COSTARRICENSE. DIGA NO A LA CERDOCRACIA

Aunque los políticos y los señores Magistrados traten de hacer ver lo contrario, la apatía de los costarricenses, ante las próximas elecciones es palpable. Durante mucho tiempo, la gente fue engañada, tanto por el Tribunal Supremo de Elecciones, como por los candidatos de los partidos políticos, haciéndole ver que las elecciones eran una fiesta para el pueblo. Se habló mucho de la Fiesta Electoral.
Pero los presidentes electos en las últimas fiestas se encargaron de demostrar la verdad de nuestras palabras de cuando dijimos hace cuatro años “ Costarricense, pronto lo llamarán a elecciones y le dirán que es una fiesta, desengáñese, la fiesta la hacen con usted.” Dos de los ex presidentes se encuentran en este momento esperando juicio por tráfico de influencias, uno de ellos se encuentra en fuga en Europa y el que aún nos gobierna, pasará a la historia como jefe de estado más inepto que ha tenido el país desde el día de la Independencia hasta nuestros días.
La apatía es manifiesta. Nadie, excepto tal vez los que esperan pegarse a las ubres del Estado lucen banderas o calcomanías en sus vehículos, las pitoretas de estos se han silenciado, la gente no está dispuesta a poner banderas en sus casas y las plazas públicas que ha celebrado el Premio Nóbel de la Paz, parecen más bien conciertos musicales, porque la gente ya no está dispuesta a perder su tiempo, para asistir a plazas públicas a escuchar las mentiras y estupideces de unos cuantos demagogos.
Hemos visto incluso a don Oscar Arias visitar poblaciones marginales, mientras durante estos años solo frecuentó el círculo de sus socios del Grupo Sama, entre los que se encuentran altos dignatarios de la Iglesia Católica. También en los últimos días apareció don Otto Guevara, impecablemente vestido recogiendo basura en el Cantón de Tibás, al cual sus demagogos regidores han convertido en un vertedero al aire libre. Lo que quisiéramos preguntar a los vecinos de Tibás si después de esto don Otto siguió lleno de recogerles la basura todas las semanas.
Finalmente don Otón Solís se nos presenta haciendo trabajos de campesino, los que no dudamos realizó en su niñez y juventud junto con sus hermanos. Lástima que la familia Solís Fallas no continuó todo el tiempo con esas labores, sino que después trocó los instrumentos de labranza por el protocolo de notarios sin escrúpulos para usar su poder económico lucrando con la miseria del cantón de Pérez Zeledón, financiando indirectamente a los coyotes que introducen ilegales en los Estados Unidos. Tal vez don Otón nos podría informar antes de salir a votar, como él nos exhorta en su publicidad, cuántos humildes campesinos de Pérez Zeledón han perdido sus parcelas, por no haber podido pagar las deudas usuarias adquiridas con la familia Solís Fallas.
Una noche de éstas se quejaba doña Laura Chinchilla, en el programa Al Rojo Vivo de la periodista Leda García que los costarricenses hemos metido a todos los políticos en el mismo saco y les hemos dado a todos el calificativo de corruptos. Con todo el respeto que le tenemos a doña Laura le preguntaríamos: ¿Cuál fue el partido que llevó al Poder a don José María Figueres Olsen, el Fugitivo? Ha renunciado el señor Rafael Ángel Chinchilla, su señor padre a la pensión de lujo que recibe como ex Contralor General de la República. ?
Debido a una denuncia publicada por la señora Milena Castro, nos hemos enterado de la última atrocidad llevada a cabo por Oscar Arias Sánchez. Si usted ha visitado la Avenida Central de San José, en los últimos días, se habrá dado cuenta de que un grupo de mujeres y niños, uniformados con camisetas verdes y banderas del Partido Liberación Nacional, se pasean por esta vía durante varias horas. Cualquiera diría que representan el fervor del pueblo por el Águila Nobeliana. Pues no, muchos han manifestado que desprecian a esta figura política y que hacen esto solamente porque les pagan una suma equivalente a quince dólares diarios y les regalan el almuerzo. O sea, el que se dice salvador del país, no ha dudado en usar la miseria de muchos de nuestros conciudadanos para alcanzar sus fines electoreros.
Esto explica la apatía de los costarricenses. Esto explica también el por qué a menos de dos semanas de las elecciones más de la mitad de los integrantes de las mesas electorales se han negado a juramentarse.
Es hora de terminar con tanto engaño y con tanta burla a la miseria del pueblo. El próximo 5 de febrero todos los costarricenses honestos debemos de dejar de participar en esa fiesta de cerdos que se llaman elecciones, debemos de dejar de servir de andamio para que otros alcancen las ubres de los puestos del Estado.
Es hora de decir a coro NO A LA CERDOCRACIA.

