COSTA RICA, JOEHL ARAYA VICTIMA DE LA TORTURA

 

 

JOEHL GUILLERMO ARAYA RAMIREZ de 45 años quien había protagonizado dos intentos de fuga del Centro Penal La Reforma, Costa Rica, apareció muerto en su celda (la de mayor seguridad en el país) el 21 de mayo de 2011, supuestamente por causas naturales.

En el primer intento de fuga, Araya Ramírez había sido recapturado y purgaba una larga condena de cincuenta años. El segundo intento de fuga, que se llevó a cabo hace pocos días, claramente fue financiada desde fuera y dejó al descubierto, la corrupción existente entre parte del personal del Centro Penal La Reforma.

Los reos comandados por Araya Ramírez, estaban ubicados en el área de máxima seguridad del penal, pero a pesar de esto consiguieron, según de ha rumorado a cambio de ocho millones de colones de colones, un juego completo de las llaves del pabellón donde estaban recluidos. También cerca de allí se encontró un vehículo que contenía armas de fuego y una casa, recientemente alquilada, lista con todo lo que necesitaban para escapar. Todo esto, no hubiera sido posible, si no existiera un grupo de funcionarios públicos corruptos, que se prestó a todo esto a cambio de dinero. Incluso pocas horas después de su muerte, uno de los hijos de Araya Ramírez, dijo públicamente que a cambio de cien mil colones, él había logrado que uno de los custodios introdujera en el ámbito de máxima seguridad, un teléfono móvil para uso de su padre.

Poco después del último intento de fuga, ya se presumía que todo había sido orquestado, con la ayuda de custodios del centro penal. Sin embargo, las altas autoridades del Ministerio de Justicia y Paz (no sabemos por qué se le agregó en los últimos meses esta palabra al nombre del Ministerio), el cual resulta irónico después de los hechos ocurridos, tomaron la decisión de mantener en ese centro penal a los delincuentes, con los custodios que se presumían involucrados. O sea, dejaron a los delincuentes, bajo la custodia de sus cómplices.

Las nefastas consecuencias de este hecho, no se hicieron de esperar. Pronto los reos denunciaron que eran víctimas de golpizas sistemáticas, que se les bañaba en café hirviendo, que se les escupía en sus alimentos y que habían sido amenazados con envenenarlos.

Finalmente ocurrió lo que cualquier idiota podía haber previsto. Araya Ramírez resultó muerto en su celda, según se dijo al principio como consecuencia de un aneurisma. Pocas horas antes de su muerte, había presentado, de su puño y letra, un recurso de amparo ante la Sala Constitucional, en el que denunciaba, la serie de torturas a que había sido sometido.

Sabemos que muchos costarricenses, debido a la histeria que vive el país, debido a la crisis de seguridad, agravada por la ineptitud manifiesta de los dos últimos ministros, están de acuerdo en el trato que se le dio a JOEHL y que terminó con su muerte. Sin embargo, no podemos compartir tal posición. No se puede, en un país de derecho de llegar al colmo de matar a una persona a golpes, después de haber degradado su dignidad hasta un grado máximo.

Ha sido costumbre que cuando un miembro de las fuerzas policiales del país,es muerto  por delincuentes, cuando estos son detenidos, son sometidos a una golpiza, para vengar a los compañeros caídos. Aunque esta práctica no es propia de un régimen de derecho, puede  entenderse pero no justificarse por la indignación que causa la muerte de un guardián de la ley.

Pero, esto no fue lo que se dio en el Centro Penal La Reforma, el custodio que cayó víctima de las balas de los delincuentes y los que resultaron heridos, no lo fueron por los proyectiles de los delincuentes. Fueron condenados a muerte por la ambición, y corrupción asquerosa de sus propios compañeros. Entonces quiénes son más de culpar. Los delincuentes que buscaban recuperar la libertad o los indecentes cerdos que vendieron la confianza que puso el país en ellos a cambio de billetes provenientes del narcotráfico.

Con respecto a la afirmación que hacemos de que Araya y sus compañeros fueron torturados, veamos lo que dice al respecto la Organización de las Naciones Unidas.

La Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos y degradantes, aprobado por la Asamblea General en resolución 39-46 de 10 de diciembre de 1984 define tortura como

“Cualquier acto por el cual se inflinge intencionadamente un daño severo, tanto físico como mental sobre una persona, con el propósito de obtener de él/ella o de una tercera persona información o una confesión, castigarlo por un acto que él/ella o una tercera persona ha cometido o es sospechoso de haber cometido, o intimidar o coaccionar a esa persona o a una tercera persona, o por cualquier razón basado en discriminación de cualquier tipo, cuando dicho dolor o sufrimiento sea inflingido por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya o con su consentimiento o aquiescencia” (artículo 1).

El 17 de junio de 2011, tanto el Director del Organismo de Investigación Judicial, tuvieron que reconocer públicamente que Araya había muerto como consecuencia de los golpes causados con una vara policial. Lógicamente, esta muerte fue muy conveniente, para los corruptos que trabajan en el  Centro Penal La Reforma. Los muertos no pueden ser llamados a declarar a quienes les pagaron por entregar las llaves del Centro Penitenciario.

 

Marines, consumen drogas en Costa Rica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En las últimas sesiones la Asamblea Legislativa de Costa Rica, se ha visto envuelta en una discusión sobre el permiso que se les debe conceder a los Marines gringos para que puedan circular libremente con barcos y armamento de guerra en las aguas costarricenses.
Además se le concede a estos seres, que se han caracterizado por la violación de los derechos de la población civil de los países que han invadido una completa impunidad sobre los delitos que puedan cometer en territorio costarricense. Ellos estarían sometidos a las Leyes Norteamericanos aunque los delitos se cometan en territorio costarricense.
Todo esto se ha hecho con el fin de combatir el narcotráfico en el país.
Pero, de acuerdo con una carta que hemos recibido nos podemos dar cuenta que los combatientes contra el narcotráfico son asiduos consumidores de drogas cuando desembarcan en territorio costarricense, ya que su exigencias son drogas, alcohol y putas.
Gracias a Liberación Nacional y al Movimiento Libertario, si alguno o algunos de estos marines cometieran bajo los efectos de las drogas algún delito en el país no podrían ser castigados.
Además, no sabemos cuan efectiva es esta lucha contra las drogas porque la zona sur de Costa Rica está hoy en poder de los carteles mexicanos.
Omitimos el nombre de la denunciante ya que no estamos autorizados para revelarlo.
A continuación la denuncia sobre esta otra actividad “humanitaria” de los marines
“Les escribo (esta nota está dirigida a los diputados y diputadas) para hacerles saber mi punto de vista sobre su reciente decisión de permitir el ingreso de naves militares estadounidenses al país. Esto lo hago con el fin de que ustedes conozcan mejor la situación actual y que ello les permita tomar una buena decisión en el futuro. He vivido en Golfito durante 13 años, y desde hace más o menos ocho he visto estos buques atracar el muelle principal. Entiendo que estos navíos, junto con otros del servicio de guardacostas de ese mismo país, son parte de los esfuerzos de patrullaje antidrogas que se realizan en conjunto con los guardacostas costarricenses. Sin embargo cada vez que uno de estos navíos atraca en el muelle, las cantinas del pueblo se llenan de militares. Durante estas visitas a las cantinas, los militares buscan dos cosas: PROSTITUTAS Y DROGAS. Esto es vox populi y hasta yo misma lo he presenciado. También se dan con frecuencia peleas, aunque normalmente son entre ellos mismos. Sin embargo sus peleas se tornan peligrosas para los demás debido al lanzamiento de objetos como botellas .Considero que Costa Rica, al permitir la entrada de aún más buques y que sus tripulantes estén exentos de ser castigados por actos ilícitos, está fomentando no sólo el tráfico descarado de drogas a nivel local, pero además la prostitución. También me preocupa sobremanera que estos militares, que en su gran mayoría son problemáticos y sumamente agresivos, puedan lastimar, e incluso asesinar, a personas locales y que no llegarían a recibir violación ningún tipo de castigo. Pienso que estas situaciones en nada ayudan a mejorar las condiciones de vida de los habitantes de esta zona, y minan los esfuerzos del Estado, y de organizaciones nacionales e internacionales que intentan sacar a la zona sur de la pobreza.”
Con respecto a la impunidad que se está dando a estos soldados yanquis, es irresponsable conceder carta balanca a un ejército que se ha distinguido por las torturas y violaciones a los derechos humanos que han hecho miembros del ejército de los Estados Unidos en los países que han invadido, en complicidad con otros socios de la G-8, uno se pregunta si habrá alguna diferencia en cuanto a moral se refiere entre los narcotraficantes y los miembros del ejército de los Estados Unidos.

