OTTO GUEVARA Y LAS GARANTIAS LABORALES

ANTES DE VOTAR POR OTTO GUEVARA GUTH
CANDIDATO PARTIDO MOVIMIENTO LIBERTARIO
LEA LO SIGUIENTE:
El 9 de agosto del 2003, sucedió una tragedia en la empresa POCAMAR S.A que pertenece a la familia de Otto Guevara Guth. Esta tragedia pudo evitarse, pero no tuvieron voluntad.CARLOS ENRIQUE QUIROS ROMERO era un menor de edad de tan solo 14 años. Miembro de una familia muy pobre de Quepos, tuvo que buscar trabajo para poder ayudar a su mamá, quien se encuentra muy enferma y a su hermana mayor, que es discapacitada.En POCAMAR lo contrataron “para ayudarle”. Así fue como lo hicieron trabajar de lunes a sábado, desde las 06:00 a.m. hasta las 10:00 p.m. casi siempre pagándole un salario de ¢25,000.00 por semana, cuando en realidad le correspondían más de ¢45,430.00 de conformidad con lo que establece la legislación salarial, empezando por el Código de Trabajo.No lo aseguraron en la CCSS, ni en el INS. Le negaron las mínimas garantías a las que tenía derecho, ni siquiera le pagaron un salario justo. Carlos debía laborar 432 horas al mes, situación que es totalmente ilegal según el Código de Trabajo, pues solo se permite laborar un máximo de 324 horas.Carlos Enrique Quirós Romero murió el 09 de agosto del 2003, mientras trabajaba para POCAMAR S.A. Una vagoneta cargada por completo lo aplastó y arrastró por cerca de diez metros con las llantas traseras. Le arrancó una de sus piernas y lo destrozó por dentro… agonizó hasta llegar al hospital donde murió. El accidente de Carlos Enrique sucedió cuando salía de su trabajo como CHEQUEADOR DE VAGONETAS para los Guevara Guth, por el único camino que había para salir desde el río Naranjo, donde su patrón tiene o tenía una concesión para extraer materiales. Al llegar a la caseta de entrada tuvo el accidente (informe No. SRAP-328-2003 del Organismo de Investigación Judicial de Aguirre y Parrita)Los dueños de POCAMAR, al principio alegaron que Carlos Enrique no trabajaba para ellos y negaron parte de lo sucedido, pero los informes del Organismo de Investigación Judicial y el Instituto Nacional de Seguros determinaron lo contrario. Los señores Edwin Váquez M., Steven Méndez R., Alban Peralta B., Lidieth Cortés D., Omar Fallas G., Gerardo A. Romero C., Mario Aguilar M., Florencio Méndez M., Alban Peralta B. y Guillermo Castillo M. hicieron constar que Carlos Enrique Quirós Romero laboraba para la empresa POCAMAR S.A. que su jornada era desde las 06:00 a.m. a las 10:00 p.m. como Chequeador de Vagonetas y que le pagaban un salario de ¢25,000.00 por semana, dinero que se le pagaba en efectivo sin ningún comprobante de pago. Luego POCAMAR alegó que el accidente no se constituía en un Riesgo del Trabajo, pero nuevamente los inspectores del INS buscaron pruebas y determinaron que si lo era. Sin embargo, los Guevara Guth sostienen que no lo es y no quieren asumir su responsabilidad en esta tragedia.Carlos Enrique era un niño al que POCAMAR explotó en una de las formas más inhumanas del trabajo infantil: se aprovecharon de su inocencia y su necesidad para hacerlo trabajar jornadas ilegales pagándole un salario por debajo del mínimo legal y ni siquiera le brindaron la menor capacitación en seguridad, misma que quizás le hubiera salvado la vida. Menospreciaron su vida al punto que ni siquiera lo aseguraron para darle la mínima protección.Lo sucedido a Carlos Enrique no es una desgracia ajena, en nuestras familias existen muchos niños como Carlos, a quienes debemos defender de gente que primero los podría utilizar para enriquecerse y luego para levantar su imagen política diciendo cosas que no ha cumplido y no cumplirán a su favor.Si va a votar por Otto Guevara, piense ¿qué hará él de asumir la Presidencia de la República por nuestra niñez y nuestros jóvenes? ¿Le importarán de alguna forma?

Luis Alberto Salas SarkísCédula 1-560-606

Anuncios

COSTA RICA, DEMOCRACIA PARA LOS MILLONARIOS

Costa Rica se vende ante el mundo como un ejemplo de democracia. Nada más falso que esto. Cada cuatro años se realiza un sainete tendiente a hacer creer a la gente que realmente está eligiendo a su presidente, sus vicepresidentes, sus diputados y regidores. Todo esto, fiscalizado por un grupo de sanguijuelas de la Hacienda Pública llamado Tribunal Supremo de Elecciones. Hace pocos meses, se anunció un nuevo Código Electoral, que no viene a ser más que un remedo del anterior. Con sus mismos defectos y con la misma falta de participación para grupos populares pero que si garantiza la entronización de los grupos oligarcas, explotadores y vende patrias que han gobernado este país durante los últimos veinte años. Vampiros insaciables con el nombre de banqueros, depredadores con el manto de desarrolladores turísticos y su grupo de chupamedias que los rodean en los puestos públicos.

