Ministerio de Seguridad presionaron a Canal 6 y los reportajes dejaron de transmitirse.

 También ha sido costumbre de Solano, retener los viáticos de sus subalternos cuando estos son invitados a actividades de capacitación, por gobiernos o instituciones amigas de Costa Rica. El pretexto de Solano, es que los fondos que no les entrega a sus subalternos son para las delegaciones policiales de más escasos recursos, el problema es que nadie sabe que se hacen esos fondos. Ante esto uno se pregunta. Quién protege a Allan Solano? , por que ha permanecido en su puesto en los últimos tres gobiernos y en todos ha sido acusado de actividades irregulares?.

Doña Laura Chinchilla conoce del problema de las drogas en el país, ya que fue vice ministra y ministra de Seguridad, además de presidenta de la Comisión de Narcotráfico. Seguirá gozando Solano en el Gobierno de doña Laura de la impunidad que ha gozado hasta ahora.?

Tiene la oportunidad doña Laura de demostrar que una mujer puede gobernar el país en forma digna, a diferencia de los hombres que han gobernado en los últimos o bien si seguiremos en el mismo charco de corrupción, nada más que ahora con perfume de mujer.