GORILAS DEL OIJ NO DEBEN QUEDAR IMPUNES

Queremos dar a conocer este comunicado sobre los hechos que ocurrieron en la Universidad de Costa Rica, debido a que algunos de los medios costarricenses al servicio de la oligarquía gobernante han tergiversado lo sucedido.

Debemos resaltar que este problema se ha hecho más grande debido a la soberbia de los altos jerarcas del Poder Judicial, que en una forma que ya los caracteriza, no han querido reconocer su error.

Aparte de si tenían o no derecho de entrar a la Universidad, la actitud del Organismo de Investigación Judicial fue violenta y salvaje. Existen videos donde se ve a tres de estos gorilas, debidamente armados, vapuleando a un estudiante hasta quebrarle los dientes. Reconocemos que en el Organismo de Investigación Judicial existen muchos funcionarios centrados y honestos, pero también un grupo de acomplejados, cobardes y enfermos mentales, que ocultan su cobardía y pobreza de espíritu detrás de una placa. Esta lacra debe desaparecer para siempre.

A la Comunidad  Nacional:

Al mediodía del 12 de abril de 2010, agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) invadieron el campus Rodrigo Facio de la Universidad de Costa Rica en persecución de un oficial de Seguridad y Tránsito, sospechoso de casos de corrupción (el cual fue liberado el día siguiente sin cargos comprobados).El despliegue estaba conformado aproximadamente por 70 oficiales del OIJ armados con chalecos antibalas, acompañados de la Fuerza Pública que ingresaron en vehículos por las zonas verdes, violentando las agujas de seguridad vehicular y cercando el Edificio de Residencias Estudiantiles.

La forma en que esta acción se llevó a cabo nos hace pensar en una clara provocación de parte de los organismos policiales, quienes no coordinaron (procedimiento que se ha realizado siempre que algún órgano policial del Estado a requerido ingresar a la institución) de ninguna forma con la Sección de Seguridad y Transito, ni con ninguna otra autoridad Universitaria competente.

La autonomía de la Universidad de Costa Rica está amparada en el artículo 84 de la Constitución Política, no está limitada al mero ejercicio libre e independiente de la docencia (eso es libertad de cátedra), se trata de independencia de sus funciones, que incluyen la autonomía financiera, administrativa yestructura de gobierno. Sin embargo, las declaraciones de altos funcionarios públicos como el director del OIJ y el Fiscal General de la República, nos indica que existe una clara intención de limitar descaradamente la autonomía universitaria, hecho que solo ocurre en dictaduras militares o Golpes de Estado.

Es importante entender esta acción ilegitima e ilegal dentro del contexto político, social y económico en el que se ve inmersa la Universidad de Costa Rica. Esta Institución, a través del Consejo Universitario se ha pronunciado críticamente sobre numerosas políticas ambientales, sociales y educativas perjudiciales para las mayorías de nuestro país. Los más importantes han sido: el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, su Agenda de implementación, minería a cielo abierto en Crucitas, expansión piñera, acueducto de sardinal, desarrollo turístico inmobiliario en la Zona Sur, muelles de Limón y el Fondo Especial de Educación Superior (FEES).

Por estas razones consideramos que lo ocurrido el lunes en el campus universitario no fue algo casual, tenía la intención política de tratar de intimidar y amedrentar a las trabajadoras y trabajadores, docentes, estudiantes y dirigencia sindical de nuestra Universidad, esta vez con brutalidad policial, violentando nuestro quehacer diario, actitud típica de regímenes autoritarios. El saldo de dicha actitud comprometida y ética con la libertad de pensamiento y autonomía universitaria, fue de personas detenidas, palizas, arrestos y formulación de causas penales por resistencia agravada a cinco personas.