Anuncios

POBRE RICARDO TOLEDO

Aunque reconocemos que don Ricardo Toledo Carranza siempre nos causó repulsión, principalmente por considerarlo como una copia china ( por su mala calidad y falta de originalidad) del actual presidente Pacheco, ahora nos causa lástima, porque ha resultado un candidato tan malo que parece que lo hubiera escogido Oscar Arias.

El Partido Unidad, después de los escándalos de los expresidentes Calderón y Rodríguez, unido al gobierno más nefasto que registra la historia costarricense, estaba casi predestinado a una derrota contundente. Por ese motivo sus altos dirigentes buscaron a alguien que no tuviera imagen alguna que quemar y que a la vez garantizara una votación aceptable que garantizara que la deuda política no se le iba a ver totalmente disminuida a este partido. Por ese motivo se acercaron a ciudadanos respetables como don Arnoldo López Echandi y don Germán Serrano Pinto, quienes no estuvieron dispuestos a servir de saco para practicar boxeo durante esta campaña.

Por eso desesperadamente buscaron a alguien que quisiera hacer un streap tease político, sin ningún rubor. Valientemente don Ricardo Toledo se ofreció para aceptar este desagradable reto. En un acto suicida cedió la cuota de los diputados que podía escoger a dedo, y dejó todo a una Asamblea de títeres cuyas cuerdas manejaba desde su casa cárcel el ex presidente Calderón, la elección de la papeleta de diputados. De esta forma ninguno de los allegados o aprovechados que rodeaban a don Ricardo Toledo pudo postularse en la papeleta de diputados del Partido Unidad Social Cristiana. Ante tal desprecio, don Ricardo sufrió una rabieta y se retiró de el Asamblea General de su partido, después de haber presentado su renuncia como candidato. Según dicen los bien pensados se fue a refugiar a llorar su despecho en su casa de habitación, según los mal pensados, fue a ahogar sus penas en el Hotel Talamanca, de donde es cliente asiduo.

Al ver que el partido se quedaba hasta sin candidato a Presidente, rápidamente lo llamaron y lo convencieron de que volviera. Pudo más la vocación de desnudista de don Ricardo que su dignidad herida y en pocas horas se encontraba nuevamente en la papeleta presidencial del Partido Unidad, la cual fue entregada totalmente a los partidarios de don Abel Pacheco, con el fin de que esta tendencia desaparezca totalmente después del descalabro que de seguro sufrirá su fórmula presidencial el próximo 5 de febrero.

Cosa diferente sucedió con la papeleta a diputados. En el primer lugar por San José fue nombrado don Jorge Eduardo Sánchez ( Secretario General del Partido), Debe destacarse que don Jorge Eduardo es representante del cantón de Pérez Zeledón, al cual siempre se le ha asignado el sexto lugar de la papeleta. Pero, a como está la cosa de difícil para este remedo de partido prefirieron dejar al Cantón Central de San José sin candidato elegible que a Nalguitas sin su añorada diputación.

Algo parecido pasó en la Provincia de Alajuela. Doña Lorena Vázquez, Presidenta nominal del Partido Unidad fue nombrada en el primer lugar por esta Provincia, a pesar de representar al cantón de San Ramón al que siempre le ha correspondido el tercer lugar de la fórmula. Por tanto con solo obtener quince mil votos en esta provincia la señora Vázquez alcanzará una diputación como premio a su incondicionalidad con el licenciado Calderón Fournier.

En el momento que se escribe este artículo, el pobre don Ricardo Toledo no alcanza ni el tres por ciento de los votos probables. Sin embargo alguien ha querido hacerle un daño mayor, y se ha rumorado que don Randall Quirós, el pésimo Ministro de Transportes del Gobierno de Pacheco seguiría ocupando este puesto en un hipotético gobierno de Toledo.

Esta jugada política de la una de las cabezas moribundas del bipartidismo deja claramente demostrado, el por qué a los costarricenses no se nos deja elegir diputados por nombre, sino que hay que votar por una papeleta en conjunto. Con esta forma antidemocrática de elegir a los vividores que se dicen ser nuestros representantes, un moribundo partido se garantiza que dos incondicionales a su líder cuestionado, lleguen a ocupar curules en la Asamblea Legislativa.
Por eso la publicidad del Partido Unidad se ha basado en los últimos días en estas figuras y no en las de su candidato presidencial.
Pero aún es tiempo de parar esta jugada maquiavélica. Instamos por este medio a los electores del Cantón Central de San José y del Cantón Central de Alajuela
a rechazar esta fórmula diputadil espuria.

