LA CAMPAÑA CONTRA DIARIO EXTRA

Antes de analizar el clamor popular que se ha lanzado contra El Diario Extra, por la publicación de la foto del futbolista de la selección costarricense, Dennis Marshall, en que la aparece prensado en su vehículo, después del accidente  que le costó la vida, es conveniente recordar el lamento que el Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, sobre la forma en que un sector importante de la prensa de su país, quiso imponer a la candidata KEIKO FUJIMORI, por dos métodos harto  conocidos en nuestro país, la desinformación y la invisibilización.

Cuando un candidato, un movimiento, o una idea no resulta del agrado de los grandes potentados, que lamentablemente muchas veces son los dueños de los medios de prensa, simplemente, se les ignora y éstos para poder hacer llegar al pueblo su pensamiento, tienen que recurrir a procedimientos alternativos como volanteo o  páginas web, las cuales, debido al poco uso que todavía se da a este medio en países latinoamericanos, vienen a penetrar muy poco en el conocimiento de las clases populares y entonces sus ideas y programas llegan a muy pocos, prostituyendo la democracia latinoamericana.

La otra táctica también denunciada por Vargas Llosa, es la satanización.  Se va creando en torno a un político o a un movimiento, la idea de que significa un peligro para la democracia o los valores populares (léase de los grandes oligarcas del país), no se le da oportunidad de defenderse y de esa forma se logra crear una imagen de antiprogresista, retrógrado, obstruccionista o amigo de los supuestos enemigos del país.

Estas tácticas que nos alegra que Vargas Llosa haya denunciado en su país, por sus tendencias de derecha conocidas a nivel mundial, han sido y son de uso común en nuestros países y nos convencen más que muchos que cacarean la libertad de prensa en algunos países, son solamente PERFECTOS IDIOTAS LATINOAMERICANOS.

El Diario Extra, (al que siempre le hemos criticado su sensacionalismo en sus portadas, porque no ha sido solo en el caso del jugador de futbol fallecido, que ha cometido ese pecado, sino en otros casos,) se ha distinguido últimamente por dar cabida en sus páginas, a voces disidentes, como por ejemplo quienes han denunciado la proliferación de torres para líneas celulares en ciudades del país y los posibles efectos que pueden tener en la salud de  sus habitantes, el caso Crucitas y otros.

Durante los últimos meses, este periódico ha mantenido la sección Página Abierta que se publica los martes, que se distingue por publicar opiniones de personas que, en muchos casos, se han separado de sus partidos políticos, por no estar de acuerdo con las directrices entreguistas y corruptas de sus partidos tradicionales. Podrán decirnos que sus fines son mercantilistas, porque de esta forma se alcanza a los lectores, que no creen en los otros medios de prensa, pero al final se logra informar. Además cuántos escándalos  sexuales y de otro tipo no se han ventilado en las páginas de La Extra, que de otra forma hubieran quedado en el olvido?

Por eso es que, aunque no estemos de acuerdo con el amarillismo de las portadas del caso que nos ocupa y de muchos casos más, nos preocupa quese use este hecho para montar una campaña que incluso pide cerrar el periódico o  no comprarlo.

Sobre todo nos llama la atención la hipocresía con que se ha manejado el caso en otros medios. El Grupo Nación, maneja una publicación llamada La Teja, que se dedica diariamente a denigrar la imagen de la mujer sacando fotos de mujeres semidesnudas y en poses provocativas, porque es la forma que tienen de vender ese periódico o como se llame. Recordamos aún el caso de una publicación dirigida por Jorge Chaves, que fue cerrada por negarse a vender la revista CHAVESPECTACULOS, en bolsa cerrada, ya que los semidesnudos que se publicaban podían estar al alcance de los ojos de los niños. Suponemos que en el caso de La Teja, los niños cierran los ojos cada vez que pasan por un puesto de periódicos. También parece que lo hacen las organizaciones que defienden la dignidad de la mujer, porque tampoco hemos oído sus voces de protesta.

No somos defensores de oficio de La Extra y de su director don William Gómez, y como muchos repudiamos la forma en que se publica la muerte, no sólo del futbolista nacional, sino de todas las personas, indocumentadas, trabajadores extranjeros e indigentes, que han sido exhibidas en esas páginas. Porque todos los deudos merecen respeto, aunque sus familiares no hayan sido seleccionados nacionales.

Pero, si se va a hacer una campaña de este tipo, consideramos que deben incluirse a todos los medios que prostituyen la profesión del periodista. Desde los que tuercen u ocultan la verdad en beneficio de los intereses económicos de algunos, hasta los que usan la imagen de la mujer para venderlas como kilos de carne en publicaciones de venta libre.