Este es otro acto más de criminalización de la protesta social de cientos de personas ambientalistas, sindicalistas, educadores (as) y estudiantes alrededor del país en legítima defensa de sus derechos democráticos y a su integridad física y mental. Uno de los casos más representativos en estos mismos días ha sido el de los cientos de trabajadores(as) de JAPDEVA, quienes han sido intimidados(as), perseguidos(as) y violentados por el gobierno.

Por otra parte, la provocación y brutalidad ocurrida el lunes, buscan dañar y perjudicar la imagen de la Universidad ante la sociedad costarricense, apoyado cínicamente por los grandes medios de comunicación radial, escrita y televisiva. Al ser la UCR la institución que goza de más confianza por parte de la ciudadanía costarricense es estratégico para este gobierno crear una campaña de desprestigio hacia la institución para deslegitimar las voces críticas que se levantan desde nuestro campus contra el modelo político-económico que se viene implantando en Costa Rica en los últimos 30 años y profundizado radicalmente por este gobierno.

Ante estos hechos llamamos a la solidaridad de todos los sectores sociales con la comunidad universitaria del país y a participar de todas las actividades y acciones que emprenderemos para que se respete nuestra autonomía y derecho legítimo a la defensa del pensamiento libre y crítico y para que los hechos de brutalidad y cobardía policial no queden impunes, ni se olviden.

A la vez nos solidarizamos con todos aquellos sectores que enfrentan luchas por la defensa de sus territorios y por la defensa del patrimonio nacional, como la lucha en Sardinal, en Crucitas, Matapalo, zonas costeras, contra el desarrollo turístico e inmobiliario en Osa, la autonomía de los territorios indígenas y muy especialmente con la lucha contra la privatización de los muelles en Limón y por la autonomía sindical.

ASESINATO DE PERIODISTAS EN HONDURAS

Qué nos aguarda si seguimos en sumisión y en complicidad?

Es realmente indignante que suceda hoy de nuevo, ya por sexta vez en sólo lo que va del mes de marzo, ahora de dos en dos, a periodistas y personas que valientemente levantan la voz y denuncian la represión: se los asesina en forma impune. Por cierto dos de ellos habían denunciado las amenazas, y habían logrado la declaración judicial de medidas precautorias. Pero estas no valen para nada en un país donde el poder se ejerce por dictum de la clase gobernante oligárquica, militarista y sometida al Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Es explicable que suceda en Honduras, pero ¿cuál es el motivo del cerco mediático en Costa Rica?  Acaso podremos argumentar que con los medios inmediatos de telecomunicaciones exista posibilidad de que los periódicos o los periodistas no se enteren, o si se enteran, también los paraliza el miedo?  Será que aquí ya no hay libre expresión por autocensura, o lo que sería mucho peor, por silencio cómplice de una tiranía internacional de los dueños de los medios de comunicación masiva?  ¿Por qué sólo en los medios alternativos se informa sobre esta represión sistemática, y la Sociedad Interamericana de Prensa sólo tiene ojos para las violaciones a los derechos humanos en Cuba y Venezuela?

Comienza la semana santa precedida de ominosos Pilatos que se lavan las manos de la sangre de tantos justos.  Sólo quisiera saber si en las homilías de Centroamérica se harán eco de nuestras denuncias, o acaso ¿habrá líderes espirituales que les quede al menos el rubor de cumplir su labor profética?  Podrían alegar estar en vacaciones por este motivo, los defensores de los habitantes, los consejos, institutos, comisiones y demás organismos de derechos humanos y esperaremos hasta el mes de abril para pedirles que abran los ojos ante esta realidad ¿pero los veremos reaccionar inmediatamente después, como corresponde?

Este mes se cumplió el 70 aniversario en Costa Rica, cuando recibió el cetro arzobispal un sacerdote ejemplar: Monseñor Víctor Manuel Sanabria. Lo recordamos con cariño y con respeto, por haber interpretado acertadamente la circunstancia histórica que le correspondió vivir, y participar en el proceso de modernización de la sociedad costarricense. Sin él, las garantías sociales en nuestra constitución, el código de trabajo y las reformas administrativas introducidas por el Presidente Rafael Angel Calderón Guardia, con el apoyo de Manuel Mora y el partido comunista de Costa Rica (que nunca aprobó la revolución por la vía armada) no habrían sido posibles.