Primeramente esta farsa se organizaba entre los Partidos Liberación Nacional y la Unidad Social Cristiana. Era muy común encontrar que estos partidos tenían contribuyentes comunes, porque fuera cual fuera el que resultara electo, siempre iban a poder cobrar sus favores y a hacer negocios comunes.

Posteriormente se dieron dos fenómenos. La aparición del Partido Acción Ciudadana, cuyo candidato y líder  Ottón Solís, a pesar de pertenecer a una familia de agiotistas y terratenientes de la zona sur aparentemente no es de la confianza de la oligarquía, por su comportamiento errático, Esto unido al descubrimiento de los actos corruptos que habían realizado dos ex presidentes del Partido Unidad Social Cristiana y el haber llevado este partido a la Presidencia al más perfecto inepto mandatario que ha parido la tierra, terminó por dejar a ese partido casi extinto, con lo que se amenazó seriamente la existencia del bipartidismo y fomentó la existencia de movimientos netamente populares que si se unieran podrían consistir una amenaza para los expoliadores del trabajo de las mayorías.

Por eso la oligarquía ha tenido que recurrir al Movimiento Libertario, partido que en su comienzo enarboló la ideología que hundió a los Estados Unidos en la más profunda de sus crisis y que albergó a los representantes más derechistas del moribundo Partido Unidad Social Cristiana y de la Asociación Nacional de Fomento Económico. Para esta campaña este partido purgó o dejó tras bambalinas a quienes representaban su ideología como el economista Rigoberto  Stewart y a Federico Malavassi ya que a Raúl Costales verdadero ideólogo del partido lo habían desaparecido desde la campaña pasada, y tomó la bandera de la oposición al gobierno.

En su propaganda falsa y demagógica Otto Guevara, que recuerda mucho a Adolfo Hitler, ha dicho solamente lo que el pueblo quiere oír. Que dará seguridad ciudadana, sin indicar cómo y que hará eficiente a la Caja Costarricense de Seguro Social, cuando sabemos que este tipo de instituciones es totalmente opuesto a este tipo de instituciones solidarias. O sea el Movimiento Libertario o mandó su ideología original al carajo o es el verdadero lobo con piel de oveja.

Estos cantos de sirena han atraído aparentemente a algunos contrarios al continuismo de Arias, que no se han dado cuenta que Otto y Laura son títeres de los mismos titiriteros oligarcas, ladrones y explotadores  que los manejan tras el tinglado. Que al final votar por uno o por el otro es siempre votar por el continuismo y la corrupción.

La cantidad de millones que han botado estos partidos en una campaña mentirosa, insulsa, irrespetuosa y aparentemente preparada por y  para retrasados mentales, ha sido increíble. Los millones han fluido a las arcas de ambos partidos, en algunas operaciones que son harto dudosas, ascienden a más de doce mil millones de colones.

Por otra parte, tenemos a los otros partidos, entre los que incluimos al Partido Acción Ciudadana que no han tenido casi oportunidad para expresar sus ideas, precisamente porque en muchos de sus planteamientos están en contra de la oligarquía.

Creemos que para esto debe ser la contribución que da el estado por medio de la deuda política. Para que los ciudadanos organizados por medio de Partidos Políticos puedan exponer sus ideas, con el fin de que los ciudadanos puedan escoger al que consideren mejor, Pero esto el flamante Código Electoral no lo contempla, por lo que hemos tenido que ver a los otros partidos por medio de volantes y otros medios tratando de llevar su mensaje, ya que los medios de comunicación tradicionales, les niegan espacio por no poder pagar en efectivo las sumas millonarias que otros pagan por difundir hombres semidesnudos y promesas de la ex vicepresidenta de obras que nunca hizo cuando estaba en el poder.

Debemos rescatar el esfuerzo hecho por el Grupo Extra, que ha dado una lección de democracia dando cabida a todos los partidos en sus páginas y recibiendo pagos por medio de bonos de la deuda política.

Mientras el Tribunal Supremo de Elecciones no sólo no se avergüenza del adefesio de Código Electoral que nos rige, sino que se ha dedicado a perseguir a los militantes de partidos sin recursos que reparten volantes, porque no tienen los millones que tienen otros para propagar mentiras y estupideces.

Esta es la imagen de Costa Rica, la democracia de los ricos. El fraude no se hace en las mesas electorales. El fraude se gesta desde antes, manipulando la información a favor de los partidos adeptos a las clases gobernantes y llevando a las arcas de los partidos fondos de dudosa procedencia.

Como una humilde contribución a la verdadera democracia, hemos incluido la cuña publicitaria que Partido Frente Amplio no ha podido difundir por falta de recursos.

Si alguno de los otros partidos tienen cuñas que no pueden hacer públicas y no las pueden publicar por falta de recursos, por favor manden sus enlaces y la publicaremos en este blog.

LIBERTAD PARA SIEMPRE.