POR QUE NO REGRESAS GUY FAWKES?

“Recuerden, recuerden el 5 de noviembre. Conspiración, pólvora y traición. No veo la demora y siempre es la hora para evocarla sin dilación”

Nuestro sentido homenaje a un héroe, Guy Fawkes.

El 5 de noviembre de 1605, Guy Fawkes, quien  había nacido en York el 13 de abril de 1570 y había servido al ejército español en los Países Bajos, fue hecho prisionero por intentar volar el Parlamento Británico como una forma de liberar a ese país de las persecuciones religiosas. Torturado, se negó a ejecutar a sus cómplices y fue ejecutado el 31 de enero de 1606. Posterior a su muerte, la persecución que se desató contra el catolicismo en Gran Bretaña fue atroz.

La fecha de su muerte, se celebra en ese país como una burla a su memoria, y su imagen se quema en hogueras.

Sin embargo, casi cuatrocientos después la película V de Vendetta, se inspira en la figura de Guy Fawkes, y lo reivindica como el justiciero que viene a liberar a su país de una tiranía fascista, en donde la señora Justicia estaba de vacaciones. A partir de esa fecha su imagen  reivindicada  se ha tomado como un  símbolo en la lucha contra un  sistema de gobierno globalizado y corrupto que nos quita la libertad, nos idiotiza y nos mata de hambre para enriquecer a unos cuantos. Al final se ha hecho cierta la frase de inicio de la película

“Nos dicen que recordemos los ideales, no al hombre, porque con un hombre se puede acabar. Pueden detenerle, pueden matarle, pueden olvidarle, pero 400 años más tarde  sus ideales pueden seguir cambiando el mundo”

La máscara de Guy Fawkes, la portan hoy con  orgullo muchos luchadores por la libertad y la supervivencia de la raza humana y en las últimas elecciones parlamentarias realizadas en España, fue común encontrar la leyenda. Vote por Guy Fawkes, el único hombre que ha llegado al Parlamento con  intenciones honestas.

Costa Rica no ha sido la excepción. Hoy tenemos el Parlamento más indecente que se puede recordar en muchos años. Primero, un grupo de diputados y diputadas trataron de aumentarse sus sueldos a cifras astronómicas. Luego, trataron de construirse un edificio, porque según decían el que hoy ocupan estaba lleno de ratas, y que a ellos nos les gustaba la competencia. Olvidaron que “Este Pueblo no necesita edificios, este Pueblo necesita esperanza”. En ese momento ocultaron que el país estaba ante una crisis económica que podía estallar en cualquier momento.

Posteriormente, la Presidenta Chinchilla, presenta un regresivo paquete de impuestos ante la Asamblea Legislativa, pero sin  negarse a recortar las sumas astronómicas que se giran para mantener cuerpos represivos como la DIS y a una pléyade de ineptos que se engordan con los fondos de los costarricenses, cuyo único mérito ha sido arrastrarse ante los políticos de turno.

El paquete de impuestos no debía preocuparnos, había suficientes votos para combatirlo. Hasta que surge la figura del eterno perdedor Ottón Solís Fallas. Él quien después de haber sido ampliamente derrotado en las pasadas elecciones renunció para siempre a sus aspiraciones presidenciales, y que no tiene posición oficial algún a en su partido, fue  a negociar entre la sombra con la Presidenta Chinchilla, para pasar el regresivo paquete. La posición de Solís no nos extraña. Es una actitud de venganza contra un pueblo que lo ha rechazado en tres ocasiones o bien en un imbécil que fue usado por el gobierno, para sacarlo del atolladero y además desprestigiarlo Si llama la atención el servilismo (raras excepciones) de la fracción parlamentaria del Partido Acción Ciudadana, quienes simplemente agacharon la cabeza y votaron a favor de imponerles la mordaza a los diputados que se oponían a este adefesio impositivo.  No fue acaso el mismo Partido Acción Ciudadana el que siempre se quejó de esta maniobra antidemocrática, cuando la aplicó el anterior mandatario, Oscar Arias Sánchez, para pasar todas las leyes del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos?. No hay duda, el Partido Acción Ciudadana, al igual que el Movimiento Libertario, han hecho todo lo posible para desprestigiarse y desaparecer como partidos, sin siquiera haber ocupado la Presidencia de la República.

Para terminar de desprestigiar esta Asamblea Legislativa, aparece la figura del diputado liberacionista Jorge Alberto Angulo Mora, quien en este momento está siendo investigado, por extorsión y otra serie de delitos, que avergonzarían a un reo de máxima seguridad del Centro Penitenciario La Reforma. A pesar de la presión de los demás diputados y diputadas, incluso de su propio partido, para que renuncie a la inmunidad parlamentaria, se niega a hacerlo. Lo que hizo fue montar una lacrimosa conferencia de prensa donde llevó a su mamá, nietos y resto de la familia, para denunciar que está siendo perseguido por los medios de comunicación. Si se pregunta cómo esta clase de figuras pueden llegar al Parlamento, la explicación es muy fácil. En el antidemocrático sistema electoral costarricense, a usted lo obligan a votar por una lista de personas, propuestas por un partido. Al final usted no sabe si está votando por un prócer, por un imbécil o por un ladrón. Esto nunca será cambiado por los partidos políticos, porque la venta de puestos elegibles es un magnífico negocio en Costa Rica.