Sanabria también es responsable de auspiciar la influencia cristiana en la social democracia de José Figueres, a través de su pupilo y líder sindical en la central sindical “Rerum Novarum”, otro sacerdote católico de peculiar orientación y trascendental liderazgo: el Presbítero Benjamín Núñez, artífice entre otras cosas del “Pacto de Ochomogo” y las negociaciones de paz en 1948, que lo hacen merecedor de un reconocimiento que no se ha otorgado aún.

Sin perdernos en detalles de la historia, aceptemos que en Costa Rica es una excepción al cuadro usual de los ejércitos y aparatos represivos que defienden el poder de las oligarquías anquilosadas que se dan en la Centroamérica del Norte, donde el discurso conservador predomina en la influencia perniciosa de las jerarquías católicas que abominan la teología de la liberación.

Nuestra transición tampoco estuvo exenta de violencia, pero terminó por disolver tres ejércitos: el oficial de unos dos mil efectivos, el de unos 6000 milicianos sindicalizados bajo el mando comunista que apoyaba al gobierno, y el de los sublevados figueristas que se inició con 300 y triunfó con 3000. Esto tampoco habría sido posible sin el efecto del liderazgo y la conciencia social de todos los que participaron en el conflicto, y la sociedad civil que lo sufrió. Sin embargo, durante los aciagos años de guerra civil de las guerrillas centroamericanas, hay que reconocer también, la opción preferencial por los pobres de muchos pastores cristianos, que labraron su martirio al asumir las consecuencias de su acción profética de hablarle con la verdad a los poderosos. Donde no hubo posibilidad de una modernización como la que tuvo mi país, se llegó a la guerra revolucionaria inspirada en la lucha de clases treinta años después.

Ahora, a los 30 años del asesinato a sangre fría del Arzobispo Oscar Arnulfo,  San Romero de América, por una camarilla internacional de sicarios, siguen sus seguidores aterrorizando la población. Este magnicidio se le atribuyó entonces en El Salvador a un militar D´Abuisson. Sabemos hoy que el operativo tuvo el visto bueno de los Embajadores estadounidenses Otto Reich (recién aprobado para asesorar al Congreso de Estados Unidos junto con Alejandro Valenzuela, sobre presente y futuro de América Latina) y John Dimitri Negroponte que después de la guerra sucia en centroamérica, lo premiaron con ser embajador en Irak. ¿Será posible que el gobierno del imperio hegemónico mundial no haya aprendido de sus errores y los repita después de tanto tiempo?

Está claro y confirmado que en el golpe de estado contra Zelaya estuvo presente el Embajador Hugo Llorens y el mismo Negroponte, y que en el proceso de represión que se ha recrudecido después de las elecciones de Porfirio Lobo sigue la misma filosofía de eliminación física, violaciones y torturas, por personal militar, para militar, policial o de simples sicarios.  ¿Cuántas muertes más serán necesarias, y cuándo van a levantar la voz nuestros gobernantes?  Seguirán bajando los ojos, lavándose las manos, pero ¿seguirán cumpliendo las órdenes de la señora Hillary Rothman Clinton o del señor Barak Hussein Obama?

¿Seguirán con nuestro silencio cómplice, las sabandijas como Billy Joya, Romeo Vázquez Velázquez, con apoyo de asesinos a sueldo, imponiendo a sangre y fuego un sistema corrupto, explotador, al servicio de la concentración de capitales en sumas astronómicas, que ya no se sacian con el sudor, la sangre y el sufrimiento de los pobres, sino que ahora cuentan con las arcas públicas del Tesoro de los Estados Unidos?

No dejemos que este sea el sistema del futuro.  Paremos en seco la complicidad.

Francisco Cordero Gené.

San José, 26 de marzo, 2010.

19 DE DICIEMBRE, DIA DE LOS MARTIRES DEL CODO DEL DIABLO

Hoy es 19 de diciembre. Muchos diríamos que es un día cercano a la Navidad y lo pasaríamos desapercibido, como un día más de los 365 que componen el año.

