OSCAR ARIAS Y SUS CUESTIONADAS MINISTRAS

Si hay una cualidad que se le debe reconocer al gobierno de Arias, es la lealtad hacia sus  diputadas que han renunciado a su curul para ocupar puestos en el Poder Ejecutivo, aún a costa de la justicia y la seguridad del país.

En una de las tantas mentiras de campaña política, el grupo de los Arias, anunció que tenía mil personas, altamente capacitadas para ocupar puestos públicos y que desde antes de las elecciones, estos mil ungidos estaban trabajando para el bien del país.

Después de su escuálido triunfo, Arias se vio en apuros para formar su gabinete, lo que demostró que los famosos ungidos no existían, o bien preferían trabajar a favor de sus bolsillos, desde la empresa privada, beneficiándose de las medidas que tomara el gobierno para favorecerlos, las cuales no han sido pocas.

El problema comenzó cuando los actos de corrupción y otros asuntos empezaron a sacudir al gobierno. El  demagogo Fernando Zumbado tuvo que renunciar al Ministerio de Vivienda, por los asquerosos motivos que todos conocemos. Entonces Arias  llamó a Clara Zomer quien ocupaba una curul en la Asamblea Legislativa.  Meses después se da a conocer el tristemente célebre almuerzo celebrado en el Restaurante Cerutti, en el que participan la Ministra Zomer y otros dos directivos del Banco Hipotecario de la Vivienda, lo que produce la renuncia del Gerente del Banco, Ennio Rodríguez y que el informe de la Auditoría Interna del Banco sea hecho del conocimiento del Consejo de Gobierno, en el cual los titiriteros Arias logran que se absuelva de toda sanción, incluso moral, a la Ministra Zomer y a los directivos del Banco involucrados. En este caso, puedo más la lealtad a una Ministra que la afrenta hecha al pueblo, al haber hecho fiesta con los dineros que estaban destinados a la construcción de viviendas de interés social. Uno se pregunta, si cuatro personas participaron en el mismo acto, cómo es posible que solamente se sancione a Ennio Rodríguez, quien fue juzgado y condenado por la Junta Directiva del BANHVI, o sea por las mismas personas que participaron en el festín?

El otro caso es el del Ministerio de Seguridad Pública. Cuando comenzó el gobierno Arias Sánchez,  la candidata lógica a ese Ministerio era la vicepresidenta Laura Chinchilla, por su experiencia en el puesto y sus conocimientos en materia de seguridad. Sin embargo, para ella se tenían otras intenciones en el ajedrez político de los Arias. Se le nombró en un Ministerio que nunca produce problemas como el Ministerio de Justicia, privándose de esta forma al país de poder contra con los servicios de una magnífica funcionaria. Conste que a pesar de que doña Laura nos ha defraudado, en sus últimos años en la gestión pública, no por eso le vamos a quitar los méritos que tiene. Los motivos por los que nos ha defraudado los comentaremos posteriormente.

En su lugar se nombró a don Fernando Berrocal  quien estaba haciendo una labor aceptable, hasta que alguien lo embarcó con el cuento de las computadoras de las FARC. Don Fernando encontró que era el mejor momento de quedar bien con la derecha del país, destruyendo honras como la del diputado Merino, el expresidente Carazo y don Eduardo Mora Valverde. El problema es que se enredó de tal manera en su trama que involucró también a personeros del Partido Unidad Social Cristiana, quienes obligaron a Arias a cesarlo en su puesto.

Entonces, con un empecinamiento digno de mejor causa, el Presidente Arias nombró en ese puesto a otra de sus diputadas. La señora Janinia Del Vechio Ugalde, quien tiene una amplia experiencia en labores docentes, pero de seguridad no conoce absolutamente nada. Ante la protesta popular casi unánime por este nombramiento, Arias se justificó diciendo que se debía al machismo imperante en el país.

Sin embargo para verdades el tiempo. A pesar de las mentiras sobre la lucha contra el tráfico de drogas y la seguridad del país que se dejó decir la Ministra ante la Cadena CNN, la cual, de todas formas está acostumbrada a trasmitir mentiras, la verdadera situación de la Seguridad Pública en Costa Rica, quedó al desnudo ante el público, la semana pasada.

Es un secreto a voces que la zona fronteriza con  Panamá, se le ha ido del las manos al gobierno costarricense, ya que en este sito ocurren ejecuciones casi a diario, tumbonazos de droga y toda clase de delitos. Según se rumora quien realmente gobierna en esta zona, gracias a la completa ineptitud de la Ministra de Seguridad Pública,  es el Cartel de Sinaloa.