Ante este panorama que se nos presenta, de una Asamblea Legislativa, formada (raras excepciones) por borregos, imbéciles y personas cuestionadas, no nos queda más en este 5 de noviembre que evocar a GUY FAWKES y pedirle que salga de su tumba y venga a librarnos de esta plaga.

 Por qué no resucitas GUY FAWKES y terminas de una vez por todas con tanto servil, corrupto e incapaz que ocupa una curul en la Asamblea Legislativa de Costa Rica.?

Doña Laura busque verdaderas soluciones al problema de la Caja.

Doña Laura Chinchilla Miranda, Presidenta de Costa Rica, mucho gusto de saludarla.
Muy preocupado con el discurso que pronunció Usted el día de ayer por radio y televisión.  Supuestamente se iba a hablar de soluciones y tristemente, fue lo único que no se hizo.
Doña Laura, perdone pero Usted tiene soluciones bastante viables en su despacho que en realidad no la comprometen.
Está para firmar el artículo 78 de la Ley de Protección al trabajador N°7983 que desde el año 2000 fue promulgado:
“ARTÍCULO 78. Recursos para el fortalecimiento del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte

Establécese una contribución hasta del quince por ciento (15%) de las utilidades de las empresas públicas del Estado, con el propósito de fortelecer el Régimen de InvalidezVejez y Muerte de la CCSS, en cuanto a su financiamiento y para universalizar la cobertura de la CCSS a los sectores de trabajadores no asalariados en condiciones de pobreza. El monto de la contribución será establecido por el Poder Ejecutivo, según la recomendación que realizará la CCSS conforme a los estudios actuariales”.

 Estamos hablando de muchos miles de millones de colones que la Caja ha dejado de percibir por cuestiones meramente políticas.  Por favor actúe a la mayor brevedad posible y fírmelo.

En otro orden de cosas, me sorprende muchísimo el hecho de que una vez más el gobierno encubre a los patronos morosos.  Son 160 mil millones de colones que estos patronos inescrupulosos adeudan a nuestra seguridad social. ¿por qué Usted ni siquiera hizo mención de ello?

Ya los gobiernos no pueden seguir ocultando el sol con un dedo, casos como el que acaba de ocurrir con la señora Alexandra Pino Mora designada como Ministra Consejera en Berna, Suiza, que recibió un salario mensual de $8.302.00 sin haber asumido las funciones encomendadas, quien es esposa de John Roberto Marsell Carballo, hijo a su vez del magnate de las exportaciones de Helechos John Smoll Marsell Baker que prácticamente tiene copadas las faldas del Volcán Poas, quien con sus representadas adeuda a la CCSS la increíble suma de  ₡907.162.942.00
Curiosamente estos poderosos empresarios tienen más poder que el gobierno ya que se vuelven intocables.
Lo que más me preocupa es que se está llevando a cabo una reunión con la Junta Directiva de la Caja, me pregunto ¿para qué? si ésta, salvo dos excepciones son piezas del gobierno que únicamente reciben órdenes.
Ahora bien, después de todo este show creo y casi que puedo afirmar, el Poder Ejecutivo está fraguando la privatización paulatina de nuestra Seguridad Social, disqué, para que los Costarricenses no perdamos nuestro trapito de dominguear, la Caja Costarricense de Seguro Social.
Por favor doña Laura gobierne para LOS COSTARRICENSES y no para un grupito.
 
Atentamente;
 
Roberto Mora Salazar
Céd: 1-396-099

El último voto de mi vida

Esta es una colaboración recibida. Aunque no compartamos en todo lo que dice el artículo, con gusto los reproducimos

El 7 de febrero me presenté temprano a la mesa de votación que se me había asignado. La misma fue abierta por los mercenarios electorales, perdón, auxiliares electorales, ya que ningún partido político había designado miembros de mesa, o bien si alguno lo había hecho, estos no se habían hecho presentes. Recordé aquellos tiempos en que los ciudadanos se sentían orgullosos de servir en una mesa electoral sin remuneración alguna y a veces sin recibir siquiera alimentación. Pero, supongo que por los continuos actos de corrupción de los políticos este amor por los comicios se ha ido apagando. Ahora es más fácil presentarse ante el Tribunal Supremo de Elecciones, solicitar un puesto de éstos y ganarse cincuenta mil colones en un día. Poco después me di cuenta que yo era el único que estaba allí por amor a mi Partido. Me pregunté si yo sería un idealista o un imbécil.

Las cosas transcurrían normalmente hasta que llegó un  payaso preguntando cuántas personas habían votado. Cuando le dieron el número, que dicho sea de paso el no tenía ningún derecho a pedir, porque no era fiscal de partido alguno, empezó a despotricar. Cómo es posible que los costarricenses desperdicien así el derecho al voto. De seguir así terminaremos en manos de los comunistas ladrones, gritaba.