Pero para aquellos que creemos en la libertad de los pueblos, en la igualdad social, en la libertad, igualdad, fraternidad y justicia social no puede ser un día más. Un día como hoy pero del año 1948 se llevó a cabo la masacre del Codo del Diablo.

Esta masacre no fue el resultado de la irracionalidad que provocan las acciones bélicas. Fue algo premeditado, por un cerebro asesino y enfermo, con el fin de terminar con el estorbo que significaban los dirigentes del Partido Vanguardia Popular en la provincia de Limón para los intereses de las transnacionales y de los oligarcas locales.

De acuerdo con lo investigado por don Enrique Benavides, quien antes de su muerte fue columnista del periódico La Nación, por lo que no se puede dudar de su imparcialidad, este fue un  crimen selectivo. Los escogidos para este escarmiento fueron detenidos en sus casas en Limón, sin que mediara ningún cargo en su contra, excepto el ser todos miembros del Partido Vanguardia Popular. Luego vino la orden de trasladarlos a San  José, esposados, con el fin de fingir en el lugar con este nombre macabro que habían muerto en una acción militar tendiente a liberarlos. Al llegar al lugar escogido por los sicarios que seguían órdenes del cerebro asesino residente en San José, fueron liberados de sus esposas y luego dos rematados con un tiro de gracia. Los asesinos materiales quedaron en la más completa impunidad aunque si conocemos sus nombres Manuel Zúñiga Jirón, Luis Valverde Quirós, Clarencio Auld Alvarado y Hernán Campos Esquivel. Del asesino intelectual nunca se conoció su nombre aunque se dice que luego ocupó altos puestos en gobiernos liberacionistas, partido del que después se retiró.

Debe reconocerse, según lo indica el licenciado Benavides, que el crimen fue tan asqueroso, que varios dirigentes del grupo vencedor lo denunciaron públicamente, entre ellos don Hernán Garrón Salazar, alto dirigente liberacionista ya fallecido. Garrón recibió amenazas de muerte para que callara.

Los nombres de las víctimas son:

TOBIAS VAGLIO

FEDERICO PICADO

OCAVIO SAENZ

LUCIO IBARRA

NARCISO SOTOMAYOR (NICARAGUENSE)

ALVARO AGUILAR UMAÑA.

Este hecho cobarde vil y asqueroso, nunca debe ser olvidado por los costarricenses. Debemos hacerlo del conocimiento de la juventud que se levanta y que piensa que Costa Rica, es la cuna del pacifismo que se canta en las escuelas y se esparce por el mundo. En Costa Rica también ha habido crímenes políticos como en Guatemala, Chile, Argentina y otros países y también han quedado impunes.

Pero el sacrificio no fue en vano. Después de la caída de la Unión Soviética y de la implantación en casi todo el mundo conocido del capitalismo salvaje, muchos de sus acólitos creyeron que los luchadores sociales éramos una especie en vías de extinción. Que era cuestión de que pasaran los años y los dinosaurios que desfilábamos cada primero de mayo, cada vez más viejos, pronto desapareceríamos de muerte natural.

Pero como en otras muchas cosas se equivocaron. Hoy muchos y muchas jóvenes levantan las banderas de la reivindicación social, del no entreguismo, de la política sin corrupción y de una Costa Rica más justa para todos. En ellos se ha reencarnado el espíritu de lucha por el que entregaron su vida hace sesenta y un años los Mártires del Codo del Diablo.

Por tanto esos vulgares sicarios y el maquiavélico cerebro que los guió no lograron  su objetivo. Los mártires del Codo del Diablo siguen luchando junto a nosotros, hasta demostrar que otra Costa Rica es posible, que podemos tener fuentes de trabajo sin arrasar nuestro país y que política no es sinónimo de corrupción y entreguismo.

REQUIEM POR JOSE AGUILAR, VICTIMA DE LA INSEGURIDAD CIUDADANA

JOSE AGUILAR AGUILAR, a tus setenta y nueve años te ganabas la vida honradamente por las calles de San José, Costa Rica, hasta que una bala que no era para vos, segó tu vida. Nunca podrías comprender , hombre de trabajo, que a pesar de tu avanzada edad buscabas como ganarte honradamente la vida, que viniera un malviviente extranjero y te matara. Pero a vos José, no te mató solamente la bala de este sicario extranjero. Te mataron también la cobardía, la ineptitud y la corrupción de las autoridades que constitucionalmente fueron creadas para protegerte.