Con respecto a La Extra, conocemos la trayectoria de don William Gómez, y sabemos que meditará la campaña que se ha hecho en contra de su Grupo y sabrá tomar las medidas del caso. En relación con los bienintencionados  que se han unido a esta campaña, les recordamos que en muchos casos hay intereses bastardos que pueden moverse detrás de ella.  A los otros, nada más les recordamos la máxima bíblica. El que esté libre de pecado, que lance la primera piedra.

 

Anuncios

NUEVAMENTE DIARIO EXTRA DENUNCIA CORRUPCION ESTATAL

Si no hubiera sido por Diario Extra, los costarricenses no nos hubièramos enterado del inmenso negocio que se escondìa detràs de la inauguraciòn del Estadio Nacional de Costa Rica, donado por la Repùblica Popular de China.
Este periòdico se ha distinguido por dar espacio para que los costarricenses que no piensan como el gobierno, ni han metido sus sucias manos regalando nuestra estructura estatal para bien de unos pocos nacionales y de compañìas extranjeras. En el caso de la apertura de la telefonìa celular ha sido claro como la Superintendencia de Telecomunicaciones se ha prestado a presiones de intereses bastardos para subvencionar la interconexiòn a las compañìas extranjeras. El Presidente Ejecutivo del ICE Eduardo Doryan incluso iba a presentar una querella judicial, ya que se estaba despojando al ICE a favor de las compañìas extranjeras y luego, siguiendo quien sabe que instrucciones no lo hizo. Nos tomamos la libertad de reproducir el artìculo del señor Jaime Ordoñez donde se deja en CLARO el sucio negocio de la concesiòn TELEFONICALa columna de Jaime Ordóñez
De cómo usted y yo vamos a financiar a d. carlos slim y a telefónicaQuiero referirme a un caso que me parece, además de ilegal, inmoral. Como los niveles de corrupción de Costa Rica se acercan cada día más a los peores ejemplos de América Latina, y cada semana hay un caso nuevo que reta la imaginación, y la cleptocracia política se mueve cada día más a sus anchas y los altos dirigentes electorales más parecen tenderos y mercaderes fenicios (dicho sea lo anterior con perdón de los mercaderes y los fenicios, gente honorable quienes lucran sólo con lo privado, pero no con lo público), no creo que esta pequeña columna cambie absolutamente nada. Lo digo con tristeza. Hay mucho de domesticado y desinformado en nuestra población; hay mucho de mediocridad ramplona de tantos que, por temor o por acomodo, se callan, ocultan o se ponen una venda en los ojos; hay mucho opinador profesional complaciente y palaciego; hay mucho periodismo parcial, dependiente y chato.
En todo caso, allí va una vez más la denuncia que ya otros han hecho: Buena parte de la operación en telefonía celular privada –que ya ha sido adjudicada a las dos grandes empresas mundiales de comunicaciones (CLARO y Telefónica)– se montará sobre las redes públicas del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), empresa público estatal que los costarricenses hemos financiado con nuestros impuestos durante los últimos 40 años.- En sentido estricto, tanto Ud. (quien lee este artículo) como yo somos dueños de, al menos, una torre, parte del cableado y parte de la tecnología existente, de toda esa inmensa infraestructura valorada en varios cientos de millones de dólares, sino más. Una red y una institución que, hasta hace muy poco, estaba reconocida en América Latina como ejemplar, y con una de las mejores coberturas del Continente. Todos los costarricenses somos co-dueños de esa red, porque la hemos financiado con nuestros impuestos. Es un bien público.-

Pues resulta que la Superintendencia de Comunicaciones (SUTEL) dictó el 12 de noviembre de 2010 la resolución No. RCS-496.2010, la cual es, a mi juicio, totalmente ilegal, además de inmoral. Mediante esa resolución se fijaron tarifas de interconexión para usar la infraestructura de telecomunicaciones del ICE con subsidios, regalando prácticamente toda esa infraestructura que nos tomó medio siglo construir. Ni siquiera se cobró el costo real ni la tarifa promedio de interconexión internacional, la cual es de US$ 0,11 por minuto –de acuerdo a todos los informes internacionales de los años 2009 y 2010– sino que se fijó en un 400% menos, es decir es cerca de US$ 0,04 por minuto, es decir, la cuarta parte.
Repito: la SUTEL obligó al ICE a dar toda nuestra infraestructura pública en telecomunicaciones a menos de la cuarta parte del precio internacional, a un precio ridículo. Y en esta última semana ya sabemos a quienes vamos a subsidiar nosotros los costarricenses, dándoles casi regalada toda la infraestructura que construimos en los últimos 50 años. A las grandes empresas CLARO y Teléfonica. ¡Nadie sabe para quién trabaja! Y aclaro que no tengo nada contra D. Carlos Slim de CLARO, ni tampoco contra los distinguidos españoles dueños de Telefónica. Ellos están en su negocio. Contra quienes sí tengo algo personal, como dice Serrat, es contra sus socios-políticos-empresarios nacionales, malinchistas de última, dispuestos a vender la patria por un plato de lentejas