MANIFIESTO DE UN ABSTENCIONISTA COSTARRICENSE

El próximo 5 de febrero de 2006, se llevarán a cabo las elecciones en Costa Rica, para elegir Presidente, Vicepresidentes, Diputados y Munícipes. Sin embargo, a pesar de que se me llame mal patriota, no pienso participar porque estoy en todo el derecho de hacerlo.

Conozco perfectamente que de acuerdo con la Constitución Política de Costa Rica, el voto es obligatorio. Sin embargo, me siento relevado de este mandato, ya que la Sala Constitucional, quien por ley debe ser el custodio de la Constitución, no dudó en retorcerla con tal de permitir que el bipartidismo pudiera presentar como candidato al ex presidente Oscar Arias Sánchez, usurpando el papel que solamente corresponde a la Asamblea Legislativa y a una Asamblea Constituyente. Por tanto, después de haberse dado este golpe de estado técnico, según mi criterio la Constitución no se encuentra vigente y ninguna autoridad tiene la autoridad moral para exigirme que la cumpla.

Durante la campaña pasada, los partidos Liberación Nacional y Unidad Social Cristiana, participaron en una gigantesca operación de lavado de dinero, para obtener fondos del narcotráfico y del tráfico de influencias, sin que nadie fuera castigado porque las leyes no contemplan este delito. Sin embargo, han pasado cuatro años y la Asamblea Legislativa no ha hecho absolutamente nada para castigar a quienes obtengan fondos en forma tan innoble. Por tanto, nada me garantiza que los recursos de esta campaña no provengan de la desgracia de los drogadictos o de empresas transnacionales que quieren firmar contratos leoninos con el próximo gobierno de la República.

Tampoco puedo votar para diputados sin tener un tremendo cargo de conciencia, porque los principales candidatos a estos puestos no fueron electos democráticamente. En Liberación Nacional, el dedo de Oscar Arias escogió a los ungidos. En el partido Unidad Social Cristiana, fueron los dos ex presidentes cuestionados por tráfico de influencias quienes los eligieron, dejando al pobre candidato presidencial don Ricardo Toledo, como un pobre payaso, escogido nada más para llevarse una aporreada en los próximos comicios. Y lo que más me duele, en el Partido Acción Ciudadana, fue el dedo de don Otón Solís quién ungió a los diputados elegibles. Lástima de partido. Tan joven y ya aprendió las mañas de los viejos corruptos.
Además, si me presento a votar no podré hacerlo por una persona, sino que me presentarán una lista de candidatos a diputados, por lo que yo no puedo saber si con mi voto estoy llevando a la Asamblea Legislativa a un ciudadano insigne, a un ladrón o a un imbécil.

Finalmente quiero resaltar la pobre campaña de ideas que han desarrollado durante la campaña política los principales candidatos. Solo me han dicho que el barco necesita capitán, que salga a votar y que Toledo es la fuerza de la Unidad. Ante la situación de un país que ocupa el segundo lugar en inflación en América Latina, y que el Gobierno de Abel Pacheco ha dejado convertido en un guiñapo desde el punto de vista económico y moral, esperaba planteamientos más serios. Ahora, como para cerrar con broche de oro don Oscar Arias y sus candidatos a vicepresidentes recorren el país, rodeados de un grupo de payasos para atraer la atención de los apáticos ciudadanos. Lo que no sé es quienes son más payasos, si ,los contratados para estos actos o los que gobernarán el país a partir del próximo 8 de mayo. Además, para qué don Oscar gastó dinero contratando payasos. De todos es conocida su amistad con don Abel Pacheco, razón por la cual, nada le costaba haberle pedido al señor Presidente que le cediera unos cuantos ministros, a quienes nada les cuesta hacer este papel, porque lo han estado haciendo desde que fueron nombrados.

Por las razones antes expuestas, me abstendré de votar. Dejaré que pase lo inevitable. Que gane don Oscar Arias y su grupo de neoliberales, con el fin de que implanten el modelo del derrame, el cual ya ha demostrado su ineficacia total, en la mayoría de los países de América Latina. Tal vez cuando el país toque fondo, sus ciudadanos despierten.

Respeto a los que piensan emitir su voto. Pero también les ruego que respeten mi manera de pensar. No estoy dispuesto a participar en unas elecciones que la misma Sala Constitucional convirtió en espurias y que por la falta de ideas de los candidatos participantes, me sentiría como un retrasado mental si le doy el apoyo a alguno de ellos.