Costa Rica siempre ha sido un país en que los asilados políticos y los extranjeros botados de su tierra por el hambre y la miseria han encontrado asilo, en lo que estamos de acuerdo. Pero lo que jamás podremos estar de acuerdo es que con esta cantinela mil veces gastada, zonas enteras del país se hayan convertido en guaridas de delincuentes extranjeros. Limón es propiedad de la mafia colombiana que trafica libremente con drogas y de chinos dueños de hoteles, bananales y casinos que envenenan los ríos y tienen a su servicio al alcalde y vice alcaldesas del cantón central. En la zona sur, los verdaderos dueños  de las localidades son miembros del cartel de Sinaloa, que en complicidad con policías corruptos trafican libremente con droga.

José Aguilar, nunca podrás entender como la Policía Municipal no estaba allí para defenderte, en vez de estar persiguiendo a vendedores de discos y videos pirateados, que son producidos por grandes empresarios colombianos que desde la clandestinidad lucran con el hambre de esta gente.

Tampoco entenderías como empleados de Migración venden cédulas de residencia a hampones de la peor ralea, en complicidad con notarios que inventan matrimonios de conveniencia y que son sorprendidos una y otra vez haciendo lo mismo y sin embargo continúan ejerciendo.

Nunca entenderías como la Municipalidad de San José dejó que un barrio completo, en el que el municipio había construido un mercado con un costo de seiscientos millones de colones se convirtiera en inhabitable y que los costarricenses honestos, dueños de sus residencias desde hace muchos años tengan que huir o encerrarse en sus casas antes de las seis de la tarde por temor a ser asesinados o asaltados. Nunca comprenderías, hombre de bien como el culpable de todo esto, incluyendo el despilfarro de seiscientos millones de colones de los contribuyentes en el Mercado del Paso de la Vaca, haya tenido el cinismo de querer ser candidato a la presidencia.

No es tu culpa tampoco José, que el Presidente de la República haya nombrado Ministra de Seguridad a una mujer totalmente inepta, porque la que si cumplía con esos requisitos no aceptó ese puesto porque podía quemar su imagen como candidata a la Presidencia.

El día después de tu muerte, se unieron estos cuerpos policiales para deshonrar tu memoria, montando un acto circense en el que detuvieron a varios extranjeros indeseables a los que lo más seguro, ya algún remedo de juez dejó libres por tener residencia conocida, aunque esta sea un burdel de mala muerte y porque son casados con un o una costarricense a quien ni siquiera conocen, como varios lo declararon en el momento de la detención.

También, siguiendo la payasada, cerraron varios negocios por  no tener patente. Por qué no los cerraron antes?. Será que los inspectores municipales no pasan por allí o si pasan es simplemente para tender la mano, recibir su mordida y dejar el negocio operando?

No tienes la culpa, aunque lo pagaste con tu vida que los costarricenses elijamos (salvo raras excepciones) a diputadas y diputados cuya labor ha sido ser simplemente  títeres de la Casa Presidencial y que cuando, por casualidad producen una ley, esta debe interrumpirse o derogarse, por ser un monumento a la improvisación y a la estupidez.. No se puede producir leyes en una Asamblea Legislativa de tarados.

Tampoco tienes la culpa José Aguilar de que en Costa Rica existan burócratas de las Naciones Unidas que desde sus oficinas en barrios de millonarios, promuevan programas para atender refugiados, cuando muchos de los que así califican son solamente ladrones, estafadores y vendedores de droga. Recordá José que ellos tienen que justificar sus millonarios salarios en dólares ante ese organismo inservible llamado Naciones Unidas.

