NUEVAMENTE DIARIO EXTRA DENUNCIA CORRUPCION ESTATAL

Si no hubiera sido por Diario Extra, los costarricenses no nos hubièramos enterado del inmenso negocio que se escondìa detràs de la inauguraciòn del Estadio Nacional de Costa Rica, donado por la Repùblica Popular de China.
Este periòdico se ha distinguido por dar espacio para que los costarricenses que no piensan como el gobierno, ni han metido sus sucias manos regalando nuestra estructura estatal para bien de unos pocos nacionales y de compañìas extranjeras. En el caso de la apertura de la telefonìa celular ha sido claro como la Superintendencia de Telecomunicaciones se ha prestado a presiones de intereses bastardos para subvencionar la interconexiòn a las compañìas extranjeras. El Presidente Ejecutivo del ICE Eduardo Doryan incluso iba a presentar una querella judicial, ya que se estaba despojando al ICE a favor de las compañìas extranjeras y luego, siguiendo quien sabe que instrucciones no lo hizo. Nos tomamos la libertad de reproducir el artìculo del señor Jaime Ordoñez donde se deja en CLARO el sucio negocio de la concesiòn TELEFONICALa columna de Jaime Ordóñez
De cómo usted y yo vamos a financiar a d. carlos slim y a telefónicaQuiero referirme a un caso que me parece, además de ilegal, inmoral. Como los niveles de corrupción de Costa Rica se acercan cada día más a los peores ejemplos de América Latina, y cada semana hay un caso nuevo que reta la imaginación, y la cleptocracia política se mueve cada día más a sus anchas y los altos dirigentes electorales más parecen tenderos y mercaderes fenicios (dicho sea lo anterior con perdón de los mercaderes y los fenicios, gente honorable quienes lucran sólo con lo privado, pero no con lo público), no creo que esta pequeña columna cambie absolutamente nada. Lo digo con tristeza. Hay mucho de domesticado y desinformado en nuestra población; hay mucho de mediocridad ramplona de tantos que, por temor o por acomodo, se callan, ocultan o se ponen una venda en los ojos; hay mucho opinador profesional complaciente y palaciego; hay mucho periodismo parcial, dependiente y chato.
En todo caso, allí va una vez más la denuncia que ya otros han hecho: Buena parte de la operación en telefonía celular privada –que ya ha sido adjudicada a las dos grandes empresas mundiales de comunicaciones (CLARO y Telefónica)– se montará sobre las redes públicas del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), empresa público estatal que los costarricenses hemos financiado con nuestros impuestos durante los últimos 40 años.- En sentido estricto, tanto Ud. (quien lee este artículo) como yo somos dueños de, al menos, una torre, parte del cableado y parte de la tecnología existente, de toda esa inmensa infraestructura valorada en varios cientos de millones de dólares, sino más. Una red y una institución que, hasta hace muy poco, estaba reconocida en América Latina como ejemplar, y con una de las mejores coberturas del Continente. Todos los costarricenses somos co-dueños de esa red, porque la hemos financiado con nuestros impuestos. Es un bien público.-

Pues resulta que la Superintendencia de Comunicaciones (SUTEL) dictó el 12 de noviembre de 2010 la resolución No. RCS-496.2010, la cual es, a mi juicio, totalmente ilegal, además de inmoral. Mediante esa resolución se fijaron tarifas de interconexión para usar la infraestructura de telecomunicaciones del ICE con subsidios, regalando prácticamente toda esa infraestructura que nos tomó medio siglo construir. Ni siquiera se cobró el costo real ni la tarifa promedio de interconexión internacional, la cual es de US$ 0,11 por minuto –de acuerdo a todos los informes internacionales de los años 2009 y 2010– sino que se fijó en un 400% menos, es decir es cerca de US$ 0,04 por minuto, es decir, la cuarta parte.
Repito: la SUTEL obligó al ICE a dar toda nuestra infraestructura pública en telecomunicaciones a menos de la cuarta parte del precio internacional, a un precio ridículo. Y en esta última semana ya sabemos a quienes vamos a subsidiar nosotros los costarricenses, dándoles casi regalada toda la infraestructura que construimos en los últimos 50 años. A las grandes empresas CLARO y Teléfonica. ¡Nadie sabe para quién trabaja! Y aclaro que no tengo nada contra D. Carlos Slim de CLARO, ni tampoco contra los distinguidos españoles dueños de Telefónica. Ellos están en su negocio. Contra quienes sí tengo algo personal, como dice Serrat, es contra sus socios-políticos-empresarios nacionales, malinchistas de última, dispuestos a vender la patria por un plato de lentejas

TELECOMUNICACIONES, LA CORRUPCION ASOMA LAS OREJAS

Hace cuatro años, su campaña para presidente recibió financiamiento millonario de sectores interesados en este negocio… usted no solo recibió este financiamiento de campaña de sectores interesados en la apertura, sino que lo promovió” ( Ottón Solís).

Comenzamos esta reflexión con la acusación del ex candidato presidencial del PAC, dirigida al actual presidente de Costa Rica, porque de acuerdo con los hechos que denuncia el ingeniero Gerardo Romero Paniagua, en Página Abierta de Diario Extra, son muchas las coincidencias, que permiten llegar a suponer que la concesión de frecuencias para la telefonía móvil en Costa Rica, va a seguir el camino que ha seguido en otros países, La corrupción para privilegiar a los grandes de otros países.

La historia de otros países:

Una de las razones que han dado los apóstoles del neoliberalismo económico, para entregar los bienes públicos en administración a la empresa privada, además de la ineficiencia del Estado, causada por los mismos políticos, es que el Estado recibirá fondos adicionales por estas concesiones, que le permitirán pagar la deuda externa y dar ayudas sociales.