El máximo ridículo, que ya debe ser de conocimiento mundial, fue el robo de 325 kilos de cocaína que llevó a cabo un comando en la Fiscalía de Golfito. Esta droga había sido decomisada cuatro días antes y estaba custodiada solamente por tres ingenuos policías, quienes incluso le abrieron la puerta a los asaltantes.

Sin embargo, Arias continúa y creemos que continuará insensible ante las voces de protesta contra la ineptitud de su Ministra Lo único que ha hecho es nombrarle como Asesor al experto en Seguridad Álvaro Ramos, quien ha tenido que desempeñar  desde la oscuridad  ya que la ministra además de inepta es orgullosa, el triste papel de Cirineo de esta funcionaria incapaz y prepotente.

Basamos esta afirmación en lo sucedido al viceministro Gerardo Láscarez, quien con un amplio historial al frente del Organismo de Investigación Judicial, era el único que sabía de seguridad en el Ministerio de Seguridad Pública costarricense. Fue obligado a renunciar por la Ministra, por el único delito de haber dado declaraciones a la prensa sin el consentimiento de la  tiránica Ministra.

No hay duda que este empecinamiento de Arias está produciendo, no sólo el ridículo del país a nivel mundial, sino que aumente el grado de inseguridad que vive el país. También ha servido para dejar al descubierto la mentira de los mil ungidos, la cual se une a la de los BMW ofrecidos a los trabajadores de las maquilas durante la tramitación del TLC, quienes ahora no solo no cuentan con el vehículo prometido, sino que ni siquiera pudieron mantener los trabajos que supuestamente estaban en peligro si no se aprobaba el TLC con los Estados Unidos.

Anuncios

ROBERTO DOBLES, LA CAIDA DE UN DEPREDADOR AMBIENTAL

El 6 de marzo, el Ministro Roberto Dobles, presentó su renuncia como Ministro del Ambiente, obligado, por presiones de los partidos de oposición, principalmente el Partido Acción Ciudadana y Frente Amplio. La gota que derramó el vaso y forzó la renuncia de este nefasto funcionario, fue haber firmado de su puño y letra, una concesión para la explotación de material en el Río Aranjuez, a favor de la empresa Agricultura Mecanizada Chapernal S.A. En esta empresa aparece como vicepresidente el padre del Ministro Jorge Dobles Sánchez quien a la vez es primo hermano del mandatario Oscar Arias Sánchez.
También está ligada a esta negociación la empresa MORVAVILL S.A., en la que aparece como secretaria María del Carmen Rojas López, esposa del Ministro Dobles.
Este escándalo con las concesiones de explotación de recursos naturales se une al del Vice Ministro de Obras Públicas, Pedro Castro Fernández, quien también recibió una concesión minera a nombre de la empresa familiar Las Cóncavas S.A., de la que es representante legal la madre del viceministro.
La caída de Dobles ha sido el resultado de su pésima y cuestionada gestión como Ministro del Ambiente. Además de este negocio, estuvo involucrado en la cuestionada negociación del acueducto de Sardinal, el cual pretendía saquear el agua de esta región guanacasteca a favor de desarrolladores privados. Posteriormente, fue el traslado de fondos públicos para que fueran administradas por organizaciones privadas. A esto se une también el proyecto de minería a cielo abierto Las Crucitas, desarrollado por Industrias Infinito, el cual fue declarado de utilidad pública por el presidente Arias Sánchez y Roberto Dobles.
El negocio que se estaba entregando a los familiares de Dobles era fabuloso. Podían extraer ocho mil metros cúbicos de material por mes, para construir caminos en terrenos propiedad de sus empresas.
La caída de Dobles, el cual sigue siendo defendido a capa y espada por el Presidente Arias Sánchez, demuestra el poder que ha adquirido la clase industrial de nuestro país, la cual busca llegar al gobierno solamente para satisfacer sus intereses personales, aunque el gobierno tape sus verdaderos intereses con verborrea hipócrita. Irónicamente este depredador del ambiente, fue el encargado de elaborar y publicitar el proyecto cínicamente llamado Paz con la Naturaleza.
Si el Ministro Depredador, no pudo completar la entrega total de los recursos del país esto se debió a la valiente actitud de denuncia de los periodistas de Telenoticias en el caso que provocó su renuncia y a la valiente lucha de los ciudadanos organizados, en los casos de Sardinal y Las Crucitas.
Esto nos llena de esperanza. Demuestra que todo en nuestro país está perdido. La participación ciudadana debe servir de freno a Dobles y a todos los depredadores que le sigan. La gente no debe temerle al Gobierno, el Gobierno debe temerle a la gente.