Perdoná José, a nosotros los costarricenses porque  bajo el manto del pacifismo, lo que escondemos es la cobardía. Cobardes por no echar a patadas a un funcionario municipal como Rafael Arias que poco tiempo después de tu muerte declaró al Diario la Nación que  en Tierra Dominicana (el lugar en que moriste), se da un fenómeno y es que un grupo de extranjeros quieren controlarla y encargarse ellos de la seguridad, sin embargo esto no se puede permitir. Agregamos nosotros. En qué mundo vivirá este imbécil, que no se ha dado cuenta de que dominicanos y colombianos dominan este territorio desde hace mucho tiempo, mientras la Policía Municipal juega al gato y al ratón, montados en sus cuadraciclos pagados con nuestros impuestos, con vendedores ambulantes, que no son más que instrumentos de poderosos delincuentes que lucran con los derechos de autor, a pesar de que Costa Rica, por medio del TLC con los Estados Unidos se comprometió a protegerlos.

Cobardes por no atrevernos a hacer nosotros mismos lo que las autoridades que juraron por Dios guardar la Constitución no hacen. Recuperar nuestro país de la garras de estas lacras extranjeras y no dejar solos a nuestros compatriotas que viven en  los barrios tomados por el hampa extranjera, o que tienen  que huir de ellos, convirtiéndose en exiliados en su propia patria, eso si sin recibir ayuda de los parásitos de las  Naciones Unidas.

Descansa en paz José Aguilar. Moriste como mueren los verdaderos hombres y mujeres, Ganándote el pan con tu trabajo honrado. Tu muerte pronto será olvidada y los verdaderos culpables de ella, seguirán impunes, hartándose de sueldos robados, provenientes de las ubres del Estado. Ya el Tribunal Supremo de Elecciones abrió el proceso electoral y la mayoría de los costarricenses, por apatía o comodidad, dejaremos que los mismos ladrones, ineptos y corruptos sigan gobernando. Ya habremos cumplido con el rito sagrado de la Democracia, aunque este no sea más que un cambio de ladrones.

Porque a vos José Aguilar no te mató la bala de un sicario. Te mató este sistema de mierda, que los costarricenses insistimos en llamar democracia.

Frente Universitario de la UCR, denuncia brutalidad en Honduras

Para darle toda la divulgación posible reproducimos pronunciamiento del Frente Universitario de la Universidad de Costa Rica, sobre los hechos ocurridos en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Aunque compartimos sus argumentos no creo que tenga mucho efecto en quienes realizaron estos actos deplorables. Los gorilas no quieren nada con la gente que piensa y en América Latina su lema a sido siempre imponer su ideología o la de quienes los usan como instrumento, por la fuerza bruta.

La actividad científica y artística nace, crece y evoluciona en el diálogo libre y abierto de la academia, en donde la creatividad y la objetividad se conjugan para generar y transmitir conocimiento, belleza y acción social dirigida al mejoramiento continuo de la calidad de vida de toda la humanidad y en especial de las personas más vulnerables y menos favorecidas por el sistema económico y social. La creatividad y el diálogo necesarios para la creación solo son posibles en un ambiente de libertad, respeto e independencia de todo tipo de ortodoxia y dogmatismo.

Es por esta razón que la autonomía universitaria constituye un instrumento fundamental de cualquier centro educativo superior moderno, pues al garantizar el derecho a organizarse y gobernarse en forma independiente se libera a estos centros de los vaivenes políticos e ideológicos circunstanciales, permitiendo así el desarrollo pleno de su actividad académica libre de intervenciones y desviaciones por parte de grupos de poder particulares. Y dentro de esta perspectiva resulta obvia la prohibición absoluta del  ingreso al campus de efectivos de los cuerpos represivos del Estado. Las ideas se discuten y se defienden con argumentos científicos no con el garrote de los antimotines.

Miramos entonces con indignación y condenamos enérgicamente la brutal violencia con que efectivos del Comando Especial Cobra de la Policía Nacional irrumpieron en el campus universitario de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) el miércoles 8 de agosto, violando flagrantemente el principio fundamental de la autonomía universitaria, con la misma lógica que vienen violando la democracia y los derechos humanos en ese país desde el golpe de Estado el 28 de junio del presente año. De manera especial condenamos también la forma irrespetuosa y agresiva con la que pretendieron acallar a la señora rectora de esta institución Julieta Castellanos quien fue golpeada y lanzada al piso por pretender dialogar con los efectivos de la policía para exigir el respeto a la autonomía.

Cuando la fuerza se impone sobre el conocimiento y la belleza solo queda la barbarie.

Frente Universitario de la Universidad de Costa Rica.

11 de agosto de 2009