En Costa Rica, cuando se entregó Puerto Caldera a manos de los colombianos y de inversionistas costarricenses esto no fue así. El dinero recibido por estas empresas fue usado para pagar la indeminización de los trabajadores de INCOP sin que le quedara nada a esta institución, la cual se debate al borde de la quiebra administrando dos remedos de muelles, como son Golfito y Quepos y sin haber invertido un centavo de dólar en los mismos. Del muelle de Punta Morales, mejor no hablamos porque nadie sabe en este país en que situación jurídica se encuentra.

Pero veamos lo que ha sucedido en otros países.

En México, durante el gobierno de los hermanitos Salinas se privatizó TELMEX, la empresa estatal de telefonía y en el cartel se incluyó la cláusula de que debía pasar a manos de empresas de capital mayoritariamente mexicano, razón por la cual Carlos Slim, se apropió de ella al 20% de su valor. Con respecto a los Salinas ya todo el mundo conoce su catadura moral, ya que no solamente han sido acusados de haber saqueado el erario mexicano, sino de tener nexos con el narcotráfico.

En el caso de Guatemala, cuando el pastor sanguinario Efraín Ríos Montt no pudo llegar a ser candidato a la Presidencia, eligió como títere a Alfonso Portillo, quien al final llegó a ocupar este puesto, en el cual pasó ebrio y no precisamente de poder, según comentan los guatemaltecos. En esta ocasión la transnacional que aparece es la tristemente conocida por los costarricenses MILLICOM, la cual financió en gran parte la campaña de Portillo. Por medio de testaferros, de acuerdo con el Ministerio Público de Guatemala, recibió tres millones y medio de dólares para el financiamiento de su campaña políitica. Hoy Portillo está a punto de ser extraditado a los Estados Unidos por haber usado bancos norteamericanos para lavar el dinero que robó el necesitado pueblo de Guatemala.

En Ecuador la empresa PORTA propiedad de Carlos Slim y MOVISTAR, propiedad de Telefónica de España, de acuerdo con lo que indica el señor Fumero en su artículo, pagaron por una concesión de 15 años una suma ridícula, la cual cubrieron con la facturación de seis meses de servicio. PORTA, empresa propiedad de Slim que cubre el 70% del mercado ecuatoriano amenazó con retirarse si el gobierno los obligaba a bajar los precios que cobran a los abonados.

Mientras, en revistas empresariales se elogia la figura de Carlos Slim como un gran empresario, cuando en realidad el papel que ha jugado es el mismo que representaron después de la caída de la Unión Soviética muchos miembros de la mafia rusa, el de aves carroñeras que se alimentaron con los bienes del Estado, en complicidad con los chacales del gobierno de turno.

Qué pasará en Costa Rica:

De acuerdo con lo que manifiesta Fumero, ya la Superintendencia de Comunicaciones SUTEL, ha adelantado que para el Concuso Público “Concesión de Frecuencias para la Operación y Explotación de Servicios de Telecomunicaciones- Telefonía Movil” ya se han adelantado algunas condiciones que deben cumplir los participantes, una de ellas es la de tener en operación un mínimo de 3 millones de líneas y no menos de un millón y medio en el mismo país.

Esta condición, por esas casualidades de la vida solo las cumplen: TELEFÓNICA, TELMEX y DIGICEL y para terminar con las coincidencias lo que se sacará a concurso son tres frecuencias o sea una para cada uno. Esto último a pesar de de acuerdo con recomendación de SEPULVEDA CONSULTING DE CANADÁ, empresa consultora contratada por el propio gobierno de Costa Rica, recomendó que en el corto plazo, se diera solamente UNA frecuencia en concesión.

Lógicamente, como dice el ingeniero Fumero Paniagua en su artículo, si fuera una sola frecuencia los oferentes se verían obligados a pagar sumas mayores por esa única concesión en beneficio del país, que obtendría muchos mayores beneficios que si se ponen de golpe a concurso las tres.

El por qué de esta aparente estupidez:

El mismo Fumero contesta esta pregunta cuando indica:

El caldo de cultivo para la corrupción es el hecho de que si las empresas no se ven impelidas a pagar sumas importantes por la concesión estarían dispuestas a “gastar” mucho más el lobby y en dádivas que finalmente no llegarán a las arcas del Estado. Y es que desafortunadamente estos procesos evocan eso, corrupción.

Conclusión:

Durante varios años, el mercado costarricense se ha venido preparando para esta apertura, obligando al ICE a restringir sus inversiones por medio de interpretaciones de las políticas económicas y contables del Fondo Monetario Internacional. Luego, los políticos de turno lo obligaron a comprar a la corrupta empresa ALCATEL, una red telefónica que era una verdadera poquería, a pesar de ser ALCATEL, una de las mejores empresas en la construcción de redes, pero también una de las más corruptas.

El próximo 13 de abril comenzará el juicio contra varios funcionarios públicos entre ellos el ex presidente Rodríguez, por la estafa de ALCATEL No sabemos cual va a ser el resultado de este juicio, pero siempre nos quedará un sabor amargo. Uno de los principales corruptos que desde su posición de directivo del ICE planeó este sabotaje contra esta institución no aparecerá como imputado sino como testigo: José Antonio Lobo.

Esperamos que los jueces rectifiquen el “error” de la Fiscalía y Lobo pague por todo el mal que hizo a las telecomunicaciones en Costa Rica. Si no de nuevo la Fiscalía de Costa Rica demostrará su incapacidad para resolver un caso, si no es con ayuda de soplones, que cambian sus declaraciones a cambio de impunidad.