Dejé que saliera de la mesa y le seguí. Le indiqué que por qué si era tan amante del sistema, por qué no había aceptado un puesto en una mesa electoral sin pedir remuneración alguna. Le hice ver que yo era uno de esos comunistas que él tanto temía y que había aceptado el puesto de fiscal sin remuneración alguna y que don Rafael Angel Calderón, don José María Figueres y don Miguel Angel Rodriguez, no eran comunistas. No me contestó nada, simplemente salió.

Posteriormente tuve que hacer una consulta al delegado del Tribunal Supremo de Elecciones. Sacó un librito, parece que preparado para retrasados mentales y me dijo que aunque fuera Fiscal General, no podía trasladarme a otra mesa porque el librito no lo decía. Le dije que consultara el Código Electoral pero no lo tenía. Me dio la impresión que no había leído ni el forro.

Al final me trasladé a otra mesa, bien problemática por cierto, pero antes de llegar a ella vi un acto que me causó náuseas. Un grupo salía de un barrio marginal, guiado por una persona uniformada con los colores del partido oficial. Los llevaba a votar a cambio de unas bolsas de comida que habían repartido en la barriada. Qué asco. Habría que averiguar de dónde salió esa comida, porque de las arcas de Laura Chinchilla no fue.

Avanzada  la noche pudimos cerrar la mesa, firmé el acta y me retiré molido.

Entonces me enteré de los resultados. En ese momento me di cuenta de que como dijo Einsten hay dos cosas que son infinitas, el Universo y la Imbecilidad. Laura Chinchilla había ganado por barrida. Parece que a la gente se le olvidó el caso de Fernando Zumbado, que botó los millones de colones que había donado el gobierno de Taiwán para construir casas para gente pobre, en asesorías para sus amigotes y que había quedado impune. El de Roberto Dobles, que obtuvo beneficios para sus empresas como Ministro y a pesar de que renunció siguió ejerciendo como tal. El caso de la gorda Clara Zomer y su almuerzo en un restaurante de lujo. Los robos en la Comisión Nacional de Emergencia, lo cual no es nada nuevo porque en todos los gobiernos la saquean. El memorando del miedo de Kevin Casas y Fernando Sánchez. El apoyo financiero descarado de los banqueros privados a la candidatura de Chinchilla a cambio de desaparecer la banca estatal. No me pude explicar cómo la gente había votado masivamente por esa clase de pillos.

Luego me enteré de la alta votación que había obtenido Otto Guevara con su estúpida campaña del viejo chingo, ofreciendo al pueblo lo que quería oír, pero sin decirle cómo se lo iba a dar. Una campaña tan vacía de ideas como de catecismo  la cabecita de la novia del candidato.

Para terminar de decepcionarme, me enteré de la alta votación que había obtenido el partido en el poder en la zona norte. Se les habría olvidado que por los chorizos con los chinos, el gobierno había pateado a los de Taiwán y estos no habían efectuado la donación que hubiera permitido construir la carretera a San Carlos.

Supe también que la votación en la zona de Sardinal a favor del partido que luchó por ellos para que no se quedaran sin agua y se le entregara a los grandes urbanistas había sido ridícula.

Luego, me acerqué a mi partido y empecé a oír comentarios sobre el mesías sindical que había sido marginado. Que si lo hubieran puesto a él de candidato en primer lugar hubiéramos obtenido no sé cuantos diputados. Que le habían robado el puesto y otras cosas por el estilo. Entonces me pregunté, por qué el mesías sindical aceptó el tercer lugar por San José y de inmediato se retiró de la campaña política?. Si éramos un partido corrupto por qué no se retiró de él o si no lo éramos por qué no aceptó la opinión de la mayoría y luchó como todos lo hicimos.

Volví a mi casa en horas de la madrugada. Como no podía dormirme traté de ordenar las ideas. Me di cuenta de lo ridículo que había sido, me había quebrado el lomo todo el día. Para qué?. Al final que me importa a mi Sardinal si yo no vivo allí. Tal vez sus habitantes se den cuenta de que los engañaron  con falsas promesas, cuando no tengan agua ni para lavarse el culo. Para qué me maté? Para legitimar un sistema de mierda, que varias veces ha violado mis derechos fundamentales y que permite que mi patrono me robe mi oportunidad de tener una vejez digna porque evade las cuotas de la Caja Costarricense del Seguro Social,  comprando el silencio de los inspectores, que entregó el ICE y el INS a inversionistas extranjeros quien sabe a cambio de que.

Cuando me desperté tenía las ideas más claras.  Seguiré con mi partido, pero no volveré a trabajar en una mesa electoral. Dejaré que al país se lo termine de llevar puta. Que sigan privatizando, como decía Saramago hasta la puta que los parió a todos. Ese fue el criterio de la mayoría y debo respetarlo.

Pero si puedo estar seguro de una cosa, el 7 de febrero de 2010, emití el último voto de mi vida.